Noticias

Nuevos datos revelan que coronavirus afecta más a latinos que a blancos en Condado de Sonoma

Martin Espinoza
Written by Martin Espinoza

Los residentes latinos del Condado de Sonoma son cuatro veces y medio más probables que los residentes anglosajones de contraer coronavirus, un descubrimiento que refleja estadísticas perturbadoras que muestran que ese mal está causando estragos de manera desproporcionada entre los latinos y otras minorías.

De acuerdo a datos de salud pública del condado que fueron revelados el martes, el 59 por ciento de la gente que ha resultado positiva del virus en pruebas se han identificado como latina o hispana, pese a que solo representan el 27 por ciento de la población.

Los residentes anglosajones componen cerca de un 65 por ciento de la población, pero solo el 33 por ciento de los casos de COVID-19, de acuerdo a los datos.

La doctora Sundari Mase, directora de Salud del Condado de Sonoma, dijo que el Departamento de Salud apenas ha empezado a investigar las razones de por qué los latinos contraen el virus de forma desproporcionada. El condado está montando dos sitios para hacer exámenes este fin de semana para aumentar la detección del virus en las comunidades latinas.

Buscan hacerles exámenes a 250 personas durante el fin de semana, dijo.

“Vamos a investigar eso y analizar los datos y vamos a encontrar las respuestas a esas preguntas”, dijo Mase.

Los hallazgos reflejan una tendencia nacional que muestra que el nuevo virus afecta de manera desproporcionada a las minorías, tanto en cuanto al número de casos confirmados como de muertes, dijo la Doctora Toni Ramírez, una doctora de familia de Santa Rosa.

Ramírez, quien es la cofundadora de un grupo que aboga por el grupo Health Professionals for Equality and Community Empowerment (Profesionales de la Salud por el Avance e Igualdad de la Comunidad), llamado HPEACE, dijo que ella y otros médicos están encontrando “grupos” de casos de COVID-19 entre los hogares grandes donde viven múltiples familias latinas dado al alto costo de la vivienda.

“Tenemos familias múltiples en una casa, compartiendo un baño, y eso hace que sea mucho más probable que otros dentro de la casa se infecten”, dijo. “Esta pandemia en verdad está revelando las desigualdades sistémicas sociales y económicas en el país y en el Condado de Sonoma”.

Los latinos conforman solo el 40 por ciento de la población de California pero representan la mitad de los casos de coronavirus y casi el 78 por ciento entre los niños de 17 años y menores, de acuerdo al Departamento de Salud Pública de California. Los residentes latinos entre los 35 y 49 años de edad representan un alarmante 71.5 por ciento de las muertes en ese grupo, aunque en general para todas las edades son solo el 35.8 por ciento de las muertes a nivel estatal.

El martes, el condado reportó 21 nuevos casos de COVID-19, sumando un total de 333.

De esos, 145 son latinos o hispanos, 82 son anglosajones, 13 son asiáticos o isleños del Pacífico, siete fueron designados como otros (no hispanos) y 86 personas se negaron a proveer información sobre su raza o etnia.

El monto de casos confirmados de residentes asiáticos e isleños del Pacífico son el mismo monto de la población general, como un 5 por ciento.

Los datos demográficos, develados por el condado por vez primera el martes, indican que los latinos son cuatro veces y medio más probables de contraer el virus que los residentes anglosajones. Las probabilidades son calculadas en base en el índice de casos por cada 100,000 personas, lo que es como 107 para latinos y 23 para los blancos.

Rohish Lal, portavoz del departamento de salud del condado, dijo que los epidemiólogos esperan que un 25 por ciento de las personas que sean entrevistadas se nieguen a revelar su raza o etnia. Lal dijo que la falta de información sobre la raza o etnia de 86 personas con COVID-19 podría significar que la proporción real de latinos con la enfermedad sea diferente, pero el departamento de salud espera que tal disparidad no desaparezca y que sea más significativa.

Pedro Toledo, director de Petaluma Health Center, dijo que no le sorprende las nuevas estadísticas, en base a lo que están encontrando el personal del centro de salud en un sitio alternativo del condado, ubicado en la Universidad del Estado de Sonoma. El centro de salud está proveyendo cuidados médicos en dicho sitio.

Toledo dijo que todos los pacientes que han resultado positivos en las pruebas para COVID-19 son latinos. Dijo que los pacientes en el sitio alternativo no pueden aislarse en sus hogares o viven con alguien que es considerado vulnerable a la enfermedad.

“Los trabajadores de bajo ingreso y esenciales son más probable que vivan en departamentos con familias múltiples”, dijo Toledo. “Y muchos trabajadores de la salud son latinos… las muertes que hemos tenido hasta ahora han sido de los de la tercera edad, pero en términos de casos positivos, son de latinos y trabajadores de la salud”.

Mara Ventura, directora ejecutiva de North Bay Jobs with Justice (Trabajos del Norte de la Bahía con Justicia), una coalición de derechos laborales, dijo que los residentes latinos son más probables que trabajen en empleos de salarios bajos con menos acceso a cuidados médicos o en trabajos que no tienen reglamentos estrictos de seguridad y salud.

Esto incluye trabajadoras domésticas, jornaleros y trabajadores de la construcción de baja paga, dijo ella. En muchos casos, añadió, que estos trabajadores viven en condiciones de viviendas apretujadas, con múltiples familias, donde el virus se puede esparcir con facilidad.

“Vimos esto en las familias latinas que fueron afectadas en los incendios de 2017”, dijo ella. “Una casa se quemó, pero había familias múltiples viviendo ahí… solo se requiere que una persona que esté trabajando y ellos contraen el COVID-19”.

Entre todos los casos de coronavirus, 151 estaban activos y 168 personas se han recuperado. Cuatro personas han muerto.

Mase dijo que está al tanto de casos con grandes familias multi generacionales que viven juntos que han contraído el virus, los cuales “pueden estar generando las cifras”.

“Ese es uno de los análisis que estamos haciendo”, dijo Mase.

Mase dijo que no sabe de brotes mayores de ciertas industrias o lugares de trabajo, pese a que los trabajadores de la salud pública saben de grupos en lugares de trabajo específicos. Rehusó decir cuales industrias eran las afectadas.

Dijo que el condado está creando un destacamento de fuerza para contactar a las comunidades latinas para proveerles información sobre los exámenes y otros recursos de salud pública.

Juan Hernández, director ejecutivo de La Luz Center, un centro no lucrativo de Sonoma Valley, dijo que su organización ha trabajado duro para ayudar a que los latinos estén al tanto de las directivas de salud pública que han cerrado escuelas y lugares de trabajo. La agencia no lucrativa tiene dos clientes que han contraído el virus y les ha provisto de comida adicional, pañales y otras cosas esenciales.

No le sorprendió saber que los latinos están contrayendo desproporcionadamente el virus dado a que las disparidades de salud, económica y educativa ya ponen en desventaja a las comunidades inmigrantes de habla hispana.

“El 59 por ciento subraya que existe la disparidad que conocemos”, dijo Hernández. “La pregunta es, ¿qué vamos a hacer sobre esta disparidad al salir de esta pandemia COVID-10?”

Puede ponerse en contacto con los redactores Martin Espinoza en el 707-521-5213 o martin.espinoza @pressdemocrat.com y con Julie Johnson en el 707-521-5220 o julie.johnson@pressdemocrat.com.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma