Comunidad

Lisa Carreño da nueva vida a United Way of the Wine Country

Susan Minichiello

En el primer día de Lisa Carreño como nueva directora ejecutiva y presidenta de United Way of the Wine Country, la sucursal local de una organización benéfica global sin fines de lucro, celebró una reunión de personal por la mañana para realizar las presentaciones. Hacia el final de esa reunión, ella invitó a todos a su oficina más tarde para una limpia de celebración con ramas de salvia, para atraer una energía y un espíritu positivo.

“Les estaba haciendo un llamado somnoliento para que supieran que esto era algo que quería y que necesitaba hacer para establecerme en el espacio, y los invité a ser parte si lo querían”, dijo Carreño, de 56 años. “Y muchos participaron”.

La reunión espiritual inclusiva fue el pie con el que Carreño, una líder comunitaria de larga data, comenzó su nuevo capítulo el verano pasado, como la primera mujer y latina que encabezara United Way of the Wine Country desde su inicio, hace más de 50 años. Era apropiado para una mujer espiritual, cuyo trabajo de defensa social a lo largo de toda la vida encarna su creencia fundamental de construir puentes y crear comunidad.

“Creo que la gente realmente anhela la comunidad”, dijo.

Carreño se ha desempeñado en un número exhaustivo de grupos de defensa social y comunitarios, siendo la única latina que haya presidido la junta directiva de Sonoma County Fair, hasta el comité directivo de Giving Circle LGBTQI del condado de Sonoma, hasta parte del grupo asesor de inmigración del representante Mike Thompson y la primer integrante de la comunidad designada al comité editorial de The Press Democrat.

Desde que tomó el mando de United Way, la organización ha recaudado alrededor de $120,000 para el fondo de bienestar y recuperación de inundaciones del condado de Sonoma, luego de las peores inundaciones en el río Ruso en más de dos décadas, en febrero. La recaudación de fondos para las víctimas de las inundaciones ha resultado más desafiante que la recaudación de fondos para las víctimas de incendios forestales, dijo.

En parte, atribuyó el desafío a la respuesta psicológica de la gente al ver las estructuras aún en pie después de la inundación, mientras que las consecuencias de una tormenta de fuego parecen ser más devastadoras visualmente. Sin embargo, dijo que las personas más vulnerables de ingresos bajos a moderados, se vieron afectadas por las inundaciones.

“El desastre puede ser igual, pero la recuperación siempre es inequitativa“, dijo.

United Way anunció que en julio comenzará a administrar el 2-1-1 del Condado de Sonoma, un servicio telefónico y sitio en línea gratuito que conecta a los residentes con agencias de servicios humanos y de salud. El servicio es administrado actualmente por el Volunteer Center of Sonoma County, que según Carreño, ha sido un socio sólido con United Way por más de 30 años.

El cambio en el 2-1-1 lo convertirá en un sistema de información más robusto durante una crisis o desastre, incluidas más herramientas multimedia, como la adición de capacidades para enviar mensajes de texto de dos vías y una actualización sobre cómo buscar datos en su plataforma de internet.

“Será muy fácil de usar y más organizado”, dijo Carreño.

Otro esfuerzo que United Way pronto emprenderá es asociarse con California Complete Count, un comité estatal, para garantizar un funcionamiento adecuado del Censo de Estados Unidos en 2020, que será el primero en confiar en las respuestas en línea. Es un desafío en el área, donde hay poblaciones que se consideran difíciles de contar, incluidos residentes en hogares sin internet, inquilinos, residentes de bajos ingresos e inmigrantes que temen ser deportados.

Carreño, descendiente de inmigrantes cubanos y sicilianos, se conecta y defiende a la comunidad latina. Hace aproximadamente una década escuchó sobre reuniones de líderes de la comunidad latina, liderados por Herman J. Hernández, que querían que sus voces estuvieran mejor representadas en la toma pública de decisiones. Ella comenzó a asistir, y estaba sentada en la parte posterior de la sala durante una reunión en la que los asistentes discutían sobre la formación del grupo en una organización sin fines de lucro 501 (c)(3).

Carreño se encontró contando la historia de cómo varios miembros de su familia trabajaban en fábricas de cigarros en el oeste de Tampa, Florida. Su madre creció en una de las 100 casas, propiedad de una compañía de cigarros. Las casas eran idénticas, pequeñas y en mal estado. Los residentes podían mirar a través de las paredes y ver hacia afuera, recordó.

“Cuando les conté esa historia, empezamos a hablar de que cien de nosotros pusimos $100 en un fondo común para ayudar a financiar los costos de formación de nuevas empresas”, dijo.

El grupo pasó a llamarse Los Cien, ahora la mayor organización latina sin fines de lucro del Condado de Sonoma. Los Cien fue dirigido por voluntarios hasta que contrató a Magali Telles, ex coordinadora de preparación universitaria en Sonoma State University, como directora ejecutiva, el año pasado. Telles dijo que Carreño, quien se desempeña en la junta ejecutiva, es una mentora para ella y se reúne con ella al menos una vez por semana.

“Creo que ella demuestra todos los días su compromiso con esta comunidad, especialmente con las personas que no cuentan con servicios suficientes o están menos representadas”, dijo Telles sobre Carreño.

Criada en Tampa, Florida, Carreño se mudó al condado de Sonoma en agosto de 1992, para estar con su novia de larga distancia que ahora es su esposa. Luego pasó más de 12 años trabajando como directora ejecutiva de YWCA Sonoma County, una organización sin fines de lucro que proporciona recursos para las víctimas de violencia doméstica.

En 2007, se fue a trabajar como abogada en Spaulding McCullough & Tansil, pero en 2012 regresó a trabajar a las organizaciones no gubernamentales y se convirtió en la directora ejecutiva de 10,000 Degrees, que ayuda a estudiantes de bajos recursos. Estuvo en 10,000 Degrees por más de seis años antes de que se convirtiera en directora ejecutiva y presidenta de United Way of the Wine Country el verano pasado.

Bruce Goldstein, abogado del condado de Sonoma, conoció a Carreño hace aproximadamente una década, cuando era una abogada en activo. Dijo que ella fue fundamental en el lanzamiento en febrero de Secure Families Collaborative, una red de organizaciones sin fines de lucro que brindan defensa a los inmigrantes de ser deportados del condado.

“Sin ella, simplemente no habría sucedido“, dijo Goldstein.

The Press Democrat [English version]        

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.
Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma