Comunidad

Avanza la anexión de Roseland a la ciudad de Santa Rosa

Kevin McCallum
Written by Kevin McCallum

El plan de Santa Rosa para anexar a Roseland y otras cuatro áreas obtuvo la entusiasta aprobación de la agencia que determina las fronteras del gobierno local, preparando el escenario para la mayor expansión de la ciudad en la historia, al menos que los residentes protesten.

La mesa directiva compuesta por siete miembros de Sonoma Local Agency Formation Commission aprobó por unanimidad la solicitud de la ciudad, llamándola una decisión histórica que había tomado décadas.

“Sabíamos —la comunidad de empresarios, residentes y gobierno— todos nosotros sabíamos que este día tendría que llegar”, dijo la supervisora ​​Susan Gorin, integrante de la mesa directiva, “esa anexión fue la única solución para seguir adelante”.

Si la decisión no es bloqueada por residentes opuestos a la anexión —y existen algunos— cerca de 7,400 personas se convertirán oficialmente en residentes de la ciudad para el final del año.

Los partidarios de la anexión, entre ellos el ex supervisor Efrén Carrillo y el alcalde Chris Coursey, dijeron que los residentes de Roseland, muchos de los cuales son latinos y con escasos recursos, merecen tener mejores servicios y una voz política que obtendrían como residentes de la ciudad.

“Este es un proyecto de ley que debemos a la gente de Roseland, y es un proyecto de ley que ha estado retrasada por mucho tiempo“, dijo Coursey.

Pero un puñado de residentes le dijo a la junta que no quería convertirse ni veía los beneficios de volverse residentes de Santa Rosa, prefiriendo su condición semi rural como parte del condado de Sonoma en los límites de la ciudad.

“Para mí no hay ninguna ventaja de ser anexado a la ciudad”, dijo Tom Schneider, quien dijo que ha vivido en Hearn Avenue por 28 años. “Estoy muy contento con los cobros del condado, los requisitos y los servicios que recibo actualmente del condado”.

Schneider dijo que lo único que ve es el aumento al cobro de impuestos, más cuotas y más restricciones.

Mencionó el impuesto de 5 por ciento sobre servicios públicos que pagan los residentes de la ciudad. Según la ciudad, eso asciende a unos $10 por mes. También citó una cuota anual por agua de lluvia, que la ciudad dice es alrededor de $31 al año. Luego hay la necesidad de que él pague por los servicios de basura de la ciudad y de reciclaje, que es obligatorio dentro de los límites de la ciudad. Eso es alrededor de $17 por mes. Sus tasas de alcantarillado probablemente suban ligeramente con el tiempo.

Schneider también expresó su preocupación por no poder tener tanto ganado bajo las reglas de zonificación de la ciudad, pero funcionarios de la ciudad dicen que los actuales dueños de ganado serán protegidos de tales restricciones. El barrio de West Hearn Avenue también presionó y recibió reglas especiales para preservar el carácter rural de la zona.

Además del vecindario de Roseland, de 620 acres, la anexión incluye otras tres áreas más pequeñas en el suroeste: 34 acres a lo largo de West Hearn Avenue, 19 acres a lo largo de Victoria Drive y 17 acres de Brittain Lane. También incluye un área de 23 acres en el noroeste, a lo largo de West Third Street.

Gorin se dirigió a lo que ella llamó “el elefante en el cuarto” sin decirlo. Preguntó por qué las avenidas Standish y Moorland, áreas más al sur de los límites de la ciudad, no estaban incluidas en la anexión, como ella había anticipado.

El esfuerzo actual por la anexión es ampliamente visto como un impulso adquirido después de la muerte de Andy López, el residente de 13 años de edad de la avenida Moorland, que fuera asesinado a tiros por un oficial del alguacil del condado de Sonoma.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma