Noticias

Healdsburg comprará edificio para asegurar vivienda asequible a familias de bajos ingresos

Kevin Fixler
Written by Kevin Fixler

Healdsburg está adquiriendo un complejo de apartamentos de $5 millones en Prentice Drive, lo que garantiza que la propiedad seguirá siendo asequible para sus inquilinos, en su mayoría de bajos ingresos.

La semana pasada, el Concejo Municipal de Healdsburg aprobó por unanimidad la compra de los Apartamentos Monte Vina, de 23 unidades, acordando aportar $1 millón para mantener los alquileres por debajo del mercado en los apartamentos de una y dos habitaciones. La ciudad también otorgará un préstamo de $275,000 a Burbank Housing, lo que permitirá a las organizaciones sin fines de lucro realizar actualizaciones inmediatas de algunas unidades en el complejo ubicado en 1302 Prentice Drive.

Para comprar y administrar la propiedad, Burbank Housing solicitará un crédito fiscal estatal para cubrir los $4 millones restantes del precio de compra de la propiedad.

El acuerdo de compra concluye meses de negociaciones exclusivas entre los funcionarios de la ciudad y el agente de bienes raíces del propietario. Se espera que la ciudad cierre el trato de la propiedad a mediados de junio.

Si se finaliza, marcaría la primera vez que la ciudad haya gastado fondos de la Medida S, un impuesto a los visitantes de hoteles aprobado por los votantes en 2016 para incrementar la oferta de vivienda asequible de la ciudad, para preservar las unidades para familias de bajos ingresos. La compra fue anunciada como una victoria para la ciudad en sus esfuerzos por aumentar su número de unidades asequibles en el mercado de bienes raíces más caro del condado de Sonoma.

“En bienes raíces, no hay nada hecho y no hay celebraciones hasta que hayamos terminado“, dijo el alcalde David Hagele, quien trabaja en el financiamiento de bienes raíces comerciales. “Con este voto, definitivamente avanzamos con precaución, pero definitivamente con confianza, y creo que eso es importante para nosotros”.

Para la arrendataria Edith Vargas, la adquisición de la ciudad fue un alivio.

Ella y su esposo, Jorge Ramírez, de 37 años, temían que alguien comprara la propiedad y aumentaran el alquiler, obligándolos a buscar otro lugar para vivir en un mercado de vivienda ya apretado.

Antes de mudarse al complejo hace unos cinco años, Vargas, una cocinera, y su esposo, un recolector de uvas, alquilaron una habitación en Windsor al primo de Vargas, pero se vieron obligados a mudarse cuando su primo perdió su hogar en la recesión económica.

Cuando la pareja descubrió que su complejo en Healdsburg estaba en venta, Vargas, de 37 años, comenzó a preocuparse de que ella y sus dos hijos, Oliver, de 8, y Daleyza, de 2, tuvieran que mudarse a Oaxaca, México. Ella dijo que anteriormente tuvieron que sacar del sistema escolar local a su hija mayor, Nancy Ramírez, que ahora tiene 19 años, y que hacerlo de nuevo con sus hijos menores no era una decisión que quisieran hacer.

“Se han acostumbrado a Healdsburg”, dijo Vargas. “Es genial que la ciudad nos apoye, que estén ayudando a las familias que realmente necesitan ayuda. Será una buena oportunidad para nosotros. Estoy tan feliz”.

La decisión del concejo sucede dos meses después de que se terminaran sus contratos con varias familias latinas en un complejo de apartamentos de bajos ingresos, sobre Piper Street. El complejo de ocho unidades había sido comprado en $2.96 millones por una pareja del condado de Marín que planeaba remodelar las unidades y comenzar a cobrar a precios de mercado. La ciudad y los compradores están en negociaciones para tratar de mantener a algunos de los otros residentes en el complejo.

En julio de 2015, Larkspur, una firma de inversiones, pagó $2.9 millones por un complejo de apartamentos de 21 unidades al lado de Monte Vina y desalojó a los inquilinos, en su mayoría latinos, para remodelar las unidades y cobrar alquileres más altos.

En ambos casos, los miembros de la comunidad y los defensores de la vivienda de bajos ingresos pidieron a la ciudad que interviniera y ayudara a los residentes desplazados, que forman parte de la fuerza laboral local de vino y hospitalidad, vital para la economía de Healdsburg.

El precio de $5 millones de Monte Vina es casi el doble de lo que se vendió en 2007, de acuerdo con realtor.com.

Los $43,500 por unidad que la ciudad gastará para mantener a los inquilinos actuales alojados y el complejo asequible para los próximos 55 años es una ganga en comparación con el costo de buscar terrenos y construir nuevos apartamentos, dijo Stephen Sotomayor, administrador de vivienda de Healdsburg.

Un estudio de UC Berkeley de 2017 informó que la construcción de nuevas viviendas asequibles en California puede costar hasta $425,000 por unidad. Con las renovaciones planificadas de Monte Vina, construidas alrededor de 1977, cada apartamento costará alrededor de $250,000.

“Este es exactamente el tipo de proyecto que la comunidad y el comité de vivienda han estado esperando, orando, trabajando“, dijo Deb Kravitz, residente de Healdsburg, de 54 años. “Es un paso fenomenal”.

El mes pasado, la ciudad aprobó el Mill District, un proyecto de reconstrucción a gran escala en el sitio de un antiguo aserradero que incluirá un hotel de lujo, tiendas y un complejo de viviendas asequibles con 40 unidades para inquilinos de bajos y muy bajos ingresos, que será construido a principios de 2021.

Las ocho unidades para inquilinos de muy bajos ingresos en el complejo Monte Vina también ayudarán a Healdsburg a cumplir con sus requisitos de vivienda regionales, antes de la fecha límite de 2023, dijo Sotomayor.

“Somos una ciudad que lo está haciendo bien”, dijo Hagele. “Hemos demostrado una y otra vez que nos estamos inclinando hacia los problemas de vivienda aquí en Healdsburg. Espero el cierre de este trato y hacer lo que podamos para ayudar a otras ciudades a seguir este modelo”.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma