Entretenimiento

Día de los Muertos, cada vez más popular en los Estados Unidos

Mayra Lopez
Written by Mayra Lopez

Desde que hay latinos en los Estados Unidos, hay también Día de los Muertos. Fue traído al norte con la migración, pero no ha sido hasta los últimos años que ha entrado en los principales medios de comunicación.

Según Ron López, presidente del Departamento de Estudios Chicanos y Latinos, de Sonoma State University, “en la década de los ochenta vimos a más personas que venían de otras partes del sur de México, anteriormente era más del norte y de la capital. El cambio en la migración trajo esas tradiciones, como el Día de los Muertos a los Estados Unidos”.

Cuando la corporación Disney lanzó la película “Coco” en 2017, no solo popularizó el Día de los Muertos entre la comunidad anglosajona, sino que de alguna manera caricaturizó la ceremonia. Debido a su proximidad al 31 de octubre, el Día de los Muertos a veces se ha referido como una extensión de Halloween por aquellos que no están familiarizados con la festividad. Nada podría estar más lejos de la verdad.

Si bien Halloween a menudo se enmarca en el horror y el miedo, el Día de los Muertos está centrado en el recuerdo y la celebración. Se trata de reunirse espiritualmente con antepasados ​​que han fallecido y celebrar su memoria. En el Día de los Muertos reconocemos que la muerte es una parte natural del ciclo humano, no le tememos.

Celebración del Día de los Muertos en Petaluma este sábado 28 de octubre, bajo el lema ‘Amor sin fronteras’. Crissy Pascual / Petaluma Argus-Courier

“Los aztecas, antes de la llegada de los españoles, tenían una interpretación muy compleja de la muerte”, dijo Laura Larque, profesora de historia en Santa Rosa Junior College. “Creían que cuando mueres, es el comienzo de una nueva vida. Es una transición”.

Cuando México fue colonizado por los españoles en el siglo 16, obligaron a las comunidades indígenas a convertirse al catolicismo. El Día de los Muertos se convirtió en una mezcla de influencias indígenas, mexicas y coloniales, transformándolo en la celebración que ha permanecido hoy.

Originalmente era celebrado durante días de octubre, pero por influencia de la Iglesia Católica Romana, se aplazó a dos días, el 1 y 2 de noviembre. Los antiguos mexicas consideraban que durante este tiempo el inframundo y el mundo viviente se superponían, permitiendo a nuestros seres queridos la oportunidad de regresar y visitar a los vivos.

En México, las familias pasan esas noches en el cementerio con sus seres queridos. Llegan con comida, bebida y la música favorita de sus familiares muertos, y pasan la noche bebiendo, cantando, recordando y manteniendo vivos sus espíritus.

Durante el Día de los Muertos son levantados altares para guiar a los espíritus al mundo de los vivos y recordarles que no son olvidados. Los altares están formados por componentes similares, aunque todos difieren ligeramente, según la región de México.

Un altar sirve de alguna manera como la entrada al mundo de los vivos y está compuesto por tres niveles. El nivel del suelo (que representa el inframundo), el nivel medio (que representa la Tierra, que generalmente contiene las ofrendas de la familia) y el nivel más alto (que simboliza los cielos y generalmente es donde se colocan las fotos de los seres queridos).

La ofrenda se presenta para ayudar a guiar a los espíritus de la familia de regreso a la tierra de los vivos. Quema copal y se prepara sal para purificar el espacio y atraer a los espíritus. El papel picado, flotando ligeramente en el viento, se cuelga y sirve como guía. También se coloca agua en el altar para calmar la sed de los muertos, que acaban de hacer un largo viaje desde el inframundo.

La mayoría de los altares también presentan la ofrenda de pan de muertos, hecha específicamente para el Día de los Muertos. La flor de cempasúchil, también conocida como la flor de los muertos, también es parte de los altares. Dicen que el aroma de las flores es agradable para los espíritus. Sus pétalos son utilizados para establecer un camino hacia los altares.

En la víspera del 31 de octubre, se preparan altares para niños, que ofrecen pan dulce, atole, tamales dulces, dulces y juguetes. Todo en el altar debe ser apropiado para honrar a los niños. En la víspera del 1 de noviembre, se preparan altares para los adultos que han muerto. Los altares se pueden crear en hogares, espacios comunitarios o cementerios.

¿Se ha diluido el significado de las celebraciones a medida que se filtra hacia el norte de los Estados Unidos?

En 2013, la compañía Walt Disney intentó registrar como marca la frase “Día de los Muertos” y en inglés “Day of the Dead”, creando un gran alboroto en la comunidad latina. Muchos mencionaron que su “cultura no está a la venta” y comentaron sobre la audacia de que Disney intentara capitalizar estos rituales. La reacción provocó que Disney retirara su solicitud de marca registrada, pero continuaron con el lanzamiento de “Coco”.

Para algunos parece que el Día de los Muertos se ha convertido en un negocio, grandes eventos como los que ocurren en la Ciudad de México y Oaxaca, ahora parecen atender a los turistas que desean una experiencia “auténtica” en lugar de aquellos que están honrando los rituales indígenas del Dia de Muertos. En Estados Unidos, las ciudades han comenzado a organizar festivales que han sido recibidas con experiencias positivas y negativas. “Se ha convertido en una oportunidad para que las ciudades se promocionen”, dijo Ron López.

También vemos que la comercialización es más evidente, a través de eventos como el del “Day of the Dead” en bares del centro de Santa Rosa, como Stout Brothers y Beer Baron, en 2018. “Me rompe el corazón cuando lo veo tan comercializado, es el capitalismo de los Estados Unidos”, dijo Larque. “Cuando toman las expresiones culturales de los pueblos y las convierten en algo que pueden vender”.

Día de los Muertos en Petaluma. Alvin Jornada/The Press Democrat

Aunque la popularización del Día de los Muertos ha permitido que las personas de otras culturas conozcan y aprecien la festividad, de alguna manera ha perdido sus raíces espirituales. “Creo que si la intención es honrar las raíces culturales del Día de los Muertos, algunas celebraciones no lo están haciendo”, señaló Isabel López, directora ejecutiva de Raizes Collective. “Estoy esperando un evento como el que hacemos en Puebla, México. Realmente celebramos en el cementerio y traemos las cosas que les gustaban a nuestros seres queridos y nos sentamos allí y estamos en comunidad unos con otros. Nunca he visto eso aquí a nivel local, es una cultura completamente diferente aquí, donde hay tantas restricciones”.

Si elige celebrar el Día de los Muertos, recuerde tomarse el tiempo para aprender y honrar sus raíces y cómo se originó la celebración. “Animaría a la gente a investigar cómo los aztecas vieron la transición de esta dimensión de la vida al mundo espiritual y lo que eso significa”, mencionó Larque. Para que no se pierda la importancia del día y cómo ha reunido a las familias en la celebración, tanto a vivos como muertos.

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma