Comunidad

Faltan médicos bilingües y biculturales en hospitales del condado de Sonoma

Ricardo Ibarra
Written by Ricardo Ibarra

Cuando Yudith Vargas comenzó a acercarse a uno de sus tíos que había llegado de México con cáncer terminal, deseó haber tenido mayor conocimiento de medicina. Él, al igual que ella, no tenía documentos. Y sin seguro médico, había poco que podían hacer para ayudarlo a sanar. Ese acercamiento la hizo pensar en estudiar una carrera relacionada con las ciencias de la salud.

No sólo ella y su tío, sino varios de sus familiares eran indocumentados en el condado de Sonoma, así que muchos parientes cercanos carecían de acceso al cuidado médico. Fue algo que determinó su juventud. “Comencé a interesarme por el cuidado de la salud”, dijo.

Apenas había cumplido 14 años y ya era voluntaria en una clínica médica que ahora es un campus de Santa Rosa Community Health (SRCH), donde es la directora asociada de enfermería. Pero de aquel momento que se acercó para ofrecer sus servicios han pasado 18 años, y también pasó por Elsie Allen High School y egresó de Sonoma State University (SSU).

Yudith Vargas is the Associate Director of Nursing at Santa Rosa Community Health. (Christopher Chung/ The Press Democrat)

Desde sus tiempos escolares, tiene recuerdos de pertenecer a una minoría: “En mi clase de SSU éramos 26 en el programa de enfermería y sólo habíamos tres estudiantes biculturales y bilingües. Si piensas en la cantidad de latinos en el condado de Sonoma, esperarías un índice más alto. Tampoco veo esa representación en la ciudad ni en el condado”, dijo Vargas, ahora de 32 años y residente de Santa Rosa.

Esa disparidad es también tangible en los hospitales locales, donde una mayoría de los médicos no tienen habilidades para dialogar con pacientes en español, dijo el doctor Enrique González, coordinador del Latino Health Forum y ahora médico retirado. “El problema no es exclusivo del condado de Sonoma. En California somos el 37 por ciento de la población y sólo 4 por ciento de los médicos son latinos”, dijo González, quien brindaba sus servicios en una clínica de Cloverdale”.

Comentó el caso de un amigo que fue visitar a uno de los hospitales de Santa Rosa en el que tuvieron que utilizar a una de las intendentes para ayudar a traducir del inglés al español. “No entienden a los pacientes y el paciente no entiende a la supuesta enfermera bilingüe o doctor con un ‘espanglish’ terrible que no se entiende”.

Dr. Toni Ramirez, left, talks with medical assistant Mayra Espinoza after examining a patient at Santa Rosa Community Health, in Santa Rosa on Monday, January 14, 2019. (Christopher Chung/ The Press Democrat)

Señaló que sin las clínicas comunitarias “sería una catástrofe, porque los médicos privados u hospitales no tienen los servicios adecuados”.

En SRCH hay alrededor de 500 empleados administrativos y médicos, y casi 50 por ciento son latinos con habilidades bilingües, dijo Gabriela Bernal, oficial de operaciones de SRCH.

El rápido y reciente cambió demográfico en el condado de Sonoma, ha generado retos en el cuidado de la salud para esta clínica comunitaria, pues como explicó Bernal, alrededor del 44 por ciento de sus pacientes son latinos o hispanohablantes.

“Muchos de ellos vienen sin seguro y con Medical, mientras que otros hospitales no toman a pacientes con Medical o sin seguro. Una de nuestras responsabilidades es que tengan acceso al seguro, y si califican, nos aseguramos de ayudarles a obtenerlo”, dijo Bernal.

Uno de esos grandes retos es atraer a suficientes médicos a una región donde el costo de la vida es simplemente alto, comparado con otras zonas del país.

“El condado de Sonoma no es tan atractivo para profesionales médicos de otros lugares, porque los costos de California son prohibitivos”, aseguró Bernal.

Una de las esperanzas de la organización Latino Service Providers son los jóvenes voluntarios que atraen a su programa comunitario de salud mental llamado Testimonios, donde actúan como “promotores de salud”, explicó la directora Guadalupe Navarro.

“En este programa exponemos a los jóvenes a muchas profesiones de salud, pero los estamos preparando y entrenando. Aprenden lo que es estar en el área de la salud, es nuestra esperanza que sigan a una educación superior en este campo”, dijo Navarro.

Este nuevo ciclo del programa Testimonios, con tres años de vida, tendrá a 25 voluntarios activos, compartiendo sus experiencias de salud mental en una zona que abarca desde Petaluma, en el sur del condado de Sonoma, hasta Healdsburg al norte.

“Hay una gran necesidad en materia de salud mental, hay tanto estigma en la cultura latina”, enfatizó Navarro. “Queremos normalizar hablar de las emociones y de la depresión”.

Mientras que en 2015, 26 por ciento de la población en el condado de Sonoma era latina, se espera crezca a 51 por ciento en 2050, según Todd Salnas, presidente de St. Joseph Health regional.

Registered nurse Daniel Contreras handles a patient consultation over the phone at Santa Rosa Community Health, in Santa Rosa on Monday, January 14, 2019. (Christopher Chung/ The Press Democrat)

Sin embargo, 29 por ciento carece de seguro médico, en comparación con la población anglosajona, con 4 por ciento. Además de eso, Salnas reconoció en una conferencia celebrada por Los Cien en el hotel Flamingo de Santa Rosa, algunas barreras de los latinos, respecto al acceso a la salud, entre ellos: barreras culturales, las habilidades lingüísticas, largas esperas para una cita, cobertura insuficiente del seguro médico, transporte y el temor relacionado con el estatus migratorio.

“Ellos son los que nos van a atender cuando estemos jubilados”, dijo Salnas con respecto a las nuevas generaciones de jóvenes latinos.

Uno de los aspectos destacados por Bernal, del SRCH, es que los grandes hospitales privados del condado de Sonoma no estén tomando nuevos pacientes, mientras que ellos “estamos tomando nuevos pacientes diario, “sin importar su sexo, raza, valores; somos una organización receptiva”.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma