Comunidad Entretenimiento

Oaxaca y su cultura tomaron el centro de Santa Rosa

Guy Kovner
Written by Guy Kovner

Haciendo tronar un látigo contra el suelo y con macabras máscaras rematadas con cuernos, una docena de hombres bailaron bajo un cálido sol el domingo en Old Courthouse Square de Santa Rosa, celebrando la cultura de Oaxaca, un estado mexicano con una fuerte presencia en el condado de Sonoma.

Uno de los bailarines, Jesús Soriano, de Napa, dijo que el baile representa “las alegrías de una tradición que viene de Oaxaca”, hablando a través de una traductora, su esposa, Yuliana Rojas.

Soriano llevaba puesta una chaqueta de casimir en blanco y negro, los muslos cubiertos con pelo de cabra y una máscara de madera hecha a mano de un diablo ceñudo con enormes cuernos retorcidos de cabra.

El baile, realizado por una compañía con sede en Napa, llamada Los Diablos de Oaxacalifornia, “significa que los diablos están tratando de mostrar su elegancia”, dijo, admitiendo que el día fue tremendamente caluroso.

El octavo evento anual de “Oaxaca in the Wine Country” atrajo a varios cientos de personas a la plaza para una exhibición de comida, arte, artesanía, baile y música, del lugar que muchos en la multitud llamaron su origen.

Nadie pudo decir cuántos oaxaqueños viven en el condado de Sonoma, pero Carlos Chávez, presidente de la Cámara Hispana de Comercio del Condado de Sonoma, dijo que “montones de amigos” de Oaxaca estaban allí.

“Las personas que se han mudado aquí están trayendo su cultura para compartirla con el condado de Sonoma”, dijo. “Creo que enriquece las vidas de todos nosotros, anglos y latinos, para ver esto”.

Lorena Ortiz, en un puesto que representaba a un vendedor de autos en Petaluma, indicó que ella emigró de Oaxaca en 1987, sin hablar una palabra de inglés. “Mírame ahora”, dijo ella. “Estoy vendiendo automóviles”.

Ortiz, ciudadana estadounidense y madre soltera de tres hijos, dijo que siguió a su padre, quien abandonó la aldea oaxaqueña de Tejas de Morelos, aproximadamente una década antes que ella y llegó a Petaluma, porque fue la última parada de su autobús.

Más de 1,000 personas de ese pueblo viven en el condado de Sonoma, señaló.

“Ay, Dios mío, es la cultura, la gente amorosa”, dijo, cuando se le preguntó qué significaba el evento. “Siempre nos ayudamos unos a otros sin pensar en recuperar algo”.

Once mujeres y cuatro niñas pequeñas, que hacían girar sus faldas de colores brillantes y sosteniendo cestas de paja decoradas sobre sus cabezas, realizaron una danza tradicional oaxaqueña con una compañía de Santa Cruz, llamada Centéotl Danza y Baile.

Una de las bailarinas, Silvia Fernández, madre soltera de dos hijos, es oriunda de la Ciudad de México, donde bailó por 10 años.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de La Prensa Sonoma (@prensasonoma) el

Algunos oaxaqueños están especialmente orgullosos del mezcal, afirmando que su estado es el origen de dicha bebida alcohólica “considerado el padrino del tequila”, dijo Julia Nolasco, representante de ventas de la compañía de mezcal de su familia.

Los colonizadores españoles trajeron la destilación al nuevo mundo y la aplicaron al agave, creando el mezcal, dijo.

“Me gusta mucho”, dijo Enrique López, un oaxaqueño de Petaluma, que se quedó en la cabina de degustación de mezcal.

“Si no tienes una botella, no eres oaxaqueño”, agregó Marvin Carreno, de Rohnert Park.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma