Noticias

Santa Rosa considera cambios para motivar a desarrolladores a construir vivendas asequibles

Will Schmitt
Written by Will Schmitt

El Mago de Oz vino a la mente del alcalde de Santa Rosa, Tom Schwedhelm, en la reunión del Concejo de la Ciudad del martes, mientras reflexionaba sobre la mejor manera de alentar la construcción de viviendas asequibles.

Estaba viendo una presentación que planteaba varias preguntas. Algunos de las grandes: ¿Qué cantidad de unidades en un nuevo proyecto de vivienda deberían reservarse para inquilinos de bajos ingresos, y qué tan “asequibles” deberían ser esas unidades? Además, dado que los desarrolladores pueden y generalmente pagan una tarifa para no cumplir con ese requisito, ¿debería la ciudad incrementar sus costos por salir de esa obligación, y por cuánto?

El concejo y el personal de gobierno reflexionó sobre las palancas para tirar y las perillas para girar, con tal de estimular la creación de viviendas asequibles en la ciudad.

“Detrás de la cortina, estás haciendo todas estas artimañas para tratar de obtener este producto: necesitamos más viviendas, más viviendas asequibles”, comentó Schwedhelm al personal de la ciudad. “Es una forma de arte, más que una ciencia exacta. Para mí, con esa imagen del mago allá atrás, necesitamos hacer lo correcto, tener más y más casas construidas en Santa Rosa“.

Según los comentarios recibidos hasta el momento, Santa Rosa parece decidida a reducir el umbral de unidades asequibles requeridas —actualmente establecido en 15 por ciento—, y probablemente elevar las tarifas que pagan los desarrolladores por no construir viviendas asequibles.

Los miembros del concejo parecieron alcanzar el consenso de que las tarifas actuales son demasiado bajas, lo que llevó a la mayoría de los desarrolladores a optar por no construir nuevas unidades asequibles. Los miembros del concejo también acordaron que la ciudad debería reducir su marca de 15 por ciento a 10 por ciento o menos, dependiendo si las unidades en cuestión serían para inquilinos de bajos o muy bajos ingresos, para tener un umbral en el que los desarrolladores estén más dispuestos a trabajar.

“Hemos estado incentivando el pago de la tarifa en lugar de incentivar la vivienda y la construcción”, dijo Schwedhelm, abogando por un mayor equilibrio entre las dos opciones.

La gente interesada en los cambios a las reglas de acceso a la vivienda de Santa Rosa debe incluir la reunión del concejo el 1 de octubre en su agenda.

Solo nueve proyectos entre 1992 y 2018 fueron requeridos para construir viviendas asequibles en el sitio, aunque otros siete fueron aprobados pero no construidos, ya que el país cayó en recesión, según datos de la ciudad. Los desarrolladores de otros 23 proyectos optaron por pagar una tarifa que la ciudad asigna a viviendas asequibles.

En total, los 32 proyectos construidos representan 1,684 unidades asequibles. Alrededor de 90 por ciento de ellos fueron financiados por los costos que pagaron los desarrolladores para evitar la construir las viviendas asequibles, dejando la tarea a las organizaciones sin fines de lucro u otras empresas que recibieron los fondos de la ciudad.

La concejal Julie Combs se enfureció después de interrogar al personal y saber que el costo de la tarifa para hacer asequible una vivienda unifamiliar estándar en un nuevo desarrollo era de aproximadamente $16,000, muy por debajo del costo de construir una vivienda asequible.

Con $16,000 no construyes una casa. No construyes un apartamento”, dijo. “Es un número tonto, y no deberíamos ser tan bajos”.

La propuesta de la ciudad de actualizar los costos elevaría la tarifa de dicha casa hasta $26,000.

Ninguna de las medidas por sí sola lograría obtener las nuevas unidades de vivienda asequible que la ciudad necesita para cumplir con las metas estatales, de 2015 hasta 2023. Santa Rosa solo ha emitido alrededor del 30 por ciento de los permisos que necesita para cumplir con ese punto de referencia. A pesar de una serie de cambios recientes en la política destinados a estimular el desarrollo de viviendas, la ciudad está lejos de alcanzar ese objetivo, a menos de que las casas comiencen a caer del cielo.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma