Comunidad

Cómo fue que trabajadores migrantes agrícolas crearon Llamas Family Wines en el valle de Napa, una inspiración para emprendedores

Avatar
Written by Jessica Zimmer

Llamas Family Wines es más que una vinícola. Es la manera como los cofundadores Oscar, Lola Llamas y Alex Castillo Llamas se mantienen conectados a través de generaciones y fronteras.

La compañía está conformada por Oscar Llamas, un migrante que solía trabajar en el campo; Lola Llamas, la esposa de Oscar y la nieta del experto en injertos de Santa Elena, John Torres; y Alex Castillo Llamas, sobrino de Oscar, quien también creció cosechando uvas. Alex es ahora el enólogo de la compañía.

Desde 2009, Oscar, Alex y Lola han producido al año entre 300 y 500 cajas de botellas de diferentes vinos de cepa única, incluyendo syrah, chardonnay, sauvignon blanc, y cabernet sauvignon. En 2014, Oscar y Lola Llamas se unieron a la Asociación de Viticultores Mexicanos-Estadounidenses (MAVA, por sus siglas en inglés). En 2016, la pareja se unió a la Cámara de Comercio Hispana del Condado de Napa (NCHCC, por sus siglas en inglés). Durante años, la pareja ha asesorado a otros latinos dueños de negocios en todo el condado de Napa.

“Todo comenzó como un hobby”

Oscar, Lola y Alex establecieron Llamas Family Wines cuando tuvieron la oportunidad de comprar uvas Syrah.

“Adquirí una tonelada de uvas de la bodega Stagecoach Vineyard. Comenzó como un hobby, pero el vino salió muy bien. Fue entonces cuando decidimos crear una etiqueta para representar a nuestra familia”, dijo Oscar Llamas.

El logotipo es el contorno de un escorpión, la marca del ganado de la familia Llamas. Oscar, al igual que la madre de Alex, Lourdes Llamas, creció en el pequeño pueblo de San Nicolás de Acuña. El poblado es un pequeño asentamiento de pescadores cerca del lago más grande de México, el lago de Chapala en el estado de Jalisco.

“La familia tenía una ruta. Comenzaban con uvas de mesa en Coachella, continuaban con uvas para vino en el valle de Napa …
– Alex Castillo Llamas

El padre de Oscar, Jesús Llamas, comenzó a venir a Estados Unidos en la década de los 1950s. En 1972, Jesús Llamas Barajas (“Papá Chuy”) trajo a su familia, incluida la madre de Oscar, Rosario Llamas Aceves (“Mama Chayo”), y sus tres hijos y dos hijas a Estados Unidos. Todos comenzaron a trabajar como jornaleros agrícolas migrantes.

“La familia tenía una ruta. Comenzaban con uvas de mesa en Coachella, continuaban con uvas para vino en el valle de Napa, cosechaban los huertos de peras y cerezas en Medford, Salem y Portland, y por último iban a Redding y Corning a recolectar aceitunas. Durante las vacaciones de Navidad, regresábamos a México para visitar al resto de la familia. Creciendo, fui a unas 17 escuelas primarias diferentes”, dijo Alex Castillo Llamas.

La familia echó raíces de forma un poco más permanente en el valle de Napa a mediados de la década de los 1980s. Un capataz de Napa le pidió a Jesús Llamas y a sus hijos que se quedaran una vez terminada la cosecha para trabajar de tiempo completo.

“Más tarde, regresé a Napa después de haber terminado de estudiar hojalatería en el Contra Costa College. En 1992, comencé mi primer negocio, Valley Auto Body en Napa. Lola y yo, que llevamos juntos 32 años y casados 26 años, somos copropietarios del taller. Nos metimos al negocio del vino porque quería hacer algo para honrar a mi familia y crear un legado”, afirmó Oscar Llamas.

Lola, quien creció en Santa Elena, dijo que estaba interesada en establecer una marca para continuar con el legado de su abuelo, John Torres. Durante años Torres trabajó como capataz e injertador de viñas en el valle de Napa.

“Era un maestro en injertos. Mucha gente aprendió el oficio gracias a él”, aseguró Lola Llamas.

Lola dijo que John Torres trabajó para muchos viñedos locales, incluidos Beaulieu Vineyard y Trefethen Family Vineyards.

“Solía visitarlo todas las semanas con mi madre. Recuerdo que trabajaba arduamente y era muy paciente. Le hacía muy feliz platicar y pasar tiempo con nosotros”, comentó Lola Llamas.

Lola amplió su conocimiento en 2017 al completar una maestría en administración de empresas especializada en la Industria Vitivinícola en Sonoma State University.

“El programa me permitió conocer gente increíble en la industria del vino. Mis colegas eran un grupo excepcional de personas. Aprendí mucho de ellos”,
aseguró Lola Llamas.

Compartir el vino

Llamas Family Wines promociona sus productos de boca en boca, redes sociales y cenas privadas.

“Ofrecemos catas de vino en diferentes eventos, incluido el Festival de Cine del Valle de Napa. Invitamos a que las personas conozcan las últimas noticias sobre nuestro vino a través de Instagram y Facebook ”, dijo Alex Castillo Llamas.

La compañía vende su vino a restaurantes y tiendas locales, incluidos Napa Valley Bistro, Celadon, Napa General Store, Cadet Wine Bar y Oakville Grocery.

Lola dijo que las conexiones que han hecho dentro de las redes profesionales les han ayudado a crear conciencia sobre el negocio. Actualmente ella se desempeña como tesorera de la Cámara de Comercio Hispana del Condado de Napa, (NCHCC por sus siglas en inglés).

“Nos hemos involucrado en la comunidad local empresarial de manera constante. Acudimos a las reuniones de la NCHCC, a las cuales invitamos de cinco a diez personas cada mes. Los presentamos con otros miembros y amigos. También asistimos a reuniones de la asociación MAVA”, dijo Lola Llamas.

Guillermo Herrera, presidente de la asociación MAVA, nos cuenta que Oscar y Lola han sido mentores de una amplia variedad de emprendedores.

“Normalmente envío gente con Oscar para que aprenda un poco de él. Lola también es paralegal en Murphy, Logan & Bardwell. Ella guía a las personas por la dirección correcta para que puedan recibir asesoría empresarial. Somos una comunidad unida aquí en Napa. Nos ayudamos mutuamente”, comentó Herrera.

Bernie Narváez, vicepresidente de la NCHCC, dijo que Oscar y Lola son una inspiración para la comunidad.

“Son un buen ejemplo de liderazgo porque se toman el tiempo para estar allí, con la comunidad, y son un gran ejemplo para los aspirantes a empresarios. Somos afortunados de tener profesionales como la familia Llamas en nuestra comunidad”, dijo Narváez.

Lola Llamas aseguró que ella y Oscar disfrutan de estar involucrados en diferentes niveles.

“Uno de nuestros eventos favoritos con MAVA es el Altamed Food & Wine Festival al sur de California. Servimos vino y tenemos la oportunidad de compartir nuestros vinos con personas maravillosas. Este evento apoya a las comunidades latinas, multiétnicas y marginadas mediante la recaudación de fondos para servicios de atención médica”, aseguró Lola Llamas.

Lola Llamas dijo que la pareja apoya la Red Hispana del Condado de Napa (NCHN, por sus siglas en inglés) y los esfuerzos de MAVA para proporcionar becas universitarias a estudiantes locales de preparatoria.

Manteniéndose cerca, a pesar de la distancia

En 2017 Alex Castillo Llamas se mudó con su esposa, Michelle Castillo, a un terreno rural de 23 acres entre Aspen y Telluride, Colorado. Están a punto de abrir un nuevo negocio, Hollow Horn Farm.

“Mi esposa y yo estamos desarrollando un nuevo viñedo y una granja diversificada (una granja que produce una amplia variedad de cultivos y animales). Nuestro pequeño rebaño de vacas lecheras crea una conexión entre mi herencia, mi abuelo y su rancho en México”, dijo Alex Castillo Llamas.

Alex regresa a Napa cada unos meses para supervisar la elaboración de vino. Oscar y Lola han sido muy solidarios y acogedores.

“Aún somos nosotros tres los que preparamos el despalillado y la molienda de las uvas cada año: Alex, Lola y yo. A veces con el padre de Alex, Ricardo Castillo y otros familiares y amigos”, dijo Oscar Llamas.

Oscar aseguró que su padre, Jesús Llamas, le enseñó que era importante trabajar duro y proveer a la familia.

Lola dijo que los miembros de la comunidad latina que deseen iniciar un negocio en la Bahía del Norte deben saber que hay recursos como NCHCC y MAVA disponibles.

“Convertirse en miembros y participar en estas asociaciones son excelentes formas de establecer contactos. Han sido muy útiles para Llamas Family Wines”, afirmó Lola Llamas.

“Cuando aceptas la idea de educar y compartir tu pasión con tus clientes, creas un vínculo
– Alex Castillo Llamas

Oscar considera que cualquier persona que tenga una idea debería simplemente “llevarla a cabo”.

“Les explico que definitivamente es difícil al principio. Sí es una gran idea y trabajan duro, lo lograrán”, dijo Oscar Llamas.

El consejo de Alex para los emprendedores es compartir su historia.

“Cuando aceptas la idea de educar y compartir tu pasión con tus clientes, creas un vínculo. Les muestra quién eres y de qué estás hecho. Eso es genuino. Tu historia siempre será única”, afirmó Alex Castillo Llamas.

En Ingles:

Acerca del negocio
Nombre: Llamas Family Wines
Cofundadores: Oscar y Lola Llamas, y Alex Castillo Llamas
Fundado en: 2009
Ubicación: 1905, 100 Paradise Drive, Napa 94558

Jessica Zimmer, North Bay Business Journal

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma