Noticias

Nuevo alguacil del Condado de Sonoma, Mark Essick, vislumbra mejores relaciones con la comunidad

Nashelly Chavez
Written by Nashelly Chavez

Mark Essick recuerda haber ingresado al Veterans Memorial Auditorium de Santa Rosa, en 1994, examinando a los cientos de solicitantes que se reunían allí, compitiendo por un puñado de ofertas de empleo en la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma.

Tenía 23 años y se había graduado del programa de justicia penal, de Sacramento State University, un año antes. Aunque tenía cierta experiencia como consejero de grupo en el Tutelar de Menores del Condado de El Dorado, donde supervisó a jóvenes durante aproximadamente dos años, Essick no podía obtener un puesto de policía en el Norte de California. Aunque trabajaba como agente correccional de la Cárcel del Condado de Sonoma, no era lo que él esperaba, así que decidió postularse a un nuevo trabajo que podría brindarle mejores oportunidades en el futuro.

“Pensé: ‘Bueno, realmente no quiero trabajar en detención. Quiero trabajar como policía“, dijo Essick, quien creció en Novato y asistió a San Marin High School. “Pero estaba más cerca de casa y tenía un pie adentro”.

El 7 de enero, 25 años después de obtener el trabajo como oficial correccional, Essick, de 49 años, prestó juramento como alguacil del Condado de Sonoma, y ​​lo puso a la cabeza de un departamento con un presupuesto anual de $177 millones y un total de 635 empleados, incluidos oficiales jurados y personal de detención.

Una ceremonia fue realizada al mediodía de ese lunes frente a la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma, donde 250 personas, muchos empleados de la Oficina del Alguacil y líderes de otras agencias policiales, se reunieron para presenciar el evento. Andi, la esposa de Essick, colocó una insignia de alguacil en su traje color verde olivo, mientras sus dos hijos estaban a un pie de distancia. Essick luego tomó juramento del cargo, administrado por el presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Sonoma, David Rabbitt.

“Espero continuar con nuestra colaboración para enfrentar cualquier desafío y oportunidad que se nos presente en los próximos cuatro años”, dijo Rabbitt, durante el evento.

La ceremonia sucedió más de seis meses después de que Essick fuera elegido alguacil en las elecciones primarias de junio, la primera contienda por la posición en un cuarto de siglo. Essick, quien era capitán de alguacil, promocionó su experiencia dentro de la agencia durante su campaña, algo que dijo que le dio una ventaja sobre los otros dos candidatos, ambos oficiales retirados de la policía. Essick obtuvo 57 por ciento de los votos durante la primaria, superando a sus oponentes por un margen lo suficientemente amplio como para evitar una segunda vuelta en noviembre.

Essick ganará un salario base anual de $201,000, dijo la vocera del Condado de Sonoma, Briana Khan.

Antes de la toma de juramento de principios de enero, Essick, quien ahora vive en Cloverdale con su esposa y dos hijos adultos, dijo que una de sus principales prioridades es mejorar la forma en que los agentes del alguacil se conectan y construyen relaciones con miembros de la comunidad en la zona no incorporada del condado de Sonoma. La tarea es difícil, dado que sus oficiales cubren un área más grande y menos densamente poblada, en comparación con los departamentos de policía de la ciudad, dijo Essick.

Mientras asistía a clases de justicia penal en College of Marin, aprendió sobre el modelo de vigilancia comunitaria, que coloca a los oficiales en las mismas áreas de patrullaje durante un período prolongado, para trabajar junto con la comunidad para reducir el crimen. Escuchar sus historias al caminar y desarrollar relaciones con residentes locales y dueños de negocios, fue suficiente para tentarlo a continuar sus estudios de campo, dijo Essick.

“En un buen escenario, debes saber el nombre del policía que patrulla tu vecindario“, dijo previo a su juramento. “Eso es lo que construye la relación. Eso es lo que construye la confianza”.

La Oficina del Alguacil comenzó a asignar oficiales a la misma zona de patrullaje por un año a la vez, algo que Essick dijo que trabajó en su implementación mientras hacía campaña por el puesto de alguacil. Los oficiales ahora están obligados a checar las escuelas locales y hablar con oficiales de recursos allí para ofrecer ayuda adicional, dijo.

En su nuevo cargo, Essick también supervisará la cárcel del condado, que por momentos alberga aproximadamente 1,100 reclusos.

Con 45 por ciento de ellos sufriendo enfermedades mentales, Essick se acercó al Departamento de Servicios de Salud del condado para desarrollar programas de entretenimiento.

“Las personas con enfermedades mentales no mejoran cuando están en la cárcel”, dijo Essick. “Necesitan tratamiento y necesitan programas. Toda la investigación que existe lo demuestra”.

Sin embargo, las condiciones en la cárcel han sido objeto de una serie de demandas en los últimos años, algunas de las cuales resultaron en subsiguientes liquidaciones multimillonarias. En un caso reciente, el condado acordó pagar $1.7 millones en junio a ex reclusos del Condado de Sonoma que alegaron haber sido sometidos a abusos físicos y verbales por parte de oficiales correccionales, como parte de una política del departamento de “asesoramiento en el patio”.

Mientras que la agencia transitaba hacia un nuevo comando, el vigilante de la policía del condado, encargado de auditar las investigaciones internas de la Oficina del Alguacil, se está preparando para su propio cambio de liderazgo.

Jerry Threet, director de la Oficina Independiente de Revisión y Alcance de la Aplicación de la Ley (IOLERO, por sus siglas en inglés), anunció en agosto que dejaría su cargo, citando preocupaciones de salud como su razón para irse.

Un informe anual publicado por la oficina de Threet a fines de 2018, y la posterior respuesta de la Oficina del Alguacil, dejó en claro que las relaciones entre las dos agencias se habían desgastado, luego de algunos desacuerdos sobre la función, el acceso y el alcance del vigilante en los archivos del departamento.

Essick dijo que se había sentado con candidatos que buscaban asumir el rol de director de vigilancia, y que estaba satisfecho con la persona elegida para el puesto. El candidato no ha sido anunciado porque se están sometiendo a una verificación de antecedentes, dijo Essick.

“Estoy emocionado”, dijo Essick. “Creo que esta persona aportará a IOLERO una perspectiva diferente a la del director actual”.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma