Noticias

Healdsburg defiende gastar dinero para vivienda en salarios de empleados

Kevin Fixler
Written by Kevin Fixler

Defensores de la vivienda en Healdsburg se han vuelto cada vez más críticos de cómo la ciudad está gastando el dinero de un aumento a los impuestos, destinado a incrementar la oferta de vivienda asequible para los trabajadores locales.

Casi un tercio del dinero de ese impuesto aprobado por los votantes en 2016, sobre los visitantes a hoteles locales, se ha gastado en salarios y beneficios para los empleados de la ciudad que supervisan los servicios de vivienda, generando quejas de los residentes que desean que la ciudad gaste más en proyectos que aumenten el número de unidades de vivienda en Healdsburg.

Su frustración se desbordó en una reunión del Concejo Municipal a principios de este mes, luego de que el nuevo propietario de un pequeño complejo de apartamentos en el centro de la ciudad cancelara los contratos de arrendamiento de inquilinos con bajos ingresos, para renovar las unidades. Eso dejó a los defensores preguntándose por qué la ciudad no tenía dinero para comprar el complejo de apartamentos en Piper Street cuando apareció en el mercado (fue vendido por $2.96 millones) y evitar así los desplazamientos.

La ex alcaldesa Brigette Mansell se unió a otros residentes molestos de Healdsburg en la reunión del 4 de febrero, en el Concejo Municipal, para pedir a sus ex colegas que dejen de gastar dinero de la medida tributaria en todo, menos en las nuevas unidades de vivienda asequible.

“Mi mayor preocupación y objetivo principal es conseguir vivienda para la fuerza laboral“, dijo Mansell en una entrevista. “No estamos, en mi opinión, demostrando buena fe al gastarlo en otra cosa que no sea vivienda. Si malgastamos el dinero o no hacemos nada, entonces el público no querrá darnos más dinero. ¿Por qué invertir en algo que no funciona”.

Sin embargo, los funcionarios de la ciudad están defendiendo el uso de los fondos de la Medida S, un impuesto a los visitantes de hoteles que ha generado $1.3 millones de dólares en los últimos dos años. De ese total, la ciudad ha gastado $368,352 (más de 29 por ciento) en la compensación del personal y otros gastos generales, según los datos de la ciudad.

La medida de la boleta electoral requiere que el dinero se utilice para “incrementar, mejorar y preservar la oferta de viviendas asequibles de la ciudad” y los servicios relacionados. El administrador de la ciudad, David Mickaelian, calificó los gastos de personal y gastos generales como “un uso apropiado de los fondos” para la vivienda.

“La realidad es que, los programas de vivienda y los programas para personas sin hogar, alguien está desarrollando esos programas“, dijo Mickaelian. “No suceden por sí mismos. Si no tengo una persona que administre estos programas, entonces no existen”.

Stephen Sotomayor, quien fue contratado en enero como el nuevo administrador de vivienda de la ciudad, recibió un paquete de compensación de $143,676, que incluye $110,743 en salario anual, totalmente financiado con los dólares de vivienda de la Medida S. El asistente del administrador municipal, Joe Irvin, cuyo trabajo involucra la supervisión de programas de vivienda bajo Sotomayor, recibe $161,506 por año en salario y $41,451 más en beneficios, y el 35 por ciento del total también proviene de los fondos de la Medida S.

Antes de que cada uno se uniera a la ciudad, la compensación para sus predecesores también salía de la Medida S.

La residente de Healdsburg, Keren Colsten, quien junto con su esposo es propietaria del hotel Hayden Street Inn, y votó en contra de la Medida S, dijo que el aumento de 2 por ciento en el impuesto hotelero de la ciudad perjudica su negocio. Los visitantes que pernoctan ahora pagan un impuesto de 14 por ciento en las habitaciones del hotel, el más alto del condado. Colsten dijo que quiere que la ciudad ponga el dinero para construir unidades de vivienda, lo que podría ayudar a algunos de sus empleados a permanecer en Healdsburg.

“Aparentemente, la ciudad aprobó esta medida sin mucha planificación o pensándolo mucho”, dijo Colsten. “Están utilizando estos fondos destinados a viviendas asequibles para salarios, y no sé… si esa es la forma en que el público pensó que se utilizarían los fondos. Se siente como si fuera una batalla cuesta arriba. Hablan de querer mejorar las cosas, pero no hay acción” para la vivienda.

La ciudad responde que está progresando. Además de cumplir con los requisitos regionales de vivienda asequible impuestos por el estado, los funcionarios citan la construcción de 25 nuevas unidades asequibles en Healdsburg Glen Apartments, un complejo en una propiedad de la ciudad en Grove Street.

El trabajador de viñedos José Luis Rodríguez, de 27 años, y su esposa Yesenia Silva, de 26 años, se consideran afortunados de haberse incorporado a una de las unidades. Vivieron en el complejo recientemente vendido de Piper Street, con sus dos hijas pequeñas, de 6 años y 10 meses, y comenzaron a buscar otro alquiler que pudieran pagar en el momento en que recibieron la noticia de que su complejo de apartamentos fue puesto en el mercado este otoño reciente.

“Tuvimos suerte de encontrar este lugar”, dijo Rodríguez. “Tenemos suerte de no estar pasando que nuestros vecinos están viviendo”.

Mickaelian dijo que la ciudad espera usar el dinero de la Medida S y otros dólares de vivienda para apalancar otras subvenciones estatales y locales, aportando más dinero para construir y preservar unidades de vivienda asequibles. La ciudad, por ejemplo, se reunió con el nuevo propietario del complejo en Piper Street para explorar formas de renovar las unidades en fases, permitiendo que los inquilinos se queden durante el proceso.

“No sé si podamos hacer todo lo que todos quieren que hagamos. Vamos hacer lo que podamos”, dijo Mickaelian. “Estamos considerando tanto el largo plazo, como nuestra obligación con las realidades a corto plazo que estamos viendo hoy. Pero si estás siendo desplazado o si aumentan el alquiler, todo eso es irrelevante. Soy sensible a eso. Si me desalojaran, tendría las mismas preocupaciones”.

“Realmente no importa el progreso que haga la ciudad, es real para la persona que está siendo desalojada“, agregó. “Sí, probablemente no sea suficiente”.

El desarrollo de la vivienda volverá a ser un punto central del Concejo de la Ciudad el martes por la noche, cuando recibirá una actualización sobre el plan maestro de la ciudad para viviendas asequibles.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma