Noticias

Ante crecimiento de campamento de personas sin hogar en Santa Rosa, sugerirán a usuarios evitar sendero

Will Schmitt
Written by Will Schmitt

Un extenso campamento de personas sin hogar de más de 100 tiendas de campaña y viviendas improvisadas ha invadido un sendero público en el oeste de Santa Rosa, generando una avalancha de quejas sobre la seguridad y las miserables condiciones de vida, avivando el debate público sobre lo que muchos residentes locales señalan como otro ejemplo del fracaso del gobierno para responder a un problema sin aparente solución.

El campamento, que ahora abarca aproximadamente un cuarto de milla en Joe Rodota Trail, al oeste de Stony Point Road, ha aumentado a al menos 110 personas en las últimas semanas, en medio de una creciente lista de llamadas atendidas por la policía de Santa Rosa. El recuento ahora supera más de 80 reportes sobre personas sin hogar sobre el sendero en los últimos meses, con incidentes que van desde órdenes de arresto pendientes, hasta asalto con un arma mortal.

Funcionarios locales reconocen que el campamento no autorizado está plagado de problemas de salud y seguridad, incluida la propagación de desechos humanos, abuso de sustancias y basura esparcida por el área.

Algunos residentes dicen que el asentamiento se ha convertido en una plaga en la popular vía pública: un antiguo paso convertido en sendero y supervisado por el condado. El impacto en los residentes y negocios cercanos también se ha vuelto cada vez más claro. Aparentemente, las personas en el área del campamento han usado drogas a plena luz del día en múltiples ocasiones, y un residente del campamento dijo esta semana que sabía que una persona sin hogar arrojó una botella con orina al patio trasero de una casa adyacente.

“Este es un peligro para la seguridad pública y una crisis humanitaria“, dijo la supervisora ​​del condado de Sonoma, Lynda Hopkins, cuyo distrito incluye el campamento.

“Epicentro de la anarquía”

El tamaño cada vez mayor del campamento ha llevado a los guardaparques del condado a alejarse en gran medida del segmento de senderos, parte de un camino de 8.5 millas desde Santa Rosa a Sebastopol, que es una ruta utilizada por viajeros en bicicleta y ciclistas, corredores y caminantes. Algunos han informado que evitan el camino, no queriendo pasar por una zona amenazante. Por su parte, el condado parece estar de acuerdo, con planes ahora en marcha para aconsejar a los usuarios de senderos que eviten el área.

El asentamiento de personas sin hogar se ha convertido en “este tipo de epicentro para la ilegalidad, este tipo de símbolo para, honestamente, todo lo que está mal en el gobierno”, dijo Hopkins en un foro de candidatos a la Junta de Supervisores la semana pasada.

El área presenta en términos gráficos otro frente en el conflicto ahora demasiado familiar para partes del condado de Sonoma, el Área de la Bahía y California, donde la desenfrenada falta de vivienda es un conflicto, dijo Hopkins, entre “las personas que están cayendo por las grietas y lo que es un derecho de paso público y algo en lo que los contribuyentes invirtieron para poder viajar y salir de sus automóviles, así como pasar entre el condado oeste y Santa Rosa”.

Pero el gobierno local ha hecho poco sobre la zona altamente visible, a la vista de los conductores en la autopista 12 y los residentes en Occidental Road.

Trabajadores de Caridades Católicas de Santa Rosa, el mayor proveedor privado de servicios para personas sin hogar del condado, y algunos funcionarios locales han realizado patrullas ocasionales en el área. Los equipos de personas sin hogar del condado están listos para hacer presencia en el camino, a partir de esta semana.

Pero no hay una línea de tiempo firme para una acción contra los campistas, y una orden judicial limita lo que los funcionarios locales puedan hacer algo, al menos hasta el verano próximo.

“En última instancia, lo que queremos ver es que la gente esté abandonando el sendero porque están ingresando a los servicios”, dijo Geoffrey Ross, director ejecutivo de la Comisión de Desarrollo Comunitario. “Será un proceso de varias semanas”.

Sugieren a usuarios del sendero evitar el área

Mientras los funcionarios deciden qué hacer y cómo hacerlo, a quienes usan el sendero para recreación y viajes les será sugerido que eviten el área, dijo Bert Whitaker, director de Parques Regionales del Condado de Sonoma. Pronto serán publicados letreros que aconsejan a las personas que encuentren rutas alternativas, dijo.

Funcionarios de parques están al tanto de “varios cientos” de reportes relacionados con el uso de drogas, comportamiento obsceno y condiciones insalubres en el campamento, dijo Whitaker. En la medida que ha crecido, ha habido un incremento de reportes sobre conflictos entre las personas sin hogar y los usuarios de senderos, vecinos y guardabosques, que han disminuido sus patrullajes en los últimos tiempos para frenar un patrón de encuentros negativos con las personas sin hogar, señaló.

“Es una situación trágica la situación de las personas sin hogar en el condado, pero hay muchas personas que dependen de este sendero para acceder a sus trabajos, para recreación”, dijo Whitaker. “Es un pilar de nuestra comunidad”.

Los funcionarios locales esperan que la divulgación cara a cara en las próximas semanas genere confianza entre los campistas y los atraiga al sistema local de atención de personas sin hogar, recientemente renovado para reflejar un enfoque más amplio a la situación en todo el condado, dijo Ross. No descartó proporcionar botes de basura y baños para mejorar las condiciones de vida a lo largo del sendero, pero dijo que quería que las personas recibieran alojamiento, no sancionar a la comunidad que vive en el sendero.

“No podemos aceptar un campamento como solución”, dijo Ross.

Una residente local que puede ver el campamento desde su casa en Occidental Road, cruzando la autopista 12, dijo que estaba preocupada por el crimen entre las personas sin hogar que viven en el área, que no solo la afecta a ella sino a las familias que frecuentan el camino.

“Me preocupé mucho cuando vi a todas estas madres con carriolas y niños pequeños corriendo”, dijo Martha, quien no quería que su nombre completo fuera usado por temor a represalias por personas sin hogar cerca de ella. Agregó que en los ocho años que ha vivido allí, ha evitado el sendero: “No me sentí segura caminando sola, pero puedo ver cuántas personas lo usan”.

Defensores como Arlie Haig, con el grupo de acción para personas sin hogar, continúan presionando por campamentos de personas sin hogar o sitios de estacionamiento seguros aprobados por el gobierno, con seguridad y servicios en el sitio. Haig dijo que no estaba sorprendida por el reciente crecimiento del campamento.

“Seguirá creciendo”, dijo. “Si alguien no comienza a proporcionar servicios, cualquier tipo de ayuda posible, que es principalmente recolección de basura, baños, monitoreo de seguridad, entonces simplemente saldrá de control”.

Desplazados del Dollar Tree

El campamento es el sucesor a un asentamiento no autorizado similar que existía a lo largo del sendero a una milla al este, detrás de la tienda Dollar Tree, en Sebastopol Road. Había existido de alguna forma desde 2015 y se disparó a al menos 90 personas antes de que los funcionarios locales lo despejaran en la primavera de 2018. Ese campamento, a su vez, fue precedido por otros: a lo largo de las vías de SMART en Santa Rosa, debajo de la autopista 101 en la parte que sobrepasa el centro de la ciudad, y en terrenos urbanos subdesarrollados de Bennett Valley Road apodado “Homeless Hill”. Todos fueron desalojados por funcionarios en los últimos tres años.

Los desamparados y sus defensores, fastidiados por el desalojo del campamento cerca de Dollar Tree, demandaron al condado y la ciudad, y aunque perdieron su batalla inmediata, el fallo del juez ha limitado efectivamente las acciones por parte de la policía y los guardaparques en Santa Rosa. Ahora se requiere que las autoridades ofrezcan una cama de refugio a cada persona sin hogar y almacenamiento para sus pertenencias personales, antes de limpiar un campamento dentro de los límites de la ciudad.

Esa restricción legal se deriva de un fallo de la corte federal de apelaciones de septiembre de 2018.

Mientras tanto, Santa Rosa y el condado de Sonoma han acordado cumplir con que los policías de la ciudad o los guardaparques del condado no pueden obligar a las personas sin hogar dentro de los límites de la ciudad a acampar ilegalmente, a menos que primero se les ofrezca una cama y almacenamiento para sus pertenencias personales.

Ross dijo que el enfoque del condado sería en gran medida el mismo que la acción del año pasado en el campamento cerca del Dollar Tree.

Creo que es algo bueno. Cuando estamos haciendo este tipo de trabajo, queremos asegurarnos de que lo estamos haciendo bien con quien sea que estemos trabajando”, dijo.

La ubicación complica las cosas

La ubicación del campamento dentro de los límites de la ciudad, pero en propiedad del condado, ha complicado las cosas, lo que plantea dudas sobre qué gobierno tiene la autoridad y la responsabilidad de actuar. Ambos han estado lidiando con una serie aparentemente interminable de crisis relacionadas con incendios forestales, desde la reconstrucción en curso desde los incendios de 2017, hasta el nuevo patrón de cortes de energía generalizados ordenados por PG&E para reducir el riesgo de incendios forestales durante eventos climáticos extremos, un punto que Hopkins planteó.

Caridades Católicas de Santa Rosa ha estado en el campamento al menos una vez por semana, contando al menos 110 viviendas visibles e involucrando a más de 80 personas, 19 de las cuales han ido a refugios, dijo Jennielynn Holmes, directora de programas de Caridades Católicas, que ofrece muchos servicios locales para personas sin hogar, incluida la operación de Samuel L. Jones Hall, el refugio para personas sin hogar más grande del condado.

Holmes señaló que Caridades Católicas no había esperado a que los funcionarios del gobierno presentaran su plan para lidiar con el acuerdo de Joe Rodota Trail. “Vamos a donde están los individuos, y ahí es donde están ahora”, dijo.

Crimen que disuade a los usuarios de senderos

Datos del Departamento de Policía de Santa Rosa destacan la fricción entre la ley y algunos campistas en el sendero.

Los registros policiales indican 163 llamadas de servicio a lo largo de todo el sendero Joe Rodota desde el 1 de julio, de las cuales casi 90 estaban relacionadas con personas sin hogar. Casi la mitad de todas las llamadas a lo largo del sendero desde el 1 de julio se originaron cerca de la intersección del camino con Stony Point Road, cerca de la mayor parte del campamento.

Muchos crímenes reportados en el camino recientemente tuvieron que ver con órdenes de arresto pendientes y posesión de sustancias controladas o parafernalia de drogas. Otros se derivaron de reportes de violencia doméstica, contaminación, asalto con un arma mortal, crueldad hacia un niño e intoxicación pública, según datos policiales.

Craig Murphy, que vive cerca de Montgomery High School en el este de Santa Rosa, dijo que solía andar en bicicleta por el sendero con su familia, en excursiones por helados rumbo a Sebastopol. Esos viajes están en espera después de que Murphy vio la extensión del campamento a principios de este mes.

No hay forma de que lleve a mis hijos al sendero Joe Rodota basado en lo que vi”, dijo Murphy.

Murphy y dos amigos montaron sus bicicletas a lo largo del sendero a principios de este mes y filmaron su viaje. Los aproximadamente 11 minutos de imágenes de la pista, titulados “Wine Country se está convirtiendo en un barrio marginal y los ciudadanos huyen” (ver abajo), ha sido visto más de 14,000 veces desde que fue publicado a mediados de octubre.

Murphy dijo que el video tenía la intención de resaltar las condiciones en el camino, incluidos los casos aparentes de uso de drogas intravenosas, y estimular una respuesta de los funcionarios locales, estatales y nacionales. Se hizo eco de la declaración de Whitaker sobre la importancia del sendero Joe Rodota para los residentes locales.

“Es un camino público que solía ser algo de lo que los habitantes de Santa Rosa estaban orgullosos y algo que la gente usaba, y ahora la gente ni siquiera lo usará“, dijo Murphy.

The Press Democrat [English version]

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Facebook, Ricardo Ibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2019 La Prensa Sonoma