Entretenimiento

Tía María pone la concha como platillo principal en Santa Rosa

Ricardo Ibarra
Written by Ricardo Ibarra

La concha es el pan dulce por excelencia. No por nada la versatilidad de su presentación ha sacudido a las panaderías en el último par de años, que parecen competir por mostrar su versión más extravagante de este clásico de la repostería mexicana, como son las especializadas “manteconcha”, “cochiconcha”, “doncha”, ¡hasta la “guajoloncha”!

Aquí en Santa Rosa, la panadería y pastelería Tía María lanzó su propia versión: Concha Breakfast, su desayuno para acompañar con un café recién hecho, en el vecindario de Roseland.

Este desayuno incluye huevo, tocino, rebanadas de queso amarillo, sal, pimienta y, por supuesto, cualquiera de sus conchas partidas y rellenas en forma de emparedado —pequeñas a $3.35 y de tamaño regular $5.35.

“A la gente le gusta porque tiene esa mezcla dulce y salada. Puede verse rara pero es muy popular. La gente quiere probarlas”, explicó la gerente del local, Cynthia Linares.

Abierta apenas en diciembre de 2018, Tía María ha entrado en el gusto de la población con una simple estrategia para ingresar al vecindario latino: la concha, como caballo de Troya.

“Solo tenemos conchas, porque saben a México”, dijo Linares. “La gente llega aquí por su concha cuando va al trabajo o cuando caminan aquí por un café. La concha es como un pedazo del hogar. Es muy similar al sabor del tradicional”.

Del extenso catálogo de pan dulce mexicano, Tía María decidió especializarse en la concha, que tienen a la venta en colores blanco, rosa y amarillo, con sabor a vainilla, y la café con sabor a chocolate. “Uno de nuestros panaderos fue a México para inspirarse, pronto tendremos más variedad”, destacó Linares.

Operado por la panadería de estilo francés Costeaux Bakery, con sede en Healdsburg, el establecimiento de Tía María ha despertado controversia por no ser respaldado por un latino, comentó Linares, “pero yo siempre digo que el trabajo lo hacen los mexicanos y hemos tenido una buena recepción de la comunidad que vive aquí y de clientes que no ves usualmente por aquí, pero que vienen por café y conchas”.

Operado por la panadería de estilo francés Costeaux Bakery, con sede en Healdsburg, el establecimiento de Tía María sí ha despertado controversia por no ser respaldado por un latino, comentó Linares, “pero yo siempre digo que el trabajo lo hacen los mexicanos y hemos tenido una buena recepción de la comunidad que vive aquí y de clientes que no ves usualmente por aquí, pero que vienen por café y conchas”.

Alrededor de las 10 de la mañana, todas las conchas desaparecen de los aparadores, aseguró Linares.

William Seppi, dueño de Cousteaux Bakery y de Tía María —lleva este nombre por una de sus tías—, comentó que la base laboral en sus panaderías la componen latinos.

“Tengo mucha apreciación y respoeto por la cultra latina. Nuestra compañía esta compuesta por latinos que trabajan duro cada dia y es un placer tener oportunidades para el crecimiento personal y profesional, que puedan mejorar su calidad de vida”, dijo Seppi.

Dijo que vio en Roseland una buena oportunidad para conectar con esa comunidad latina. “Había la necesidad de tener una cafetería en esta zona, un lugar de reunión. Nuestros valores prioritarios son la comunidad y mantener la calidad en nuestros productos”.

Además de conchas, Tía María también tiene croissants, pan danés y bolillo. Abren de lunes a sábado, de 7 am a 2 pm, 44 Sebastobol Ave, Santa Rosa.

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma