Comunidad

Mueren en 2019 tres personas en sendero tomado por campistas en Santa Rosa

Will Schmitt
Written by Will Schmitt

George Somersall era un amante de la música, bailarín, tío cariñoso, y del tipo que ganaba $2 en un casino y salía como un ganador de lotería, dijo su hermano, Keith Faber.

Era un tomador de riesgos que no temía una pelea en un bar, dijo Faber, y “era divertido sin importar las circunstancias”.

También vivió con VIH durante casi tres décadas, y su lucha con la enfermedad se intensificó cuando quedó sin hogar hace unos años después de que su madre perdiera la casa donde habían estado viviendo, dijo Faber.

“Él era muy duro, pero no estaba hecho para ese tipo de vida“, dijo Faber sobre su hermano mayor.

Faber y sus hijos vivieron con Somersall a lo largo del sendero Joe Rodota, detrás del Dollar Tree en Sebastopol Road después de perder su hogar en los incendios de 2017. Cuando finalmente encontraron un nuevo lugar para vivir en febrero, Somersall, cuyo apodo dado por su abuela era “Moosho”, un miembro de Dry Creek Pomo, a veces se quedaba con ellos, comiendo más de lo que aparentemente era posible para su pequeño cuerpo, dijo Faber.

Pero Somersall había comenzado a usar drogas mientras estaba sin hogar, dijo Faber, y su situación de vida y la enfermedad preexistente se combinaron, cobrándole un alto precio.

El fanático de AC/DC y Tupac, que también escuchaba música country y techno, murió el 25 de septiembre a la edad de 51 años. Fue encontrado en su tienda de acampar a lo largo del sendero Joe Rodota. “Amaba a todos en el sendero”, dijo Faber.

Somersall fue una de las tres personas sin hogar, todos hombres, que murieron en 2019 a lo largo del sendero Joe Rodota, donde un gran campamento se ha atrincherado a lo largo del parque del condado al sudoeste de Santa Rosa.

Sus muertes son un reflejo del siniestro deterioro que los años pueden afectar a personas sin un refugio permanente, incluidas expectativas de vida más cortas demasiado comunes en la población de 3,000 personas sin hogar del condado de Sonoma.

Las personas sin vivienda estable viven aproximadamente 25 años menos, en promedio, que aquellos con viviendas, según una encuesta de 2019 de la población sin hogar del Condado de Sonoma, que citó un estudio nacional de 2008.

Dos tercios de las personas locales sin acceso regular a un refugio informaron al menos una condición de salud, más común el abuso de drogas o alcohol, así como problemas psiquiátricos, trastorno de estrés postraumático y discapacidades físicas. Al igual que Somersall, casi 90 por ciento de los encuestados dijeron que habían estado viviendo en el condado antes de quedarse sin hogar.

“Es difícil recibir atención de salud para afecciones que no tienen nada que ver con la falta de vivienda, y el estrés por la falta de vivienda causa y exacerba las enfermedades“, dijo Adrienne Lauby, defensora del grupo Homeless Action, en un correo electrónico. “Una persona sin hogar muere un poco todos los días”.

La muerte registrada más reciente en el sendero ocurrió el 18 de noviembre de 2019, cuando James Jones, de 68 años, fue encontrado muerto en su tienda, aparentemente por causas naturales y sin signos de mala leche, según la investigación preliminar del Departamento de Policía de Santa Rosa.

Jones tenía conocidas condiciones médicas y parecía haber estado muerto por más de un día antes de que un campista vecino lo descubriera, dijo la policía. La investigación de un forense sobre su muerte permanece abierta, según la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma.

Somersall fue encontrado por su primo el 25 de septiembre en su propia tienda, según el departamento de policía. La investigación de un forense determinó que murió de una sobredosis accidental.

El tercer hombre, Michael Spielberg, fue encontrado muerto por un guardia de seguridad en las primeras horas del 31 de marzo a lo largo del sendero detrás del Dollar Tree, en Sebastopol Road. La policía creía que Spielberg, de 38 años, que parecía haberse ahorcado, no tenía hogar, aunque no estaba claro si vivía en el sendero Joe Rodota en ese momento.

Caridades Católicas de Santa Rosa, un importante proveedor local de servicios para personas sin hogar, tenía “muy buenas relaciones” con Somersall y Jones, quienes habían estado entrando y saliendo de refugios, dijo Jennielynn Holmes, directora de programas de Caridades Católicas. Ella dijo que la agencia no tenía antecedentes de trabajar con Spielberg.

La Junta de Supervisores del condado considerará el martes establecer un refugio temporal para 60 personas en el campus de Los Guilicos o en el complejo del gobierno del condado y comprar un par de casas, en Santa Rosa y Cotati, para albergar hasta 20 personas más.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma