Comunidad Noticias

Marcha de mujeres en Santa Rosa en solidaridad con inmigrantes

J.D. Morris
Written by J.D. Morris

The Press Democrat [English version]

Las calles del centro de Santa Rosa fueron rebasadas el sábado por una vibrante rebelión política, cuando una multitud de miles marcharon en solidaridad con las mujeres, los inmigrantes y otros, en una desafiante muestra contra el presidente Donald Trump, un día después de su toma de posesión.

Los manifestantes de la ciudad más grande de la Costa Norte, políticamente liberal, expresaron serias preocupaciones sobre el futuro de la nación, bajo un líder cuyos objetivos declarados representan un asalto a los valores que consideran importantes.

Para ellos, la presidencia de Trump pone en peligro el progreso de la nación en varios frentes, incluyendo los derechos de las mujeres, los inmigrantes, los musulmanes y las parejas del mismo sexo, así como los esfuerzos para combatir el cambio climático. Su mensaje del sábado, gritado desde las calles atestadas y garabateado en carteles hechos a mano, se sumó a un voto por encontrarse con el nuevo presidente de frente, ya que trata de imponer un fuerte cambio en el gobierno y hacer retroceder muchos de los logros celebrados en la era de Obama.

La ex representante Lynn Woolsey, demócrata de Petaluma, dijo a la multitud reunida frente al ayuntamiento, que las políticas de Trump amenazan con devolver a los Estados Unidos a la década de 1950.

“Queremos que nuestro presidente sepa que no vamos a regresar”, dijo Woolsey entre aplausos. “Queremos hacerle saber que no vamos a quedarnos en nuestra burbuja en el Norte de la Bahía, en el norte de California, donde realmente entendemos”.

Fue una de varias oradoras en la Marcha de Mujeres, que fue un espejo a cientos de manifestaciones en todo el país y en todo el mundo, encabezadas por el masivo mitin en Washington, D.C.

Los organizadores dijeron que la participación en Santa Rosa, estimada en más de 5,000 personas, fue mayor a lo esperado. Los asistentes, que llevaban chaquetas para la lluvia y paraguas, llenaron First St., y se derramaron sobre Santa Rosa Avenue y la calle D, en el corazón de la ciudad.

“Mira esto”, dijo la organizadora Anne McGivern. “A la gente le importa lo que sucede. Querían ser invitados para presentarse y tomar acción”.

La manifestación comenzó con una manifestación el mediodía, seguido de una marcha que avanzó hacia el norte por la calle D, al oeste por la calle 4th, al sur por la calle B y de vuelta a la alcaldía por la calle 1st. La caminata, de aproximadamente una hora, concluyó a las 2:30 pm, y las calles cerradas en la zona fueron reabiertas poco después, señaló la policía.

La policía de Santa Rosa dijo que no se informaron incidentes perjudiciales, y describió la marcha como pacífica y bien organizada. El teniente John Snetsinger dijo que la multitud componía “fácilmente más de 5,000”, y podría haber sumado varios mil más. Snetsinger, quien ha trabajado en el departamento de la policía por más de 20 años, dijo que era “uno de los mayores eventos de libre expresión que hemos tenido en Santa Rosa”.

En el mitin, el congresista Jared Huffman, demócrata de San Rafael, dijo a una animada multitud que la retórica divisora empleada por Trump no redefinirá la identidad estadounidense.

“Lo que Barack Obama dijo en sus últimos días, como nuestro presidente, es que ser estadounidense no es de dónde vienes ni qué pareces, qué idioma hablas, cuáles son tus creencias, a quién amas. No se trata de ninguna de esas cosas. Es sobre el ideal de que todos somos iguales, y que en este país, ser estadounidense significa que puedes hacer de tu vida lo que quieras”, dijo Huffman. “Vamos a definir lo que significa ser un estadounidense. Y vamos a pasar estos cuatro años juntos”.

Huffman concluyó sus comentarios poniéndose un gorro rosado con orejas de gato, el emblema elegido por los manifestantes para llamar la atención sobre los crudos comentarios de Trump sobre las mujeres. En una grabación de 2005, que apareció públicamente en octubre, Trump fue escuchado diciendo que por su estatus de celebridad podía hacer proposiciones sexuales a las mujeres, e incluso “agarrarlas por la ‘pussy’”.

Tal comportamiento, que Trump pasó como “charla de vestidor”, es vergonzoso para alguien que ocupa la Casa Blanca, dijeron manifestantes.

“Cuando las mujeres sienten que es suficiente, que hemos tenido suficiente, nos reunimos. Y lo hacemos de una manera no violenta, pacífica y amorosa“, dijo Alicia Sánchez, presidenta de KBBF, la estación de radio pública bilingüe de Santa Rosa, en una entrevista después del mitin. “Vamos a tener éxito a través de la unidad. No vamos a retroceder, sino avanzar por los derechos de las mujeres, por los derechos de los inmigrantes, por los derechos humanos, por las vidas de la gente negra”.

En su discurso en la manifestación, Sánchez dijo que la comunidad se uniría para convertirse en “protectores” unos de otros, mientras luchaba contra la injusticia y el fanatismo.

La manifestación de Santa Rosa fue una “marcha hermana” a la Marcha de la Mujer en Washington, que comenzó en la capital de la nación horas antes. Más de 500,000 personas asistieron a esa manifestación, que fue precedida por discursos de estrellas, como la senadora demócrata Kamala Harris, de California; la cantante y actriz, Janelle Monáe; la actriz América Ferrera, la cantante Alicia Keys y muchas más.

En el Área de la Bahía y en la Costa del Norte, las manifestaciones también ocurrieron en San Francisco, Oakland, San José, Sonoma, Napa, Fort Bragg y Ukiah.

Con información de Paul Payne, reportero de The Press Democrat.

Reciba noticias semanales en su email haciendo clic en esta línea.


Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma