Comunidad

Médicos promueven vacunas ante riesgo de brote de sarampión en el condado de Sonoma

Alexandria Bordas

Cada mañana, el pediatra de Santa Rosa, Brian Prystowsky, verifica el número de casos de sarampión en los Estados Unidos, como parte de su rutina diaria. Hasta el viernes, había 764 casos confirmados, 60 más desde finales de abril.

A medida que aumenta el número de niños que contraen sarampión en todo el país y en California, Prystowsky teme que haya un brote en el condado de Sonoma. En el oeste del condado, donde hay dos escuelas que el año pasado se encontraban entre las 10 principales en el estado con la tasa más alta de alumnos de kínder sin vacunar, es más vulnerable a un brote, dijo.

“Creo que en los años noventa fue la última vez que hubo tantos niños con sarampión como ahora”, dijo el pediatra, que ha trabajado para Sutter Pacific Medical Foundation desde 2017.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que no ha habido un brote tan extenso desde 1994, y que la mitad de todos los casos reportados hasta ahora en 2019, son niños menores de cinco años. “El recuento que hacen los CDC cada tantos días es de dar miedo, en comparación con todos los años anteriores”, dijo.

El riesgo alarmante para la comunidad local hizo que el pediatra ayudara a liderar a un grupo de más de 200 profesionales médicos a dar el paso sin precedentes de lanzar una campaña de salud pública de base, para instar a los padres a que vacunen a sus hijos y educarlos sobre las consecuencias de rechazar las vacunas.

“Nosotros, los médicos y profesionales de la salud del condado de Sonoma, estamos de acuerdo en que las vacunas no sólo son seguras y efectivas, sino que también son fundamentales para proteger a las personas y a nuestra comunidad de enfermedades infecciosas graves, que ponen en peligro la vida”, según la declaración de salud pública escrita por Prystowsky en nombre del grupo de médicos principalmente del condado. “La mejor manera de protegerse, a sus seres queridos y a su comunidad es vacunándose”.

Aunque los funcionarios del departamento de salud del condado han estado haciendo correr la voz sobre la importancia de inmunizar a los niños, los médicos aún se sienten obligados a desempeñar un papel clave en la educación sobre vacunación, dijo el pediatra.

Para llegar a una amplia audiencia y promover un sentido de urgencia, el grupo de profesionales de la medicina pagó por un anuncio de media página en The Press Democrat del domingo para promocionar su mensaje de salud pública sobre las vacunas.

“Tenemos que abordar esta crisis de salud pública a nivel local y llegar a educar a nuestros pacientes de manera más deliberada para que conozcan las consecuencias de sus decisiones”, dijo la doctora Patricia May, presidenta de la Asociación Médica del Condado de Sonoma, y uno de los médicos que respaldaron el mensaje de salud pública. Ha trabajado como asistente de jefe de cirugía en Kaiser Permanente de Santa Rosa, desde 2012 y tiene 22 años de experiencia quirúrgica.

Aunque no se han reportado casos de sarampión en el condado de Sonoma, hasta el momento en 2019, California está experimentando un brote de sarampión con 40 casos confirmados hasta el sábado, según los CDC. Es uno de los seis estados con brotes en curso.

La defensa por la salud pública de los médicos se ha extendido por el Norte de la Bahía, así como en Sacramento, donde un grupo de médicos del condado de Sonoma viajó recientemente para instar a los líderes estatales a prestar más atención a las preocupaciones derivadas de las exenciones de vacunación médica que se han disparado aquí, anunció Prystowsky.

La primera ley de vacunación del estado, promulgada en 2015 basada en una legislación introducida por el senador Richard Pan, D-Sacramento, prohibió las excepciones por creencias personales y religiosas. Pero esto ha llevado a un incremento en lo que algunos médicos llaman exenciones médicas falsas.

“La gente encontró a estos médicos que son contratados, y usted paga en efectivo, y ellos escriben una exención médica”, dijo Prystowsky. “Es medicina marginal”.

Para cerrar aún más las lagunas de vacunación, Pan presentó un proyecto de ley en marzo con el objetivo de otorgar al departamento de salud estatal la capacidad de verificar las exenciones médicas. La nueva legislación también requeriría que los médicos expliquen por qué otorgan una exención, proporcionen su número de licencia y certifiquen que examinaron al paciente para que la exención fuera aprobada por el Departamento de Salud Pública de California.

El proyecto de ley fue aprobado por el Comité de Salud del Senado el mes pasado, a pesar del rechazo de los padres y grupos contra las vacunas.

May dijo que sabía que había altas tasas de no vacunados en zonas del Norte de la Bahía, pero se sorprendió al saber que cuatro escuelas del Condado de Sonoma estaban entre las 10 escuelas en todo el estado el año pasado con estudiantes que tenían exenciones de vacunación.

De acuerdo con un informe de 2018 de la Organización Mundial de la Salud, antes de la introducción de la vacuna contra el sarampión en la década de 1960, se produjo una epidemia cada tantos años y causó aproximadamente 2.6 millones de muertes al año.

“¿Por qué querríamos volver a esas estadísticas?”, cuestionó May. “Las vacunas salvan vidas.

Vanessa DeSousa, quien ha trabajado como pediatra por cinco años en Santa Rosa, dijo: “Me preocupa que la inmunidad de la comunidad esté en riesgo. Mi objetivo es ser de confianza para los padres en una comunidad donde hay mucha desinformación”.

Prystowsky lo explicó más claro por qué los médicos del área fueron movidos a ser defensores de la salud pública.

“Rara vez salimos por nuestra cuenta prefiriendo confiar en las instituciones y en la ciencia”, dijo el pediatra. “Estamos nada más esperando para que un niño muera  o tenga una complicación por el sarampión, y esa es una manera terrible de acercarse a la medicina, simplemente reparando”.

The Press Democrat [English version]  

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma