Noticias

Conductor ebrio recibe condena máxima de cárcel tras matar a familia en el condado de Sonoma

Andrew Beale
Written by Andrew Beale

Un hombre de Santa Rosa recibió una sentencia el miércoles de 21 años a prisión perpetua, por causar un accidente automovilístico en 2017 que mató a una madre de Glen Ellen y a su hija de 7 años.

José Manuel López Pérez, de 26 años, de Santa Rosa, recibió el castigo del juez del Condado de Sonoma, Robert LaForge, luego de una condena por asesinato en segundo grado y homicidio vehicular grave, mientras estaba intoxicado.

Los cargos se originaron en un accidente el 14 de noviembre de 2017 que mató a Estefania Soto, de 27 años, y a su hija, Kaliyah Adkins, de 7. Soto conducía a Adkins a la escuela en la Escuela Primaria Sassarini, en Sonoma, cuando la camioneta Ford de López Pérez cruzó la doble ínea amarilla en la carretera 12 y se estrelló contra el auto.

Soto murió al instante. Adkins fue trasladada al Hospital de Niños de Oakland, donde murió tres días después.

Según la oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Sonoma, López Pérez tenía un nivel de alcohol en la sangre de 0.17 por ciento, más del doble del límite legal, en el momento del accidente. Anteriormente, había sido declarado culpable de conducir bajo la influencia después de que chocara su automóvil en Occidental Road, en 2013.

La fiscal de distrito. Jill Ravitch dijo en una declaración que el juez en el caso de López Pérez en 2013, le dijo: “Si continúas conduciendo bajo la influencia y como resultado de eso una persona resulta muerta, puedes ser acusado de asesinato“.

López Pérez salió del trabajo alrededor de las 11:45 pm la noche antes del choque de 2017, y bebió cerveza en la casa de un amigo, según la declaración de Ravitch.

A la mañana siguiente, a las 5:58 am, trató de comprar más alcohol en un Safeway, pero fue rechazado porque la ley de California prohíbe la venta de alcohol entre las 2 am y las 6 am.

Compró más cerveza después de las 6 de la mañana y regresó a la casa del amigo, donde bebió hasta las 7:40 am, cuando se fue porque tuvo que llevar a su hija a la escuela.

Condujo aproximadamente una milla antes de estrellarse contra el Nissan Sentra de Soto.

Después del choque, los transeúntes sacaron a Adkins de su asiento de automóvil y realizaron primeros auxilios hasta que llegó la ambulancia. La camioneta de López Pérez se incendió como resultado de la colisión, y otros lo sacaron del vehículo en llamas.

Él y Adkins fueron trasladados al Santa Rosa Memorial Hospital con lesiones que amenazaban sus vidas, y Adkins fue trasladada más tarde al Hospital de Niños de Oakland, donde murió.

Ravitch dijo en su declaración que la dura sentencia de prisión que el juez le dio a López Pérez envía un mensaje a la comunidad para que no se beba y maneje. Su abogado no pudo ser contactado el miércoles para comentar sobre la sentencia.

“Nadie que lleve a un niño a la escuela por la mañana debe enfrentar el terrible destino que tuvo esta familia. La decisión egoísta de beber y conducir, luego de ser condenado y enviado a capacitación para conductores discapacitados, causó la trágica pérdida de dos vidas”, dijo. “Esta resolución garantiza el período más largo de encarcelamiento posible para este repetitivo conductor ebrio, y debe servir como una advertencia para cualquier persona que considere una conducta similar”.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma