Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Comunidad Noticias

Presidenta de Supervisores de Sonoma pide acción ante crisis de COVID-19

Martin Espinoza
Written by Martin Espinoza

Susan Gorin, Presidenta de la Junta de Supervisores del Condado de Sonoma, enfatizó el martes la obligación de tomar acciones urgentes para plantear el tema de la propagación del coronavirus, el cual ha llegado a un nivel generalizado de transmisión comunitaria que ha obstaculizado la capacidad del Condado para reabrir más negocios y lugares públicos; otros Condados del Área de la Bahía han mostrado más progreso.

 

Durante una reunión virtual que llevaron a cabo los supervisores, Gorin dijo que los residentes locales y los líderes empresariales preguntan continuamente cuál es el plan del Condado para reducir las nuevas infecciones diarias de COVID-19, lo suficiente como para restablecer más actividades comerciales bajo el plan estatal de reapertura de cuatro etapas para los 58 condados.

 

Desde fines de agosto, el Condado de Sonoma ha estado atorado en la etapa inferior de la reapertura, por lo que ha tenido que mantener estrictas restricciones durante meses, como no permitir el servicio de comidas y bebidas en el interior de los restaurantes del sector, salas de degustación de vinos y cervecerías.

 

“Todo el mundo está dolido y muy estresado y esperamos que podamos ver una luz al final de ese túnel con algunas de las acciones que avanzan”, dijo Gorin.

Sus comentarios fueron encaminados a Sheryl Bratton, Administradora del Condado y la Directora de Servicios de Salud, quien están liderando el desarrollo de un nuevo plan estratégico multifacético para mitigar los graves efectos económicos y de salud pública de la enfermedad pandémica.

 

El plan, el cual de acuerdo a los funcionarios de salud pública del Condado debería estar finalizado esta semana, incluye: aumentar las pruebas de COVID-19; ofrecer asistencia financiera a los residentes que contraen el virus pero que no tienen permiso remunerado de sus empleadores por enfermedad; y vales de hotel para residentes de bajos ingresos que dieron positivo en la prueba del contagio pero que no pueden aislarse eficazmente en casa de los otros miembros de la familia.

 

Bratton dijo que el plan también incluye trabajar con la comunidad local de empresarios para aumentar el apoyo financiero para los empleados que dan positivo por el virus. Los detalles sobre la propuesta final del plan se presentarán a los Supervisores del Condado en una reunión de la junta el 20 de octubre.

 

Mientras tanto, la Administradora del Condado les dijo a los Supervisores el martes que trabajará con los funcionarios del Departamento de Salud esta semana para identificar fuentes para pagar la ejecución del nuevo plan de acción de respuesta a la pandemia.

 

Los funcionarios locales han concedido que están tratando de imitar algunas de las tácticas exitosas de respuesta a una pandemia de salud pública que han llevado a cabo los condados de Alameda y Santa Clara. Ambos Condados han logrado un claro progreso en la represión del virus, lo que les permite continuar reabriendo negocios y aliviando las restricciones operativas de otros.

Robinson, el director de Servicios de Salud, dijo que los miembros del personal de Salud Pública han estado “trabajando febrilmente” finalizando los detalles de la estrategia. Robinson dijo que el trabajo debería estar terminado antes del fin de semana.

 

Robinson y la Doctora Sundari Mase, oficial de Salud del Condado, informaron a los supervisores en reuniones privadas el viernes y el lunes sobre el progreso del plan y los temas bajo consideración.

 

Tales reuniones legislativas de “emergencia” COVID-19 están permitidas bajo una orden ejecutiva que el gobernador de California Gavin Newsom emitió a principios de este año, dijo David Snyder, Director Ejecutivo de la Coalición de la Primera Enmienda. Los funcionarios electos pueden recibir comentarios e información y hacer preguntas en tales reuniones, pero no pueden deliberar durante las reuniones sobre la información que se les presenta, dijo Snyder.

 

Un reportero de Press Democrat, diario hermano de La Prensa Sonoma, pidió el martes al Condado una transcripción o notas de las dos reuniones privadas. Los funcionarios del Condado aún no han respondido.

 

Como respuesta a Robinson, Gorin calificó el nivel de ansiedad del público como “bastante intenso” y enfatizó la urgencia de la situación y la necesidad de informar al público sobre las nuevas tácticas que el Condado planea tomar para tratar de controlar la propagación del virus.

 

“Espero que no demoremos en publicar los detalles cuando deberíamos publicar más información en nuestros canales de medios para que nuestra comunidad sepa potencialmente cómo estamos avanzando en esto”, dijo Gorin. “No hay que quedarnos con esa información. Vamos a publicarla“.

 

El martes, como se esperaba, los funcionarios públicos estatales anunciaron que el Condado de Sonoma permanecería en el nivel más restrictivo de reapertura, debido a su alta tasa de casos diarios de COVID-19.

 

El estado evalúa los Condados todos los martes utilizando tres métricas que miden el éxito o el fracaso en el control del virus. Se trata de nuevos casos diarios por cada 100.000 residentes, el porcentaje de positividad general de la prueba y la tasa de positividad de la prueba en los barrios de más bajos recursos del Condado.

En la evaluación del martes, la tasa de transmisión del virus del Condado de 10,6 nuevos casos diarios por cada 100.000 no alcanza el nivel para acreditarse para el avance según las pautas estatales. Esa tasa es de 8 o menos casos nuevos diarios por cada 100.000 personas.

 

Los dos niveles de positividad de las pruebas del Condado son del 5% para el Condado en general y del 7,5% para los residentes de bajos recursos de las comunidades locales. Este último se conoce como la métrica de equidad en salud.

 

Aunque las tasas de positividad de las pruebas están por debajo del mínimo del 8% establecido por los funcionarios estatales de salud pública para la reapertura del avance, el Condado sigue estancado por su alto nivel de transmisión del virus.

 

Si el Condado de Sonoma puede cumplir con los requisitos mínimos del estado en los tres puntos de referencia, podría reanudar entre otros, los negocios en interiores con capacidad limitada en restaurantes, gimnasios, cines y museos. Además, las empresas ya autorizadas para operar en interiores podrían aumentar la capacidad operativa actual en interiores.

 

A medida que la pandemia sigue afectando gravemente a la economía y a los residentes que contraen el COVID-19, Gorin dijo que existe un “creciente sentido de urgencia” entre las empresas y los residentes locales para que los funcionarios locales tomen las medidas necesarias para acelerar el ritmo de la crisis y la reapertura del condado.

 

Puede comunicarse con el escritor Martin Espinoza al 707-521-5213 o martin.espinoza@pressdemocrat.com. En Twitter @pressreno.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma