Comunidad

Psicólogo trabaja para mejorar el acceso al cuidado mental entre los latinos del Condado de Sonoma

Hannah Beausang
Written by Hannah Beausang

La carrera de amplia variedad de Michael Valdovino como psicólogo lo ha llevado a zonas de guerra y salones de clase de las más prestigiosas universidades, pero el corazón del líder latino ha permanecido en el Condado de Sonoma.

Las penurias y los triunfos que vivió creciendo en el sector rural de Guerneville como un México americano de primera generación moldeó su vida personal y profesional. El hombre de 43 años de edad busca devolverle algo a lo local a través de su trabajo en el centro médico Santa Rosa Community Heath y mediante las ondas radiales en un nuevo programa de KBBK radio; dijo que busca capacitar a su comunidad mediante el acceso a recursos y educación.

“La comunidad latina se pierde de vista porque muchas veces somos una comunidad que no decimos lo que pensamos de forma fuerte”, dijo él. “Sentimos que no tenemos esos privilegios inherentes y mediante esas dinámicas se nos pasa de largo con facilidad. No somos necesariamente los que estamos insistiendo y abogando por mejores recursos de salud mental. Debe de haber gente como yo que tiene este tipo de privilegios y que puede ser una voz fuerte en la comunidad”.

Su introducción al campo de la salud mental le llegó a una temprana edad, cuando actuó como el traductor para su madre durante sus citas con el doctor. Mientras que el padre de Valdovino trabajaba siete días por semana haciendo trabajos manuales, el niño de nueve años de edad ayudaba a su madre a hacerle frente a la depresión y Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD) mientras navegaba por la vida en Estados Unidos, tras su trayecto desde Michoacán, México.

Vívidamente recuerda sus idas al cuarto de emergencia de Kaiser por ataques de pánico, traduciendo casetes en inglés sobre prestar atención, investigando medicamentos y ayudándole a controlar sus síntomas, dijo él. Cuando tomó su primera clase de psicología anormal en Santa Rosa Junior College, se dio cuenta qué tan instrumental fue la experiencia en moldear el camino de su futura carrera.

“No es feo, es bello; es una parte de mi vida”, dijo. “Es lo que me hace sentirme fuerte y capaz y competente cuando entro a un cuarto y veo a alguien en estrés o suicida o al borde de la locura”.

Pese a que el egresado de El Molino High School forcejeó académicamente, le atribuye a SRJC Puente Project, a sus maestros y tutores locales el haberle inculcado la confianza en obtener un doctorado en psicología.

Su carrera incluye trabajar con la Fuerza Aérea de Estados Unidos como oficial y militar activo encargado de salud mental, esfuerzos que le ganaron galardones prestigiosos, incluyendo la Medalla de Servicio Meritorio de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Completó un despliegue de siete meses de un operativo psicológico en Afganistán como apoyo al Operativo Enduring Freedom y fue el psicólogo principal que reintegró a Bowe Bergdahl, dijo él.

El currículum del psicólogo, quien es certificado por una junta de comportamiento cognitivo incluye trabajar con el Departamento de Veteranos de Estados Unidos, enseñar en Weill Cornell Medical College de Cornell University y trabajar con National Geographic en desarrollar un app en cómo meditar y prestar atención plena a veteranos.

En 2017, él regresó al Condado de Sonoma con su esposa y dos hijas para estar cerca de su familia y para ayudar a su comunidad.

“El Condado de Sonoma fue lo que me hizo a mí”, dijo él. “Tuve algunos de los tiempos más difíciles de mi vida [ahí], algunos más difíciles que ir a la guerra, pero también los tiempos más bellos de mi vida”.

El sintió que podía hacer un impacto localmente, incluyendo desarrollar un programa para integrar a la naturaleza en el cuidado mental de salud en su huerto de manzanas en Sebastopol. Por mucho tiempo ha sido un fervoroso creyente en usar la naturaleza para sanar y ha trabajado con Sierra Club para crear un programa de terapia para veteranos, dijo.

Aplica su enfoque, incluyendo trauma, depresión y potenciación a su trabajo, tratando predominantemente a clientes latinos en las clínicas de Santa Rosa Community Health, donde encabeza los programas de salud de comportamiento integrado.

Valdovino también imparte clases en Sutter Santa Rosa Family Medicine, donde hace tutoría a un grupo de residentes latinos. Como por un año ha hecho equipo con Douglas Jiménez, un compañero y miembro de la facultad y doctor en Santa Rosa Community Health, para trabajar con 13 doctores latinos mientras navegan el campo médico.

Jiménez dijo que el trabajo de Valdovino es inestimable.

“Nuestra comunidad tiene tanta suerte de tener a este hombre; es de primerísima categoría, tan inteligente y tan comprometido”, dijo Jiménez. “Somos realmente afortunados en tenerlo”.

Valdovino también hace voluntaria su pericia en salud mental para llegarle a la comunidad hispano parlante con un programa de radio en KBBF llamado “Tardes con Dr. Valdovinos”. Dicho programa, el cual se transmite a las 4 p.m. los martes en 89.1 FM, nació de un segmento inicial con otros profesionales de la medicina para discutir el COVID-19.

Zeke Guzmán, presidente del grupo no lucrativo Latinos Unidos del Condado de Sonoma County, encabezó un esfuerzo por llegarle a la comunidad latina con información crítica durante la pandemia.

“Tengo la esperanza que evolucione en un punto de conexión para gente que lo necesita para que los impulse”, dijo Guzmán sobre el programa. “El primer paso en recibir ayuda es pedirla”.

KBBF, que comenzó a transmitir en 1973 como la primera emisora bilingüe, bicultural y educativa en Estados Unidos, se ha convertido en una fuente fiable para la comunidad, dijo Rafael Vázquez, moderador del programa. La radio puede llegarle a grandes cantidades de personas, incluyendo a aquellos en la comunidad inmigrante que no pueden leer o escribir.

En California, los latinos resultan positivos en las pruebas de COVID-19 a niveles más altos que ninguna otra población étnica, una tendencia, dijo Vázquez, que se ve influenciada por una falta de acceso a la educación. KBBF está transmitiendo semanalmente actualizaciones de parte de funcionarios del condado, con anuncios públicos e incorporando noticias dentro de la programación diaria.

La emisora ha tratado temas tales como llevar a cabo los estudios escolares en el hogar durante la pandemia, asistencia para el hogar y asistencia legal.

Vázquez, un líder local quien por una década ha sido el anfitrión de su propio programa en KBBF, dijo que el tener a un experto que entiende la población latina del Condado de Sonoma ayuda a normalizar la salud mental.

“Lo está haciendo más cómodo para que la gente se sienta que la entienden. En lugar de nomás hacer conversaciones en terapia de uno con uno, le estamos llegando a miles de personas… podemos cambiar la mentalidad de la gente y mostrar que la terapia es una cosa buena”, dijo Vázquez.

Fuera del estudio, Valdovino planea continuar con sus planes en el Condado de Sonoma.

“Solo quiero decir gracias y regresarle a la comunidad latina”, dijo. “Para que sientan más esperanzas y que no sientan que no tienen voz”.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma