Noticias

Distrito escolar de Santa Rosa aprobó incremento salarial de 18% a superintendente

Susan Minichiello

La junta escolar de Santa Rosa aprobó el miércoles por la noche un aumento sustancial en el pago, aunque más pequeño que el propuesto hace dos meses, para la superintendente, luego de una agresiva reacción de molestos maestros y protesta pública.

La junta escolar votó 6 a 1 para aumentar el salario de la superintendente Diann Kitamura, en aproximadamente 18% en dos años, durante una reunión cargada de emociones, en la que lágrimas fueron derramadas y varios en la multitud gritaron “shame” —vergüenza en español. Sus cuatro asistentes también recibieron generosos alzas salariales

“Este ha sido un proceso largo y difícil”, dijo Jenni Klose, presidenta de la junta escolar, quien habló sobre las brechas salariales y de género durante la sesión de una hora.

Kitamura, que ha dirigido el distrito escolar más grande del condado de Sonoma con 16,000 estudiantes durante más de tres años, gana un salario anual de $200,000, que es justo el promedio estatal. A partir del 1 de julio, ganará $218,000. Un año después, gozará de un salario de $235,000 al año.

En abril, el distrito inicialmente propuso un incremento salarial de casi 29% para la superintendente, lo que habría aumentado el salario de Kitamura a $257,094. Eso enfureció a los maestros, después de meses de tensas negociaciones salariales entre su sindicato y el distrito escolar.

Klose y varios otros integrantes de la junta se disculparon el miércoles por el aumento de sueldo inicial de 1%, ofrecido al sindicato de maestros al inicio de las negociaciones salariales el año escolar pasado. Muchos maestros llamaron a esa oferta “una bofetada en la cara” en comparación con la oferta inicial del distrito a Kitamura.

Los críticos dicen que no es justo que los administradores de las Escuelas de la Ciudad de Santa Rosa reciban un incremento mayor que los maestros, que recibieron un aumento salarial de 7% para los próximos dos años. Tras la protesta de maestros, empleados escolares y residentes de la ciudad, Klose decidió posponer la votación el mes pasado para recopilar comentarios adicionales y datos salariales.

Klose, la funcionaria de mayor data en la junta directiva de las escuelas de Santa Rosa con más de seis años, reveló en la reunión que cuando Kitamura fue contratada en febrero de 2016, otros miembros de la junta esperaban que ella aceptara un salario menor que otros finalistas para el puesto.

Dijo que el aumento del sueldo de la superintendente, el primero en su labor, estaba destinado a corregir la injusticia salarial y mantener la posición competitiva para futuros candidatos.

“Aunque esta es una profesión dominada por mujeres, todavía hay una enorme brecha de género en el salario. También hay una brecha con respecto a los superintendentes de color y los superintendentes blancos, y esta junta ha dejado muy claro que tiene un fuerte compromiso con la equidad“, dijo Klose.

El también miembro de la junta directiva, Omar Medina, quien tiene experiencia en sindicatos y en organización comunitaria, fue el único que no votó por el aumento de Kitamura. Durante la reunión, le dijo a la junta por teléfono que el asunto tenía muchas capas, pero finalmente siguió su instinto.

Los superintendentes asistentes Stacy Spector, Steve Mizera, Anna Guzman y Rick Edson, cuyo título fue cambiado a superintendente adjunto, también recibirán un incremento a sus salarios el próximo mes. Cada uno de ellos ganaba $155,140 al año.

Spector ahora ganará $159,794, mientras que Mizera y Guzman ganarán $166,186 y $169,510, respectivamente. Edson verá su incremento salarial a $175,000. Su carga de trabajo se hizo más pesada después de que otro superintendente asistente se fuera el año pasado, sin ser reemplazado, dijeron los funcionarios del distrito.

Varios maestros se manifestaron en contra del aumento salarial de la superintendente, diciendo que no se sentían valorados. La multitud gritó “vergüenza” varias veces después de que la junta votara para aprobar el aumento de sueldo de la superintendente.

El funcionario Ed Sheffield reconoció que recibió cientos de mensajes en los últimos dos meses desde que el distrito propuso un aumento para Kitamura. Reconoció que la óptica era mala y dijo que el estado necesitaba financiar mejor a las escuelas públicas.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma