Noticias

Usuarios del tren SMART son en su mayoría blancos y ricos; mesa directiva discutirá costo del boleto

Kevin Fixler
Written by Kevin Fixler

El servicio de trenes del Norte de la Bahía ha estado en funcionamiento durante un año y medio, con un número de pasajeros estable, ingresos por tarifas un poco más altos que los esperados, y el trabajo de extensión de la línea que continúa a su terminal sur en Larkspur.

Pero un dilema clave sigue sin resolverse: ¿Cómo diversificar su base de pasajeros más allá del conjunto actual de pasajeros predominantemente blancos y acomodados?

Algunos miembros de la junta de la agencia Sonoma-Marin Area Rail Transit (SMART) el año pasado especularon públicamente si la estructura de precios del sistema estaba afectando la composición de los usuarios, rechazando con ello a pasajeros con bajos ingresos.

La mesa directiva de SMART se había comprometido previamente a la re-evaluación de la estructura de tarifas después del primer año de operaciones. Pero ahora, 18 meses desde que inició el servicio, la agencia aún tiene que llevar el asunto adelante para una discusión pública.

Farhad Mansourian, gerente general de SMART, no se comprometió este año y no aclaró cuándo exactamente daría ese paso.

El año pasado, en un taller público, le dijo a los miembros de la junta de SMART que tendría que esperar hasta principios de 2019. Dijo que el tiempo permitiría una mayor claridad sobre el resultado de un esfuerzo de derogación dirigido al impuesto a la gasolina del estado para mejoras de transporte, incluida la financiación para proyectos de SMART. La medida de la boleta fue rechazada en noviembre.

A mediados de febrero, SMART había transportado 1,052,372 pasajeros desde su lanzamiento en agosto de 2017. La agencia informó anteriormente que había superado su objetivo de ingresos proyectado para el primer año de $3.9 millones, en aproximadamente $260,000.

El sistema ferroviario está respaldado por un impuesto a las ventas de un centavo de dólar, aprobado por la mayoría de los votantes en los condados de Sonoma y Marín, en 2008.

Pero los resultados de la encuesta del año pasado, desde su primer estudio de pasajeros, mostraron que sus pasajeros son mucho más ricos y más blancos que la población general.

La encuesta encontró que el usuario promedio tiene 46 años, vive en un hogar para tres personas, gana $97,300 al año y tiene la opción de conducir, pero en su lugar elige tomar el tren.

La gran mayoría de los pasajeros, 77 por ciento, se identificó como blanco, y solo 15 por ciento era latino.

En comparación, 27 por ciento de los residentes del Condado de Sonoma se identifican como latinos. En el condado de Marín, la participación es del 16 por ciento.

Los resultados de la encuesta despertaron la atención el año pasado entre algunos miembros de la junta de SMART, y el mes pasado llamaron nuevamente al personal de SMART, incluido Mansourian, para que considerara el estudio de tarifas como un tema de discusión en el próximo taller del 3 de abril.

Señalaron que han escuchado de los pasajeros que los precios actuales son demasiado caros.

“A la gente le encanta, pero para algunos está muy arriba”, dijo la supervisora ​​del Condado de Marin, Judy Arnold, quien ha servido dos veces como presidenta de la junta.

Sin un pase senior o mensual con descuento, cuesta $3.50 embarcarse en SMART, frente a $1.95 en el sistema BART, que sirve a San Francisco y al Este de la Bahía.

La tarifa promedio de BART en 2018 fue de $3.90, pero una distancia similar en SMART cuesta $6.90, y la mayoría de los precios de los boletos apenas por debajo de los $10.

“Necesitamos ver cómo vamos a hacer nuestro tren de transporte público para todos, porque creo que no es asequible para algunas personas”, dijo la supervisora ​​del condado de Sonoma, Shirlee Zane, quien ha servido en la junta de SMART durante nueve años. “Estamos viendo que nuestros números siguen siendo principalmente hombres blancos que trabajan en empleos bien pagados que pueden pagar las tarifas. Quiero hablar sobre la diversidad en términos de cantidad de usuarios y lo que estamos haciendo para lograrlo”.

Los comentarios públicos sobre la agenda del taller del 3 de abril se tomarán en la reunión regular de la junta directiva de SMART a la 1:30 pm del miércoles, en su sede de Petaluma, 5401 Old Redwood Highway.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma