Noticias

Incendio de 2017 en Norte de California fue ocasionado por sistema eléctrico privado, no PG&E: Cal Fire

Mary Callahan
Written by Mary Callahan

Cal Fire ha anunciado que el incendio de Tubbs de 2017 fue encendido por un sistema eléctrico privado adyacente a una estructura residencial, y no al equipo de PG&E, como era sospechado ampliamente en la estela del infierno.

Los tan esperados hallazgos fueron hechos públicos justo después del mediodía del jueves en un comunicado de prensa de Cal Fire, que también dijo que los investigadores no encontraron ninguna violación a la ley estatal relacionada con la causa del incendio forestal.

El devastador incendio del 8 de octubre de 2017, cerca de Calistoga, se extendió por Mayacamas Mountains hacia Santa Rosa, quemando 36,807 acres, destruyendo 5,636 estructuras y matando a 22 personas. Fue el incendio más destructivo en la historia de California en ese momento, una marca que ahora sostiene el mortal incendio de Camp el año pasado, en el condado de Butte.

La conclusión de Cal Fire es el resultado de una investigación de 16 meses que analizó tanto lo que no causó el incendio como lo que sí lo hizo. Los investigadores señalaron en el informe del estado que el incendio de Tubbs destruyó piezas clave de equipo eléctrico en el origen del incendio, en una propiedad de 10 acres en Bennett Lane, al norte de Calistoga. Al examinar los patrones del incendio, las declaraciones de testigos y otras pruebas, el investigador principal determinó que “es poco probable que el equipo de PG&E fuera responsable de provocar el incendio de Tubbs”, según el informe de 80 páginas parcialmente redactado.

El portavoz de Cal Fire, Michael Mohler, dijo que la investigación era una de las más extensas de Cal Fire, que requería “varias miles de horas” de trabajo y un área de origen principalmente destruida por el fuego.

“Desde la opinión de nuestro investigador, vino de un sistema privado. No vino de un sistema público”, dijo Mohler.

El hallazgo de Cal Fire valida una defensa que PG&E ha montado en documentos judiciales y regulatorios. Representa un impresionante revés para los miles de sobrevivientes que presentaron una demanda contra PG&E a raíz de los incendios en el Norte de California en 2017, que se extendieron desde el condado de Sonoma, hasta el condado de Yuba, en las estribaciones de Sierra Nevada.

También demandan a PG&E por los incendios la ciudad de Santa Rosa y los condados de Sonoma, Lake, Mendocino y Napa.

En una declaración que hizo referencia primero a la pérdida de vidas y bienes a causa del incendio de Tubbs, PG&E declaró: “Sin lugar a dudas, la pérdida de vidas, hogares y negocios durante estos incendios devastadores es desgarrador, y nos mantenemos enfocados en ayudar a las comunidades afectadas a recuperarse y reconstruirse”, señaló la declaración de la empresa de servicios públicos. “La seguridad de nuestros clientes y las comunidades a las que servimos es nuestra responsabilidad más importante, y estamos comprometidos a evaluar nuestra infraestructura para mejorar aún más la seguridad y ayudar a proteger a todos los clientes a los que servimos de la creciente amenaza de incendios forestales”.

El gigante de servicios públicos, el más grande de California, ha anunciado planes para declararse en bancarrota, en gran parte debido a la responsabilidad relacionada con sus vínculos con los destructivos incendios, una situación que no ha cambiado, señaló.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, 7 February 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma