Noticias

Fiscales buscan juzgar a menor como adulto, en caso de tiroteo en parque de Santa Rosa

Julie Johnson
Written by Julie Johnson

La Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Sonoma está tratando de procesar como adulto al adolescente de Rohnert Park sospechoso de ser el pistolero en un tiroteo relacionado con pandillas, que hirió a cuatro personas, incluido un niño de 11 años, en un concurrido parque de Santa Rosa.

La fiscal adjunta de distrito, Tania Partida, anunció que la oficina intentaría juzgar a Edward Beltrán, de 17 años, como adulto, durante su comparecencia este martes en el Centro de Justicia Juvenil del Condado de Sonoma por nueve delitos graves, incluidos cuatro cargos de intento de asesinato, que llevan a la cadena perpetua.

El juez Kenneth Gnoss leyó la prolongada petición criminal, que describe los cargos contra Beltrán, quien estaba sentado en la mesa de la defensa con un tenue bigote, vestido con el uniforme del tutelar, una sudadera blanca y pantalones oscuros.

El juez comenzó con el intento de asesinato de un hombre de 21 años, que la policía dijo que recibió un disparo después de discutir con Beltrán, quien habría saltado de un vehículo en la orilla de Jacobs Park, en la calle West Ninth Street.

Podría pasar el resto de su vida en prisión, si se le encuentra culpable de este cargo”, dijo Gnoss.

Momentos antes del tiroteo, Beltrán o alguien que estaba con él en la camioneta, le gritó por la ventana al hombre, exigiendo saber si pertenecía a una pandilla, según la policía.

El hombre dijo que no, y discutieron, señalaron los funcionarios. Beltrán salió de la camioneta, discutió con el hombre y abrió fuego con una pistola semiautomática, sostuvo la policía.

La lluvia de balas también alcanzó a tres transeúntes, entre ellos un entrenador de futbol juvenil, un hombre de 20 años que acababa de llegar a jugar un partido y un jugador de futbol de 11 años, indicaron las autoridades.

Se espera que todas las víctimas sobrevivan.

La audiencia del martes por la mañana en el tribunal de menores estuvo abierta al público.

La ley de California protege la identidad de muchos sospechosos de delitos juveniles, pero incluye excepciones, para permitir el acceso público a información y procedimientos judiciales relacionados con delitos graves o violentos, como asesinato, incendio, robo, asalto y cargo por armas.

El sistema de justicia juvenil está orientado hacia la rehabilitación y limita el encarcelamiento hasta los 25 años. Pero un menor acusado como adulto podría enfrentar un castigo mucho más pronunciado.

La última vez que la fiscalía solicitó transferir los casos de menores a un tribunal de adultos fue en 2017, cuando lo hicieron para cuatro personas, de acuerdo con la Oficina del Fiscal de Distrito. Los detalles sobre esos casos no estaban disponibles el martes.

Beltrán fue arrestado el 7 de junio en el condado de Mendocino, junto a su hermano, Michael Beltrán, de 23 años, de Santa Rosa, y otro hombre, Lukas Cortina, de 19 años, de Santa Rosa.

Michael Beltrán y Cortina fueron acusados ​​el lunes de cometer un delito mayor por intento de asesinato, por ser sospechosos de ayudar a escapar al joven Beltrán.

En la corte el martes, el Beltrán menor se sentó junto a la defensora pública Christina Hess, mientras escuchaba a Gnoss leer los cargos criminales en su contra, y los castigos, incluidas varias penas de prisión de por vida si Beltrán es condenado por los ataques contra cada víctima.

Los cargos también incluyen acusaciones especiales y mejoras que los fiscales están presentando contra él, como resultado de la sospecha de que el tiroteo fue motivado por la participación en pandillas.

Partida, la fiscal adjunta del distrito, solicitó al juez que programara una audiencia ante el juez del tribunal de menores para presentar argumentos para transferir el caso de Beltrán al tribunal de adultos.

También solicitó órdenes de protección, para evitar que Beltrán tenga acceso a copias del material de investigación, que identifique a los testigos y las víctimas o la información de contacto.

Hess argumentó que Beltrán tenía derecho a leer y revisar los archivos. Gnoss acordó que Beltrán pueda revisar legalmente los documentos con su abogado defensor, pero no puede guardar copias de ellos.

El juez también le ordenó a Beltrán que no se pusiera en contacto con ninguna de las víctimas directamente, en las redes sociales o a través de otra persona.

Gnoss dijo que Beltrán debería permanecer encarcelado en el tutelar de menores, y dijo que tenía antecedentes de delincuencia y problemas de conducta que no fueron abordados adecuadamente por el asesoramiento previo y otros intentos de rehabilitación.

Según el juez, Beltrán también enfrenta cargos por delitos menores derivados de un incidente en febrero, cuando se le acusa de huir de la policía durante una persecución en un vehículo y de conducir sin licencia.

La madre de Beltrán y una media docena de otros miembros de la familia asistieron a la audiencia. Su madre se negó a comentar después del proceso. Beltrán regresa a la corte el 24 de junio.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma