Comunidad

Supervisores decidieron enviar personas sin hogar de Santa Rosa al Valle de Sonoma

Tyler Silvy
Written by Tyler Silvy

Supervisores del Condado de Sonoma votaron el martes para reubicar a docenas de residentes en el extenso campamento de personas sin hogar al oeste de Santa Rosa, a tierras en el lado este del condado, frente a una comunidad de personas mayores en Oakmont, creando un enfrentamiento verbal con vecinos que se opusieron ferozmente a la decisión.

La presidenta de la junta, Susan Gorin, que representa al este del Condado de Sonoma, incluido Oakmont, se opuso rotundamente al uso del campus de justicia juvenil Los Guilicos, cerca de la autopista 12, como refugio temporal.

Pero fue rebasada 4-1, ya que la mayoría de la junta, encabezada por las supervisoras Lynda Hopkins y Shirlee Zane, votaron para ubicar en el distrito de Gorin el campamento regulado de personas sin hogar del condado.

“Tenemos que tomar una decisión hoy”, dijo Hopkins al comienzo de la sesión de la junta, describiendo en términos oscuros el sufrimiento humano que ha surgido del creciente campamento en el sendero Joe Rodota, en su distrito. “O será otro mes de trincheras, fuego y miedo”.

El campamento de reemplazo estará en el extremo norte del Valle de Sonoma, frente a la comunidad acomodada de Oakmont, a unas nueve millas del corazón del campamento en el centro de Santa Rosa.

En las próximas dos semanas, hasta 60 de los más de 220 campistas serán transportados al sitio de Los Guilicos, que ofrecerá comidas, servicios y refugio en 30 unidades fabricadas con aluminio.

La medida representa el paso más inmediato para reubicar a los residentes del hinchado campamento, que ahora se extiende a lo largo de dos millas del sendero Joe Rodota, que conecta a Santa Rosa y Sebastopol. En los últimos meses, se ha convertido en el escenario de respetidos incendios, problemas por desechos humanos, de drogas y una floreciente infestación de ratas, lo que equivale a una crisis de salud pública, y lo que Hopkins llamó anteriormente un “epicentro de la ilegalidad”.

Los funcionarios del condado comenzaron a notificar el domingo a los residentes sobre los planes para limpiar el campamento, marcando el 31 de enero como la fecha límite. Sin embargo, para desplazar legalmente a los campistas, el condado debe proporcionar refugio suficiente de reemplazo.

Tiene disponibles 60 camas de refugio, 60 espacios en el campamento sancionado y hasta 24 camas en dos propiedades que la Junta de Supervisores actuó formalmente el martes para comprar, a un costo de más de $2 millones.

Mientras tanto, 223 carpas han sido levantadas hasta el martes a lo largo del camino pavimentado del condado, entre Dutton Avenue y Wright Road, con muchos sitios más grandes donde viven múltiples campistas.

Los vecinos cercanos, desde Roseland Mobile Home Park, hasta Courtside Village, han cerrado el acceso al sendero con cercas, candados e incluso alambre de púas.

Los vecinos de la zona se han quejado de robos, incendios y otras molestias. Durante semanas han exigido una acción más urgente, aumentando la presión incluso después de que los líderes del condado adelantaran el 23 de diciembre un paquete de opciones de vivienda a corto y largo plazo de $12 millones, la mayoría de los cuales tomarán meses en implementarse.

Apenas la semana pasada, los funcionarios abandonaron otra posible ubicación de campamento sancionado cerca del aeropuerto del condado tras las revelaciones públicas del sitio, un campo de entrenamiento de guerra química vinculado al antiguo aeródromo del ejército de Santa Rosa, contenía botes de gas mostaza sin explotar que datan de la Segunda Guerra Mundial y requerirían una extensa revisión ambiental.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma