Comunidad

Residentes y funcionarios de Windsor se unen para cuidar el parque Foothill

Avatar

Como en cualquier otra comunidad vinícola, la tensión crece entre la industria del turismo y los habitantes de Windsor, quienes perciben que muchos de los recursos de la ciudad van dirigidos al apoyar la afluencia de visitantes. No obstante, algunas veces se puede llegar a un acuerdo sobre una inversión que beneficie a todos.

Esto es lo que sucedió recientemente cuando la Cámara de Comercio de Windsor, dirigida por su Presidenta y CEO Lorene Romero, se asoció con la ciudad de Windsor, la oficina de Turismo del Condado de Sonoma y el departamento de Parques Regionales del Condado de Sonoma para arreglar el parque regional de Foothill, amado tanto por foráneos como por residentes.

El pintoresco parque de 211 acres con 7 millas de senderos, tres estanques para pescar, bosques de robles y colinas al pie de las montañas Mayacamas sufrió daños significativos durante el incendio de Kincade. Sus senderos sirvieron como cortafuegos naturales, y los bomberos usaron el terreno para organizar quemas controladas, eliminando matorrales que podrían haber alimentado al mayor incendio forestal en la historia del condado de Sonoma mientras se abría paso hacia Windsor.

Poco después del incendio, oficiales de los Parques Regionales estimaron que el incendio de Kincade quemó aproximadamente el 95% del parque Foothill, aunque la mayor parte del daño lo sufrieron los arbustos, no los árboles.

“Me encanta mi trabajo”, dijo Romero sobre el esfuerzo de reunir a 72 personas de la comunidad para limpiar Foothill, restaurar los senderos y eliminar el vástago de las especies invasoras, particularmente la retama.

Romero promocionó lo que ella llama la marca de TLC de Windsor –turismo, locales, comercio– la cual la impulsa a ayudar a crear oportunidades para servir a la comunidad.

Si bien sólo 40 personas se inscribieron originalmente, una vez que Romero le dio promoción entre sus contactos y los de la cámara, así como en redes sociales, ese número creció.

Un grupo de empleados de turismo y hotelería de Sonoma County Tourism Cares (Cuidados Turísticos del Condado de Sonoma) y una parte de la Oficina de Turismo del Condado Sonoma, se ofrecieron como voluntarios para ayudar a eliminar escombros. Sonoma County Tourism Cares es un esfuerzo colaborativo de la industria en conjunto con accionistas locales para celebrar jornadas de trabajo voluntario y eventos para aliviar las tensiones con la comunidad.

Individuos entusiastas de la comunidad en general, varios embajadores del programa Certified Tourism Ambassadors, incluida Romero, y personal de compañías como Rodney Strong Vineyards y Wyndham WorldMark, se reunieron para crear tres equipos de trabajo independientes.

“Me gustó que los miembros de la cámara (fueran) el grupo que dirigía la limpieza y restauración del exterior del parque regional”, dijo Deb Fudge, concejal de Windsor, señalando que no es su lugar habitual. “Lorene está tratando de hacer conexiones y llegar a una mayor parte de la comunidad”.

Romero, quien recientemente ha estado trabajando en un taller sobre Coronavirus, se mantiene al tanto de la comunidad de Windsor.

“Fue el momento de reclamar el parque como nuestro, el momento de sanar”, dijo. La jornada laboral del 26 de febrero fue un hermoso día, lo cual ayudó a asegurar la gran participación.

A los grupos de trabajo se les asignaron en general tres trabajos. Un grupo se centró en la eliminación de la retama invasiva, cuyo vástago germina después de exponerse al fuego. Un segundo grupo trabajó en una ladera para ocultar un sendero informal que apareció, lo cual condujo a la erosión del terreno y sacó a las personas fuera de los senderos establecidos. Hicieron que el camino no oficial “desapareciera”. La tercera unidad patrullaba la línea de la cerca entre las casas cercanas, encontrando 981 pelotas de golf que habían sido quemadas por el fuego, así como otros escombros.

El parque permanece parcialmente cerrado, aunque aproximadamente 5 millas de senderos ahora están abiertas y las flores silvestres comienzan a florecer.

“Me encanta que hayan elegido el parque Foothill porque era la línea de control en Windsor. Si algún parque necesitaba un TLC [turismo, locales, comercio] de parte de nuestras agencias comunitarias locales, era Foothill”, dijo Fudge.

Romero, quien en 2019 fue honrada como embajadora de turismo por el programa Certified Tourism Ambassador, disfruta formando coaliciones “para logar un bien mayor”.

“Podemos contribuir más a la sociedad de lo que creemos”, dijo Romero. “Sólo necesitamos a alguien dispuesto a trabajar, para llevar la pala a nuestro lado”.

Señaló que trata de liderar con el ejemplo y cita su propia recuperación del abuso de sustancias como un factor motivador.

“Estas agencias que se unen nos ayudan a estar todos conscientes de dónde podemos ofrecer nuestro tiempo como voluntarios”, dijo Fudge.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma