Comunidad Entretenimiento Multimedia

Culturas oaxaqueñas se unieron en el condado de Sonoma tras incendios

Kevin McCallum
Written by Kevin McCallum

Maribel García no tiene muy buenos recuerdos de la Guelaguetza en el condado de Sonoma del año pasado en el Luther Burbank Center for the Arts.

Estaba embarazada y estaba a 100 grados. Fue horrible”, dijo la residente de Healdsburg el domingo en la celebración anual de la cultura oaxaqueña.

Este año, planeó pasar un buen rato. García, vestida con una blusa floral hecha a mano, ató a su hijo Santiago, ahora de 9 meses, a su esposo, Lamberto Sandoval. Le dio un sombrero de palma para sombrear la cabeza del bebé y corrió a tomar fotos de los bailarines tradicionales, que son su parte favorita del festival.

Sandoval creció en el estado sureño de México antes de inmigrar a los Estados Unidos, y quiere que sus cuatro hijos sepan un poco de dónde vino.

“La Guelaguetza les permite a mis hijos ver la cultura de Oaxaca”, dijo Sandoval mientras observaba un desfile de grupos de baile sobre el escenario.

Ahora en su séptimo año, el festival celebra la música tradicional, el baile, la comida y la vestimenta de las culturas indígenas oaxaqueñas, organizado por Oaxaca Tierra del Sol, con sede en Santa Rosa.

Una celebración similar se llevó a cabo el domingo en el centro de Santa Rosa, donde un flujo constante de personas acudió en masa al Courthouse Square durante todo el día, para deleitarse con las vistas y los sonidos de las tradiciones oaxaqueñas. Se deleitaron con tacos y tlayudas, una crujiente tortilla de maíz con una capa de frijoles, carne y verduras.

Fue una experiencia agridulce para algunos, una que brindó recuerdos de casa y subrayó la distancia. Cuando se le preguntó si extrañaba su primer hogar, Angélica Herrera, de 40 años, dijo con una sonrisa resignada en su rostro: “Mucho”.

“Es hermoso que Estados Unidos traiga un poco de México aquí“, dijo.

Los visitantes del evento gratuito, llamado Oaxaca in Wine Country, se apretujaron en parches de sombra para escuchar música tradicional y ver bailes folclóricos, algunos grupos de fuera de la ciudad, como Maqueos Music, con sede en Los Ángeles.

El residente de Sacramento, Juan Hernández, de 44 años, quien creció en Santa Rosa, donde su familia aún vive, dirigió la procesión en la inauguración del evento. Llevaba una gran marioneta tradicional oaxaqueña, llevada en un marco de madera sobre sus hombros con una cabeza de papel maché que medía 10 pies de altura.

“Me encanta”, dijo sobre el festival. “Es mi pasión. Llevo siete años seguidos”.

El evento de este año en el Centro de Artes Luther Burbank fue notable por la gran cantidad de grupos de todo el estado que se unieron para apoyar al condado de Sonoma después de los incendios, dijo Antonio Ramírez, uno de los organizadores.

Muchos trabajadores perdieron sus trabajos después del incendio”, dijo Ramírez.

La esposa de Ramírez, una limpiadora de casas, estuvo sin trabajo por un tiempo debido a que algunas de las casas de sus clientes se incendiaron, mientras que algunos trabajadores de viñedos perdieron el trabajo, dijo.

El daño al Centro de Artes Luther Burbank casi obligó al festival a encontrar una nueva ubicación, dijo. Al lado del césped noreste, donde se llevó a cabo el festival, había un terreno baldío donde una parte del centro ardió en el fuego de Tubbs, en octubre de 2017.

A pesar de los desafíos logísticos creados por el daño al centro y las renovaciones en curso, “decidimos hacerlo aquí porque nos estamos ayudando unos a otros“, dijo Ramírez.

Ese espíritu de cooperación y apoyo para diferentes miembros de la comunidad está en el corazón de la Guelaguetza, dijo Ángel Salvador Martínez, uno de los organizadores del festival en San José.

Bebiendo tepache, una bebida tradicional de cáscaras de piña fermentada saborizada con azúcar y canela, Martínez explicó que la ciudad de Oaxaca y las aldeas circundantes fueron gravemente dañadas por un terremoto masivo en la década de 1920. Después de eso, la gente se dio cuenta de que necesitaban poner sus diferencias a un lado y unirse para ayudarse mutuamente, dijo Martínez, un tejedor de profesión. El festival y sus variantes en los Estados Unidos se han convertido en una forma de celebrar tanto las artes y artesanías únicas de los diversos pueblos de Oaxaca, así como el espíritu de compartir, dijo.

Conscientes del sufrimiento de los incendios forestales de octubre, grupos de baile de San José, Santa Cruz, Milpitas, Santa Helena, Half Moon Bay y otros lugares se unieron este año para mostrar su apoyo al condado de Sonoma, de la misma manera que los pueblos se reunieron después del terremoto, dijo Martínez.

“Nuestra comunidad oaxaqueña se está volviendo más fuerte día con día“, dijo.

Con información de la reportera de The Press Democrat, Mary Callahan.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma