Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Comunidad Noticias

Las lluvias disminuyen mientras que North Bay espera el fin de la temporada de incendios

Nashelly Chavez
Written by Nashelly Chavez

Puede ver la versión en inglés de esta nota aquí.

La tormenta más fuerte de la temporada mojó a North Bay el martes, trayendo consigo más de una pulgada de lluvia en los lugares más húmedos y las suficientes aguas en otros lugares para revivir arroyos que se habían vuelto estrechos y lánguidos durante los largos meses secos.

Las cifras totales variaron desde una cifra aguda en Cazadero, la cual registró 1,15 pulgadas a las 5:30 p.m., hasta lluvias más menguadas en Petaluma, que reportó menos de un cuarto de pulgada. Sebastapol llegó con 0,7 y Santa Rosa con tres cuartos de pulgada.

Se esperaba que las cifras incrementarán durante la noche hasta el miércoles por la mañana cuando las lluvias atraviesen el Condado.

“Es posible que aún tengamos pocas lluvias dispersas a medida que nos acercamos a las 11 en punto, pero muchas de ellas desaparecen cuando pasamos el mediodía”, dijo Brayden Murdock, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. “No va a ser generalizado”.

Fue el segundo incidente de lluvia en el Condado de Sonoma en el lapso de una semana después de que un frente más ligero ensombreciera la región el viernes. Sin embargo, no ha sido suficiente para poner fin formalmente a la larga y destructiva temporada de incendios de la región.

Tyree Zander, portavoz de Cal Fire, agencia que determina cuándo concluye la temporada en North Bay, dijo que era poco probable que la agencia llegara a dicha conclusión esta semana.

Incluso con las recientes lluvias, tras un ardiente verano y otoño, el paisaje todavía abunda con combustible seco, dijo Zander.

Los casos de un reciente pasado de California reflejan el peligro que hay durante el fin de la temporada. El incendio más letal del estado, el incendio Camp, estalló hace dos años a principios de noviembre, y uno de los más grandes, el incendio Thomas, calcinó cerca de 282,000 acres en los Condados de Santa Bárbara y Ventura después de arder el 4 de diciembre de 2017.

“El pronóstico del tiempo a largo plazo no brinda ninguna confianza como para terminar la temporada de incendios en este momento”, dijo Zander.

La lluvia del martes fue persistente pero no lo bastante fuerte como para causar inundaciones en áreas bajas o flujos de escombros en las grietas de las quemaduras de los incendios de Walbridge o Glass del Condado de Sonoma.

Un frente frío adjunto provocó que las temperaturas diurnas cayeran entre los 50 y los 60 grados. Se espera que el miércoles sea un poco más cálido, dijo Murdock. Más allá de eso, la próxima probabilidad de lluvia no es hasta principios de la próxima semana.

Puede comunicarse con la redactora Nashelly Chávez al 707-521-5203 o nashelly.chavez@pressdemocrat.com y con el redactor Ethan Varian en ethan.varian@pressdemocrat.com o al 707-521-5412.

 

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma