Noticias

Santa Rosa planea demoler algunas de sus propiedades en el verano

Disuadir la prostitución y mejorar el flujo del tráfico, son algunas de las razones por las que Santa Rosa planea una demolición en el verano de inmuebles propiedad de la ciudad, incluido un baño en el centro de Santa Rosa, una antigua tienda de licores y una antigua casa de campo para cuidadores de parques.

Funcionarios de Santa Rosa han identificado más de 10 sitios con edificios vacíos o en ruinas, propiedad de la ciudad, para su demolición entre julio y septiembre. La ciudad espera pagar entre $200,000 y $300,000 por el trabajo, y espera recibir noticias de contratistas interesados ​​antes del 16 de mayo, según los documentos de la licitación.

El inusual programa de derribar las propiedades de la ciudad seguirá una revisión exhaustiva de las instalaciones de la ciudad, que generó miles de páginas de análisis en las propiedades de Santa Rosa. Este estudio ya ha ayudado a funcionarios locales a planificar el reemplazo del antiguo edificio del ayuntamiento asolado por el asbesto, y Jason Nutt, director de transporte y obras públicas de la ciudad, citó el mismo análisis al explicar la iniciativa de demolición de verano en Santa Rosa.

“En muchos de estos casos, es simplemente eliminar una molestia atractiva”, dijo Nutt.

Por “atractivo”, Nutt no se refiere a la estética de un edificio, sino a su potencial para convertirse en un anfitrión involuntario de actividades ilícitas.

El baño de Juilliard Park, aunque aún se encuentra en condiciones aceptables, ha generado un gran volumen de quejas de los vecinos, debido a las preocupaciones sobre el uso de drogas, la prostitución y el campamento nocturno, dijo.

Varias otras instalaciones del parque en la lista están más deterioradas y tampoco son deseadas, como un puesto de comida en Doyle Park y un viejo cobertizo en Galvin Park.

Todos los sitios en la lista de la ciudad han estado vacantes durante al menos cinco años, dijo Nutt, incluida una casa de campo en Howarth Park, que anteriormente albergaba a un cuidador.

La casa del cuidador obtuvo una puntuación muy baja para su uso futuro en la revisión de las instalaciones de la ciudad, y los consultores recomendaron la venta de la estructura dentro de 10 años, debido a la cantidad de trabajo necesario para mantenerlo útil.

No hay plan para reemplazar ninguna de las instalaciones. En muchos casos, su ausencia dará paso a diferentes tipos de desarrollo o simplemente liberará espacio.

The Press Democrat [English version]        

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma