Comunidad

Festival oaxaqueño hermana culturas en Healdsburg

Una mujer con una falda floral brillante y una rosa entre los dientes bailaba un compás animado pero cauteloso con un hombre vestido de blanco. Sus huaraches trazaban círculos en el asfalto del Centro Comunitario de Healdsburg, el domingo por la tarde.

En el momento crucial del baile, el hombre se inclinó hacia la mujer y el baile casi se detuvo. Puso su rostro al lado del de su compañera, como para besarla, antes de arrancar hábilmente la rosa de sus labios con los dientes.

Esta danza y otras rutinas similares fueron el núcleo del Carnaval y Feria de Salud, un festival familiar organizado por la organización sin ánimo de lucro, Corazón Healdsburg, y el Comite Pochtlán. El evento celebró la cultura tradicional oaxaqueña y ofreció comida, artesanías, lotería, música en vivo y cabinas informativas a las multitudes que orbitaban alrededor de los bailarines.

Adriana Reyes de Healdsburg, estaba con su madre, viendo el final de un baile oaxaqueño. Sus padres nacieron en el estado del sur de México, y Reyes dijo que la familia había asistido a festivales oaxaqueños durante varios años. El baile era la parte favorita de Reyes, y su cariño iba más allá de su valor de entretenimiento, era una conexión con la tierra natal de sus padres.

“Es único”, dijo de la actuación. “No todas las culturas tienen ese baile”.

Al otro lado de la pista de baile, después de las mesas que ofrecían información sobre higiene dental, parques locales y una alimentación saludable, Dawnelise Rosen se movía al vaivén del ritmo. Mientras rebotaba gentilmente en sus brazos, su hijo pequeño, Manny, llevaba una placa que recibió de un oficial de la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma.

Rosen, quien junto con su esposo, Ari, fundó Corazón Healdsburg, describió el festival como una manera de salvar las divisiones raciales y económicas locales al hacer que las personas se encuentren cara a cara.

Ese tipo de exposición personal, desde partir el pan en las mesas comunales y mezclarse unos con otros, mientras veían a los bailarines, es una forma necesaria para hacer de Healdsburg un lugar más acogedor, dijo.

“Esa es la única manera de hacer ese cambio cultural profundo“, dijo.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma