Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Comunidad Noticias

La familia Latina de Sonoma que busca triunfar con mejores vinos que los de Napa

Avatar
Written by La Prensa Sonoma

Puede ver esta nota en inglés aquí.

Por Jess Lander

Cuando se trata de elaborar cabernet sauvignon de calibre mundial, el Condado de Sonoma durante mucho tiempo ha interpretado un papel secundario frente a su vecino, Napa. Pero ahora, el propietario de una bodega de Alexander Valley está buscando invertir los papeles.

“No escatimaremos en gastos, escalaremos a la cima de la montaña, plantaremos la bandera y proclamaremos la victoria”, dijo el fundador de Crescere Wines, Joe Reynoso, cuya receta para el éxito contiene tres ingredientes claves: un nexo profundo con la tierra, un enólogo estrella, y una familiaridad con ser un desaventajado.

Reynoso, quien es un hijo de inmigrantes mexicanos y el mayor de 15 hermanos, surcó sus años de infancia en las granjas de California. Su padre, un maestro, aumentaba sus ingresos en el verano trabajando en unas granjas ubicadas al norte de Bakersfield. Pero no fue hasta años después que Reynoso se ensució las manos en el campo.

A los 19 años de edad, de regreso en California desde Chicago y trabajando como camionero, Reynoso hizo un hallazgo que transformaría el rumbo de su vida.

“Entregué un piano a un viñedo en Napa Valley y me dije: ‘Esto es lo más hermoso que he visto en mi vida, quiero uno’”, recordó Reynoso.

Lo que para muchos hubiese sido un sueño ocioso y pasajero se tornó en un empeño serio y duradero para Reynoso. Emprendió la búsqueda de sus quimeras obteniendo un título de la Universidad Estatal de San Francisco seguido de un MBA de la Universidad de Chicago.

Reynoso, fascinado por años por el mercado de valores, luego se convirtió en un operador de piso para CME Group. Subsecuentemente, fundó su propia empresa comercial.

“Esos tipos que ves en las películas con chaquetas chillonas, gesticulando y gritando, eso es lo que solía hacer”, dijo.

Quince años después y un día antes de cumplir los 34 años de edad, el arduo trabajo de Reynoso en el comercio hizo posible que comprara su propio viñedo en 1994.

Levantando su bandera

Reynoso había comprado 500 acres alejados en Alexander Valley con más de una milla de frente del río Russsian y las laderas de las colinas que permitían bloques de viñedos claramente diferentes en todas partes. Mientras se dedicaba a cuidar la propiedad de su viñedo, desarrolló una afinidad por el Condado de Sonoma.

“Es más diverso y parecía más agrícola (que Napa)”, dijo. “Robert Parker tiene una cita que dice algo así: ‘En el mundo del vino de California, Napa es la llamarada, Sonoma el alma’. Creo que hay algo de verdad en eso”, agregó.

El plan inicial de Reynoso para la propiedad, que tenía solo 10 acres de vides en el momento de la compra, era sencillamente el cultivar la tierra y vender las uvas. Luego agregó 140 acres de variedades de uva al viñedo, muchas de las cuales rara vez se encuentran juntas en un viñedo, especialmente en el Valle de Alexander.

Hoy en día, el viñedo está plantado con petit verdot, sauvignon blanc, merlot, petit sirah y, por supuesto, cabernet sauvignon. También hay un bloque de syrah para lo que Reynoso llamó frescamente, “tranquilidad doméstica” (la esposa de Reynoso, Elena, es una gran fanática de dicha uva).

En  año 2016, más de 20 años después de comprar el viñedo de Alexander Valley, los Reynosos lanzaron su propia marca comercial de vinos, Crescere (el nombre significa crecer; aumentar; prosperar). Joe Reynoso había recién cofundado la planta de molienda personalizada Sugarloaf en Santa Rosa, lo que le dio acceso a una bodega de vanguardia. Luego contrató al reconocido enólogo y consultor de vinos de California, Philippe Melka, quien es oriundo de Burdeos y el hombre detrás de algunas de las bodegas más aclamadas del Valle de Napa.

Melka se transformó en la pieza final para concluir el rompecabezas de elaboración del vino que Reynoso había imaginado en 1994.

“Nos sentimos muy afortunados de tener un gran terreno que plantamos hace más de veinte años y desde entonces hemos sido meticulosos en nuestro cuidado”, dijo Reynoso. “Tenemos un administrador de viñedos que conoce la tierra tan bien como conoce a sus hijos. Y tenemos a Phillipe. Todos los involucrados están dedicados a hacer los mejores vinos posibles, por lo que todos podemos unirnos y enfrentar cualquiera de los desafíos que puedan surgir ”.

La mayoría de los vinos Crescere ya están asignados, pero los enófilos pueden crear una cuenta para obtener acceso en línea. Si bien por ahora no hay una sala de degustación para Crescere, tienen planes de construir una cabaña en su propiedad e incluso asociarse con una compañía de helicópteros, que puede aterrizar en el rancho para experiencias de degustación exclusivas. creserewines.com

Click here for reuse options!
Copyright 2021 La Prensa Sonoma