Noticias

Latina obtiene una de las becas académicas más prestigiosas en EE.UU.

Christi Warren
Written by Christi Warren

The Press Democrat [English version]

Cuando la estudiante de Santa Rosa Junior College, Vanessa Nava, fue llamada a la oficina del presidente de la universidad hace un mes para ser felicitada por algo, pensó que se trataba de una de las prácticas profesionales de verano que acababa de obtener.

Estaba equivocada.

En cambio, la estudiante universitaria de primera generación había ganado una beca de hasta $40,000 dólares al año, en una universidad de cuatro años que ella elija.

Nava es sólo una de los 55 estudiantes universitarios de todo el país que recibirán la beca de Jack Kent Cooke Foundation. Las universidades comunitarias, como el SRJC, ven el extraordinario logro de la misma manera que las universidades de cuatro años suelen jactarse del número de ganadores del premio Nobel que tienen en el campus, dijo el presidente de SRJC, Frank Chong.

“Todo lo que pude decir cuando me dijeron fue, ‘¡wow!'”, dijo Nava… No tenía palabras.

Casi 3,000 estudiantes universitarios solicitaron la beca, que se otorga a quienes buscan transferirse a una universidad de cuatro años después de su graduación.

En dónde aplicará Nava los fondos, sin embargo, todavía está en el aire. La residente de Rohnert Park, de 22 años de edad, está decidiendo entre la Universidad de Cornell y UC Berkeley, con un ambicioso objetivo de trabajar en periodismo de salud y convertirse en médico.

La beca también la hace elegible para $50,000 adicionales por año, cuando estudie un posgrado. Su plan actual es ir a la escuela de medicina después de que obtenga su licenciatura, aunque aún no está segura del área en que quiere especializarse.

Este verano, eligió hacer prácticas profesionales en Gladstone Institutes de San Francisco, ayudando con la investigación del SIDA.

Cuando Nava se graduó de Rohnert Park Technology High School en 2013, estaba desanimada.

“En Tech High, todo era muy competitivo”, dijo. “Al menos mi clase era muy competitiva. Así que eso comenzó a bajar mi confianza porque no era considerada una de las más inteligentes de mi clase. Así que ese fue el primer factor, y luego no me aceptaron en la universidad de primera elección”.

En aquel momento, su primera selección había sido UC Irvine. Ahora, está bien con tener al frente una educación en dos de las mejores universidades de la nación.

“Esta vez me han aceptado en UC Irvine, pero ya no es mi primera opción”, dijo riendo.

Nava da el crédito a sus padres, que emigraron a los Estados Unidos de México hace más de 20 años, por la motivación que le dieron.

“Desde el principio, desde que puedo recordar, sólo sabía que la educación era realmente poderosa“, dijo. “Siempre he oído decir: ‘Si tuviera la oportunidad de ir a la universidad, lo habría hecho’ o ‘habría hecho eso.’ Es sólo un gran motivador saber que ellos desean haber podido hacer esto. Y ahora que tengo la oportunidad de hacerlo realmente, no puedo echarlo a perder”.

Chong no es consciente de ningún otro estudiante de SRJC ganando la beca, desde que él llegó al campus, en 2012.

“Creo que el poder del logro de Vanessa es que ella realmente habla con muchos jóvenes que salen del bachillerato y se espera que sepan exactamente lo que quieren hacer por el resto de sus vidas, que sean productos terminados, cuando son realmente obras en curso“, dijo.

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma