Noticias

Santa Rosa nombra a primer latino como jefe de policía

Will Schmitt
Written by Will Schmitt

El capitán Rainer “Ray” Navarro, un veterano del Departamento de Policía de Santa Rosa, quien trabajó para frenar la violencia de las pandillas y asuntos vinculados con personas sin hogar durante sus 27 años de carrera en la agencia de cumplimiento de la ley, será ascendido a jefe de la policía.

Navarro, que se convertirá en el primer latino en dirigir el departamento de policía de la ciudad, es el tercer jefe consecutivo elegido dentro del departamento de 182 oficiales. Reemplazará al retirado jefe Robert “Hank” Schreeder el 1 de agosto, anunció la ciudad el jueves.

Navarro, quien pronto cumplirá 50 años, dirigió el desarrollo del programa de extensión y cumplimiento de Santa Rosa para abordar los campamentos de personas sin hogar, implementó un programa contra pandillas que involucraba a las escuelas locales y ayudó a la transición de las agencias de aplicación de la ley en Roseland, después de que la ciudad se anexara el barrio de mayoría hispana al suroeste de Santa Rosa a finales de 2017.

También ayudó a gestionar la respuesta de la ciudad a los incendios forestales de octubre de 2017, un punto crucial en sus aspiraciones profesionales.

“No era como si quisiera ser jefe todo el tiempo”, dijo Navarro en una entrevista el jueves. “Quería estar en una posición en la que pudiera impactar mejor a mi organización y mi comunidad“.

Navarro se desempeñó como detective en las unidades de crímenes violentos y de pandillas de la ciudad, luego se desempeñó como sargento en la unidad de pandillas y luego como teniente que supervisa el tránsito y eventos especiales. Fue ascendido a capitán en 2015.

Navarro le dio crédito a Schreeder por asegurarse de que estuviera involucrado en roles clave, como la lucha del departamento para adaptarse a una ley de transparencia policial histórica y su papel en el tratamiento de campamentos ilegales de personas sin hogar. Navarro dijo que ese nivel de compromiso a lo largo de su carrera con el Departamento de Policía, fue lo que lo llevó a su histórico nombramiento.

Es una experiencia que tomo con humildad al saber que soy un pionero aquí, pero en realidad se debe en gran medida a cómo la ciudad me ha permitido desarrollarme y las oportunidades que me ha brindado”, declaró.

Eso no quiere decir que no hubo baches en el camino. En 1996, Navarro, de 26 años, corría para ayudar a un compañero oficial cuando chocó su patrulla. Necesitaban un tercer oficial para arrestar a un combativo sospechoso, y Navarro sobrevivió con heridas leves y una lección muy seria: “Si no llega a donde se supone que debe ir, está poniendo en riesgo a otros oficiales y a la comunidad”.

La participación del público para generar confianza será una de las principales prioridades para Navarro, comenzando con una serie de reuniones en la comunidad — y estarán afuera en la comunidad, enfatizó.

No quiero organizar una reunión en la estación de policía y tener a tres personas”, dijo Navarro.

Navarro añadió que se enfocará en mantener y mejorar los procedimientos de capacitación policial, especialmente para evitar situaciones de tensión, intervenir durante una crisis y responder a situaciones de tirador activo, y en implementar nueva tecnología para ayudar al departamento a ser más eficiente.

“La aplicación de la ley está generalmente varios años detrás del resto del mundo, cuando se trata de cómo lo usamos”, dijo. “Quiero que nos actualicemos”.

Schreeder dijo que confiaba en la capacidad de Navarro para lidiar con los “significativos desafíos” en el presupuesto de un departamento “bastante magro”, mientras se adaptaba a los nuevos mandatos legislativos relacionados con los archivos policiales y el perfil racial.

“Ray es probablemente una de las personas más concienzudas que he conocido“, dijo Schreeder. “Es una persona realmente agradable y realmente se preocupa”.

La contratación de Navarro también fue alabada por Sylvia Lemus, miembro de la Fuerza de Aplicación de la Ley Comunitaria y Local, que conoce a Navarro personalmente por su trabajo en la organización de la festividades anual del Cinco de Mayo en Roseland. Comentó que espera que Navarro sea un modelo positivo para los jóvenes, especialmente los latinos, y que ayudaría a establecer relaciones con los residentes del suroeste de Santa Rosa.

“Hay una gran parte de la comunidad que todavía tiene dificultades para relacionarse con la aplicación de la ley“, dijo Lemus.

No estaba claro por qué el proceso de contratación no incluyó reuniones públicas, como las que llevaron a la contratación de Schreeder en 2015. El administrador de la ciudad, Sean McGlynn, no respondió a una solicitud de entrevista.

El salario inicial de Navarro será de $224,217, el rango más alto para la posición. Fue seleccionado entre otros 25 candidatos, en su mayoría líderes de la policía de departamentos de tamaño similar, y entrevistado con una serie de panelistas conformados por personal de la ciudad, así como educadores locales, líderes empresariales y representantes de Los Cien, la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma, Council on Aging, y el Boys and Girls Club, según una vocera de la ciudad.

Ha trabajado toda su carrera policial en Santa Rosa. Anteriormente se desempeñó en la Marina y asistió a Santa Rosa Junior College, Sonoma State University y University of San Diego.

“Ser el jefe aquí es algo muy personal”, dijo Navarro. “Cada vez que hay un cambio en el liderazgo, se puede decir: ‘Puedes confiar en mí a medida que avanzamos'”.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma