Noticias

Presidente de SRJC ‘dispuesto a ir a la cárcel’ por defender a estudiantes indocumentados

Martin Espinoza
Written by Martin Espinoza

Ante una multitud de más de 100 líderes civiles y empresariales, el presidente de Santa Rosa Junior College, Frank Chong, prometió el viernes resistir las operaciones federales de inmigración en el campus, y desafiar todas las solicitudes de información sobre estudiantes indocumentados, incluso si lo ponen tras las rejas.

“Si se trata de la divulgación de información, no vamos a cooperar. Si terminan en el campus, no vamos a cooperar”, dijo Chong. “Participaremos en la desobediencia civil y estaré dispuesto a ir a la cárcel a fin de proteger los derechos de mis estudiantes”.

Las desafiantes palabras de Chong llegaron durante un foro repleto, sobre latinos y educación, en el Centro de Artes Luther Burbank. El foro, que fue presentado por Los Cien, la organización de liderazgo latino más grande del condado de Sonoma, también contó con la presencia de Judy Sakaki, presidenta de Sonoma State University, y Diane Kitamura, superintendente de las escuelas de la ciudad de Santa Rosa.

Sakaki y Kitamura hicieron eco al compromiso de Chong respecto a educar a todos los estudiantes, independientemente de su estatus migratorio.

“Tenemos un pacto para ayudarnos unos a otros si terminamos yendo a la cárcel”, dijo Kitamura, y agregó que dejó en claro a los funcionarios de inmigración que deben pasar por su oficina antes de iniciar cualquier operación en un sitio escolar.

Sakaki dijo que hay “varios cientos” de estudiantes indocumentados inscritos en SSU y que ella hará todo lo posible para apoyarlos. “He dicho públicamente que no habrá muros en Sonoma State y recibí correo de odio por eso”, dijo.

Las promesas de los principales administradores educativos en el condado de Sonoma hicieron eco a los compromisos públicos aprobados el año pasado por supervisores de los tres sistemas escolares, buscando asegurar a los estudiantes y la comunidad que no permitirían los esfuerzos federales de cumplimiento de la ley de inmigración. Los distritos escolares públicos y las universidades de todo el estado hicieron promesas similares.

La discusión se produce cuando los líderes del Congreso debaten cómo extender cierta protección legal a cientos de miles de jóvenes inmigrantes en todo el país antes de la fecha límite del 5 de marzo, que pondría fin a su suspensión de la deportación. Alrededor de 3,000 jóvenes inmigrantes en el condado de Sonoma disfrutaron de tal protección bajo un programa de la era Obama que el presidente Donald Trump terminó. La Casa Blanca y los líderes bipartidistas en el Congreso ahora parecen tener propuestas muy diferentes sobre cómo proteger a los llamados Dreamers: inmigrantes traídos sin documentos a los Estados Unidos cuando eran niños.

Durante el foro de 90 minutos en Santa Rosa, los tres funcionarios de educación también discutieron los esfuerzos para aumentar el acceso a la educación superior entre los estudiantes locales y el devastador impacto de los incendios forestales del año pasado en la inscripción de estudiantes, particularmente en las escuelas de la ciudad de Santa Rosa.

Los incendios obligaron al cierre del campus de la universidad durante dos semanas, señaló Chong. Dijo que 900 estudiantes y 61 profesores y personal de la universidad perdieron sus hogares durante los incendios.

En los meses posteriores a los incendios, Chong dijo que la inscripción a SRJC se redujo en 200 estudiantes. Para el semestre de primavera, la inscripción bajó unos 300 estudiantes, dijo.

“La vivienda es clave, estamos buscando construir dormitorios en el campus por primera vez“, dijo Chong, y agregó que la escuela está preparando una solicitud de propuestas, buscando postores para una asociación público-privada que podría ayudar a crear más viviendas.

Chong hizo un llamado a los funcionarios locales electos para acelerar la construcción de viviendas para frenar la pérdida de estudiantes, profesores y personal.

“Va a requerir que la ciudad y el condado realmente intensifiquen y construyan más viviendas, viviendas más asequibles, alojamiento para docentes, y trabajaremos codo a codo con ellos”, dijo.

Kitamura señaló que las escuelas de Santa Rosa han perdido alrededor de 300 estudiantes, una disminución que le costará a la escuela $3 millones en ingresos. Dijo que el sistema escolar está tomando medidas para proteger los programas de educación, ante la disminución de los ingresos.

La reducción de programas, dijo, pondría en peligro las mejoras que se han realizado en el logro educativo de los latinos.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma