Noticias

Caída de precios debido a excedente de uvas y vino en costa norte puede conducir a depreciación

Avatar
Written by Jeff Quackenbush

Una gran corrección en los precios debido al excedente de uvas y vino de la costa norte no sólo hace que sea más difícil para los viticultores aprovechar el capital de trabajo, sino que también aumenta la posibilidad de tener que depreciar el inventario.

Después de que el periódico Business Journal hablara con banqueros de la industria del vino sobre el impacto en el valor colateral de las líneas de crédito debido al decremento de precios en el mercado spot (mercado al contado) de la uva (disponible para la compra de un año a otro), y el mercado de vino al por mayor, consultamos con expertos contables locales sobre cómo estos cambios afectarían la forma cómo se reporta el valor del inventario.

“Estaremos pidiendo a nuestros clientes que echen un vistazo a su inventario de vino al por mayor y vino en botella, que vean cómo van a usarlo en sus programas y cómo van a venderlo en el mercado, y luego, en caso de ser necesario, realizar un ajuste contable”, dijo Carol O’Hara, contadora pública y socia a cargo del equipo de BPM (firma consultora y contable) en la Bahía del Norte.

Según los principios de contabilidad generalmente aceptados de los Estados Unidos o US GAAP, del Consejo de Normas de Contabilidad Financiera, el inventario se valora en el balance general al menor costo o valor neto de realización. Esto último es el precio al que el vino al por mayor o embotellado similar se vendería en el mercado, menos los costos que conlleva llevarlo al punto de venta, tal como lo es embotellarlo.

Entonces, si el costo por botella de vino excedente fuera de $25 dólares, pero se vendiera por menos de esto, el viticultor depreciaría el costo de los bienes vendidos, dijo O’Hara. Y si la bodega vinícola decide renunciar al costo de embotellar el vino al por mayor, y después encontrar un comprador, el vino excedente podría venderse al por mayor a otro viticultor.
Pero debido a que en este momento, el mercado de vino al por mayor presenta un exceso en la oferta, los viticultores –con el compromiso de comprar más uvas de las que se espera que las ventas de botellas proyectadas absorban– están buscando llegar a un acuerdo con los productores respecto a los contratos de uva ya existentes, dijo O’Hara. Algunos se han transferido a otros viticultores.

“Vender en el mercado al por mayor es probablemente la alternativa menos atractiva en este momento”, comentó O’Hara.

CORRECCIÓN DEL MERCADO DE VINO AL POR MAYOR
Esto se debe a que la disminución de la demanda de oro líquido de las bodegas, disponible en venta al por mayor, ha hecho que los precios observados en el mercado de la costa norte en 2016-2018 caigan drásticamente, según los corredores de dichos contratos de vino y uva.
En diciembre de 2018, el excedente del vino Cabernet Sauvignon del valle de Napa se vendía al por mayor en $25–$40 dólares el galón, con vino de las mejores denominaciones a precio de gama alta. Pero en febrero de 2020 se vendía sólo por $18–$25 dólares, según Turrentine Brokerage. El Pinot Noir de las regiones elegidas de la costa de Sonoma y el valle del Russian River se vendía en $12– $14 dólares por galón a finales de 2018, buscando ganar $2 dólares más por galón con el Pinot Vintage de gama alta de 2017 que ahora cuesta entre $7–$9 dólares. Y el Chardonnay de esas sub-denominaciones del condado de Sonoma pasó de $12–$15 dólares a $7–$9 dólares.

“Todo el mundo deberá tener idea de lo que está haciendo, cuál es su uso previsto, no sólo en este momento, sino incluso durante algunos años a futuro, si puede utilizar todo el suministro que se tiene y cuál será el impacto resultante sobre el valor neto realizable”, dijo O’Hara. “No podemos asumir que será posible venderlo todo. Puede ser que se tengan que hacer descuentos significativos, o se necesite buscar alguna estrategia y tarificación alternativa”.
Los viticultores han anticipado posibles depreciaciones en el inventario debido a la situación de suministro durante meses, ya que los equipos financieros de las bodegas se preparan para las auditorías de los libros por cierre de ejercicios fiscales del 31 de diciembre, según O’Hara. Así, incluso antes de la cosecha de 2019, varios clientes de BPM habían estado transfiriendo contratos de uva debido a los excedentes de dicha fruta.

¿QUÉ PASA CON EL MÉTODO LIFO?
Según Michelle Crosbie, directora de gestión tributaria en la oficina de BPM en Santa Rosa, uno de los desafíos de una situación en la que el valor neto de realización para el inventario está cayendo, es saber cuál es el método contable de costos de inventario que utilizan los viticultores.

“Muchas bodegas están utilizando un método de inventario LIFO (que consta en dejar lo más nuevo y vender lo más viejo), el cual evita que caigan en esas depreciaciones entre el precio de adquisición y el precio de mercado”, dijo Crosbie. Con la amortización acelerada disponible a través de los recortes tributarios federales de 2018, varias industrias vinícolas en los últimos dos años tributarios han estado solicitando un cambio en los métodos de contabilidad a una base de efectivo para inventario. “No puedo decir que cambiar a un método de dinero en efectivo va a mejorar la situación, pero acelera (la depreciación de) una gran parte de los gastos que se encuentran en su inventario”.

Las bodegas pueden gastar eso en un año, luego, mientras la amortización acelerada sea disponible, los costos de inventario podrían ser gastados reduciendo así el costo de los bienes vendidos y mejorando los ingresos en efectivo, finalizó Crosbie.
Jeff Quackenbush escribe sobre vino, construcción y bienes raíces. Contáctelo en: jquackenbush@busjrnl.com ó al 707-521-4256.

Precios a granel de los
mejores vinos de la Costa Norte

Valle de Napa Cabernet Sauvignon Costa de Sonoma /Valle Russian River Pinot Noir Costa de Sonoma Chardonnay Valle Russian River

Diciembre 2018 Febrero 2020

Fuente: Turrentine Brokerage. Nota: La fruta de las sub-denominaciones notables tiende a obtener precios en el extremo superior del rango. El Pinot Noir Vintage 2017 a final del 2018 fue vendido a $2 más por galón que el Vintage Pinot de 2018.

“Pedimos a nuestros clientes que echen un vistazo a su inventario de vino a granel y vino embotellado, cómo van a usar eso en sus programas y vender en el mercado, y luego, cuando sea necesario, realizar un ajuste contable”.
Carol O’Hara, CPA, socia a cargo del equipo de BPM en el Norte de la Bahía.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma