Noticias

Bachilleres en Santa Rosa podrán completar clases de preparación universitaria para graduarse

Estudiantes de preparatoria en el distrito de Santa Rosa tendrán que tomar cursos de preparación universitaria para graduarse, comenzando con los estudiantes de primer año del próximo otoño, aunque el distrito planea ofrecer una vía de carrera alternativa que les permita a algunos estudiantes tomar cursos vocacionales en su penúltimo y último año.

Los miembros de la junta escolar votaron 5-2 para adoptar el requisito de graduación más riguroso la noche del miércoles, luego de dos horas de comentarios públicos sobre la polémica medida.

“Esta es la mayor (decisión) que se presenta ante la junta, que va a cambiar la naturaleza de la educación en las escuelas de la ciudad de Santa Rosa”, dijo Laurie Fong, una de las integrantes de la junta que apoyó el cambio.

Por tercera vez en el último mes, estudiantes y familias latinas llegaron a la reunión, instando a los miembros de la junta a aplastar el sistema de dos vías del distrito que canaliza a los estudiantes de preparatoria a una cantidad de cursos universitarios o clases que los calificaría para universidades vocacionales y comunitarias. Agitando carteles y vistiendo camisetas que decían “Acceso a la universidad ahora”, pidieron nivelar el campo de juego para las minorías, al exigir a todos los estudiantes de preparatoria completar las clases de preparación universitaria antes de obtener un diploma.

Jenni Klose, presidenta de la junta escolar, siempre ha mantenido que el distrito necesita hacer más para dar a los estudiantes de minorías y de bajos ingresos un mejor acceso a la universidad. Argumentó que los estudiantes de Santa Rosa provenientes de familias de bajos ingresos y minorías con demasiada frecuencia encuentran que en sus últimos años de preparatoria sus cursos no los califican para ser admitidos en las universidades estatales.

Primero presionó hace cuatro años para exigir a todos los estudiantes tomar los llamados cursos A-G, necesarios para ingresar a las universidades públicas del estado, pero vio poco apoyo de los maestros y miembros de la junta en ese momento.

“Es una junta diferente”, dijo Klose antes de la reunión del miércoles. “Es lo correcto para los jóvenes. Espero que podamos aprobar la política hoy y comenzar un plan para implementarlo”.

Muchos en la multitud vitorearon y aplaudieron cuando Klose y los miembros de la junta: Fong, Frank Pugh, Bill Carle y Ed Sheffield votaron a favor del cambio justo antes de las 10 pm. Evelyn Anderson y Ron Kristof se opusieron.

“Durante mi experiencia en la escuela preparatoria, ni un consejero, ni un maestro me hablaron sobre ir a la universidad“, dijo Pugh. “No sabía la diferencia en ese momento. No sabía que había una elección”.

Pugh dijo que afortunadamente asistió a la preparatoria con su esposa, a quien siguió a la universidad.

“Ella tenía padres que sabían qué hacer. Los míos no sabían”, dijo. “No todos los estudiantes tienen acceso a personas que saben… tuve suerte. Muchos no la tuvieron”.

El año pasado, alrededor de 16 por ciento de los graduados latinos de Santa Rosa completaron con al menos una calificación C los cursos de preparación para la universidad. En general, 30 por ciento de los graduados completaron las clases, mucho más bajo que el promedio estatal de 47 por ciento.

El cambio provocó la oposición de muchos profesores, personal y algunos estudiantes, quienes expresaron su preocupación por la eliminación de las clases regulares de los estudiantes, especialmente los que ya tienen problemas en la escuela.

Nuestros niños no son hechos en una talla única. No deberían ser educados de esa manera”, dijo Anderson a un cuarto lleno, pero dividido.

Aunque no son correctivas, las clases regulares fueron diseñadas para estudiantes que no planean ir directamente a una universidad de cuatro años o que no pueden mantenerse al día con sus compañeros de clase que se dirigen a la universidad.

Los funcionarios del distrito estiman que costará más de $1 millón desplegar los cambios y los apoyos académicos, que los funcionarios dijeron serían pagados por medio de subvenciones y la Fórmula de Financiamiento de Control Local.

Los maestros expresaron su preocupación sobre el costo de implementar los requisitos, así como la necesidad de capacitación de la facultad. También expresaron su preocupación por la reducción de las clases electivas.

La Asociación de Maestros de Santa Rosa, que representa a casi 1,000 educadores, dijo en un comunicado que los estudiantes con necesidades especiales “merecen alternativas a los cursos de preparación para la universidad”.

Fong y otros miembros de la junta aplaudieron a la superintendente, Diann Kitamura, por presentar un plan que le permitirá a los jóvenes y mayores participar en un programa de “certificados especiales”, que concede a los estudiantes prepararse para la industria de oficios mientras toman clases de preparación para la universidad.

Kitamura dijo que los estudiantes podrán reemplazar algunas de las clases de preparación para la universidad con “cursos apropiados para obtener el certificado de especialista”.

Bajo los nuevos requisitos, los estudiantes con planes de educación individualizados también podrán optar por no participar en las clases de preparación para la universidad, dijo Steve Mizera, asistente del superintendente de servicios estudiantiles y familiares.

Aún así, Will Lyon, presidente del sindicato de docentes y maestro de inglés en Santa Rosa High School, ha argumentado que los cambios podrían provocar que más estudiantes fallen y abandonen la escuela, así como clases de preparación universitaria menos rigurosas: todos los puntos que Klose disputó.

Kitamura ha dicho que los requisitos actuales de graduación no son muy diferentes de los requeridos por las universidades públicas del estado. Los estudiantes tendrían que tomar tres años de matemáticas en lugar de dos y dos años de un idioma extranjero en lugar de uno.

Ella dijo que 77 por ciento de las clases principales de todo el distrito ya cumplen con los requisitos de las universidades estatales.

En el Norte de la Bahía, Napa y Sonoma Valley Unified ya requieren que los estudiantes completen las clases A-G. Han visto aumentar sus tasas de graduación, dijeron los funcionarios del distrito de Santa Rosa.

Necesitamos cambiar lo que no funciona para obtener los resultados que queremos para todos los muchachos”, dijo Kitamura el miércoles. “Después de cuatro años, estamos en un punto donde alguna política debe ser puesta en marcha”.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma