Comunidad Multimedia

Emprendedora invita a sembrar chiles para su Sonoma Hot Sauce

Ricardo Ibarra
Written by Ricardo Ibarra

Deb Rock asegura que nunca ha comido un platillo sin chile, al igual que su abuelo, a quien recuerda mordiendo un jalapeño fresco en cada comida. También afirma ser la única latina en los Estados Unidos produciendo su propia línea de salsa picante, Sonoma Hot Sauce, que está por cumplir cinco años en el mercado del Norte de California.

Y en julio, Sonoma Hot Sauce estará visible en los anaqueles de las cuatro locaciones de Oliver’s Market, distribuidas en distintos puntos del condado de Sonoma, aseguró Rock, una mujer de 51 años que dijo haber crecido con el sueño de cosechar sus propios alimentos.

Aunque sus padres originarios de Nuevo León, México, habían sido campesinos en el sureste de los Estados Unidos, su sueño americano había sido abandonar las labores del campo, por lo que entraron a la milicia, y Rock terminaría confinada a los patios de las zonas militares, sin jardines, donde la posibilidad de hacer crecer semillas era una fantasía.

En 1993 creó su primera salsa picante en Seattle, cuando llegó el tiempo de salir de la casa de sus padres. Allá vivió 20 años, aprendiendo sobre agricultura, cultivando sus propios alimentos y liderando programas agrícolas comunitarios.

Rock creció en Louisiana, donde emergió la famosa salsa Tabasco. “Estaba en todas las mesas. Hasta este día, no creo haber tenido una comida sin salsa picante. Sabía que la salsa Tabaco solo usaba sal, vinagre y chiles, ¡y yo los tenía! Así que empecé a hacer mi propia salsa”.

Primero lo llamaba Deb’s Hot Sauce, y lo regalaba a familiares y conocidos. Cuando llegó en 2013 al condado de Sonoma ingresó a un programa para agricultores emprendedores en Santa Rosa Junior College, en la granja a las afueras de Healdsburg, Shone Farm. Ahí su plan de negocios fue producir, vender y distribuir Sonoma Hot Sauce.

Ahora, con casi cinco años en el mercado del Norte de California, Rock está segura que está creando una nueva cruza de chiles, que ella llama el chile Sonoma. “Comencé a cultivar hasta 20 tipos de chiles, pero en el campo estas semillas se cruzan, y al hacer esto cada año por varios años, se ha refinado en un nuevo chile, ¡que puede ser el chile Sonoma!”.

Esta “mezcla de campo” que cultiva para la salsa es una selección de chiles dulces y picantes, que dan por resultado una salsa picante, explicó Rock. “Uso una mezcla de chiles, desde los dulces hasta los picantes. No resulta una salsa súper picante, pero tampoco es moderada, ¡es una salsa picante!”,

Cosechar en el condado de Sonoma, en una granja ubicada en los campos de Rohnert Park mejoró sustancialmente su salsa, comentó. “Cultivo mis chiles una vez al año al final del otoño, cuando los chiles cuelgan rojos en la planta, de manera que los azúcares naturales maduran como lo hacen las uvas de los vinos locales. Estar tan cerca del océano en este clima mediterráneo y la increíble tierra aquí mejoró mi salsa dramáticamente”.

Todo orgánico, vegano, y preparado solo con tres ingredientes: chiles, sal y vinagre, sin agua, Rock dijo que no hay nada en el mercado local como su salsa picante.

El siguiente paso en la picante carrera de Rock es crear el “Chile Collective”, un colectivo de granjeros locales que cosechen chiles para producir Sonoma Hot Sauce, y para el cual anima a los apasionados por la jardinería urbana o rural a sembrar y venderle sus productos, en lo que ella llama el “condimento comunitario.

Sonoma Hot Sauce está a la venta en Big John’s, de Healdburg; El Gallo Negro, en Windsor; Bottle Barn de Santa Rosa, y las cuatro locaciones de Oliver’s, a partir del 10 de julio, dijo Rock.

[English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma