Comunidad Noticias

Santa Rosa aprobó el tan esperado proyecto de vivienda en Roseland

Un desarrollo inmobiliario que promete transformar una gran parcela comercial desocupada en Roseland en apartamentos asequibles, tiendas minoristas y espacio para una biblioteca, despejó un obstáculo crucial el martes de la semana pasada por la noche, asegurando la aprobación unánime del Concejo Municipal de Santa Rosa.

Una audiencia sobre Roseland Village Neighborhood Center, con más de una década en planeación, tomó más de tres horas antes de que el concejo avanzara los planes para el sitio de Sebastopol Road, con aproximadamente 7.5 acres, propiedad de la Comisión de Desarrollo Comunitario del Condado de Sonoma. El sitio actualmente incluye una tienda Dollar Tree, la sucursal temporal de la biblioteca de Roseland y un amplio estacionamiento.

Los integrantes del concejo aprobaron la promesa de viviendas nuevas —hasta 175 apartamentos— y los posibles beneficios económicos para el área general de Roseland, por encima las objeciones de un propietario cercano y la preocupación de algunos miembros del concejo respecto a que los desarrolladores planean construir las unidades a precios asequibles y las de precio de mercado en edificios separados, y en diferentes tiempos.

“Esto es lo que hemos estado esperando, en mi opinión”, dijo el concejal John Sawyer, quien fue electo para el concejo por primera vez en 2004. “Creo que el ‘proyecto perfecto’ es un oxímoron. Roseland lo merece. Santa Rosa lo merece”.

La Comisión de Desarrollo Comunitario, que compró la propiedad hace casi una década, ahora puede vender parte del sitio a UrbanMix Development, una compañía de bienes raíces de San Francisco que planea reunir alrededor de $30 millones en financiamiento privado para construir 100 apartamentos a precio de mercado, en la zona este del sitio. En el lado del oeste, la promotora sin fines de lucro MidPen Housing Corp., con sede en Foster City, planea solicitar fondos estatales y federales para obtener aproximadamente $35 millones para 75 apartamentos exclusivos para inquilinos de bajos ingresos.

Los ingresos de esa venta serán utilizarados para construir calles y otra infraestructura para el sitio, que también contará con un parque de un acre y un centro comercial con estilo de mercado.

El proyecto, que la Comisión de Planeación de la ciudad avanzó en febrero, fue presentado ante el Concejo Municipal después de una apelación de John Paulsen, quien posee una propiedad comercial al este del sitio de Roseland Village Neighborhood Center. Su difunto padre, Viggo Paulsen, llegó a un acuerdo privado con el difunto desarrollador Hugh Codding en la década de 1950, para garantizar el acceso tanto de inquilinos como desarrolladores.

Ahora, John Paulsen teme que el nuevo desarrollo elimine el estacionamiento, crítico para los clientes en su propiedad y dificulte que los camiones hagan entregas a las tiendas allí establecidas. Citó el acuerdo con años de antigüedad, que dijo que el CDC conocía cuando adquirió la propiedad, y no trabajó con él para resolverlo.

“No se ha hecho nada”, dijo. “No hay negociaciones, discusiones, nada”.

Paulsen también ha demandado al Condado de Sonoma, MidPen y Urban Mix en el Tribunal Superior del Condado de Sonoma. Dijo que el caso continuaría a pesar del resultado del martes.

La discusión del concejo dio un giro cuando las concejalas Julie Combs y Victoria Fleming plantearon preguntas respecto a si la separación de los apartamentos a precio de mercado y los asequibles equivaldría a la segregación de la vivienda sobre la base de los ingresos. Fleming expresó su preocupación por los resultados desventajosos para personas que han crecido en áreas segregadas, como Oakland y su nativa San Leandro. Combs recordó cómo las personas blancas y las de color solían tener diferentes fuentes de agua bajo la apariencia de igualdad.

“Si te escucho correctamente, estás dando un argumento de ‘separado pero igual'”, dijo Combs durante la presentación de MidPen.

Ben Terry, presidente de la sucursal de NAACP en Santa Rosa y el condado de Sonoma, hizo eco del punto: “¿Cómo puede ser una comunidad cuando tienes dos casas diferentes? No funciona”.

Jan Lindenthal, jefe de desarrollo de bienes raíces para MidPen, dijo que el proyecto no fue concebido como un proyecto de apartamentos separados, sino como un vecindario con acceso compartido a servicios. La sugerencia de que el desarrollo constituiría una vivienda segregada sería “muy perturbadora”.

“Estamos profundamente comprometidos con el éxito de nuestros residentes, y creemos que podemos construir comunidades hermosas que permitan que nuestros residentes realmente prosperen”, dijo Lindenthal durante la audiencia.

El balance de los comentarios públicos apoyó el desarrollo, con declaraciones de apoyo provenientes de Ann Hammond, directora de la Biblioteca del Condado de Sonoma; Marcos Suárez, gerente del programa de diversidad de negocios con la Junta de Desarrollo Económico del Condado de Sonoma; Peter Rumble, director ejecutivo de la Cámara de Comercio del Metro de Santa Rosa; y Chris Grabill, contratista y miembro de la Junta de Servicios Públicos, quien notó que su difunto padre David Grabill murió mientras ayudaba a planificar el proyecto de Roseland Village.

“Esto es realmente frustrante”, dijo Chris Grabill, poco antes de cargar a su hija hacia el micrófono quien hizo su propio comentario público: “Díganle sí a la vivienda”.

Combs y Fleming votaron por el proyecto a pesar de sus reservas, y Santa Rosa está preparada para continuar la conversación sobre la separación de viviendas por nivel de ingresos.

El concejal Jack Tibbetts dijo que apoyaba con entusiasmo el centro vecinal de Roseland Village, pero también planeaba asegurar que el concejo hablara más sobre la integración de unidades de vivienda asequibles y las de precio de mercado, lo que él llamó el “estándar de oro”.

“La perfección no puede impedir lo bueno en este caso”, dijo.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma