Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Entretenimiento Noticias

Albóndigas con queso fundido, con sabor a Halloween y Día de Muertos

Avatar
Written by La Prensa Sonoma

Los amantes de Halloween han sufrido un duro revés en los últimos años, con incendios y ahora con el COVID-19 invadiendo y suprimiendo algunas de nuestras celebraciones favoritas. No habrá festividades este año en McDonald Avenue en Santa Rosa, y sospecho que Florence Avenue en Sebastopol no tendrá la misma cantidad de niños disfrazados que en años anteriores.

Para los días de Halloween y el Día de los Muertos, siempre me ha gustado cocinar, decorar la mesa y el comedor de la manera más elaborada y espantosa posible. Tengo una larga tradición de hacer grandes ollas de pozole e invitar a amigos a compartirlo o llevarlo a casa de un amigo.

El año pasado fue distinto, tranquilo y sombrío a raíz del incendio de Kinkade y su evacuación masiva. Luego, el 1 de noviembre, la querida chef y guerrera social, Evelyn Cheatham, abandonó esta espiral mortal.

Hice un par de tacos y me acosté temprano.

Si tiene familiares y amigos para alimentar en la Noche de Brujas, puede encontrar mis recetas de pozole buscando pozole en “Eat This Now” en pantry.blogs.pressdemocrat.com.

Otra alternativa es una sopa tradicional mexicana, sopa de albóndigas. Me desvío de la tradición haciendo albóndigas con chorizo, pero tú puedes hacer cualquier tipo de albóndiga que te guste. También puede servir albóndigas con otro delicioso platillo mexicano, queso fundido.

Feliz noche espeluznante. Esperemos que el año que viene nos vea por ahí, con disfraces elaborados en lugar de máscaras faciales.

El queso fundido, simplemente queso derretido condimentado que se disfruta con tortillas de maíz calientes o chips de tortilla, es más que delicioso. Si sirve esto antes de una comida abundante, todos arruinarán su apetito si se exceden. Una gran ensalada verde y tal vez una sopa delicada es todo lo que necesitas para acompañar este plato.

Albóndigas de Chorizo

Sirve de 6 a 8 porciones


Albóndigas de chorizo ​​(receta a continuación), calientes

1½ libras de queso Monterey Jack, rallado con la hoja grande de un rallador de caja

½ libra de queso cotija o feta, desmenuzado

4 dientes de ajo picados

2 serranos picados

1 cucharadita de chipotle en polvo

3 poblanos, asados, sin semillas y cortados en tiras finas

½ taza de cilantro fresco picado

2 a 3 docenas de tortillas de maíz pequeñas, calientes

Prepare las Albóndigas de Chorizo ​​y déjelas a un lado, tapadas para mantenerlas calientes.

Caliente el horno a 475 grados.

Ponga los quesos, el ajo, los serranos y el chipotle en polvo en una cazuela de barro y use dos tenedores para mezclar suavemente los ingredientes. Colóquelo en la rejilla del medio del horno y cocine durante unos 12 minutos, hasta que el queso se derrita y burbujee. Abra el horno, esparza las tiras de poblano sobre el queso, coloque las albóndigas encima y cocine 5 minutos más.

Retire del horno, coloque sobre la mesa (asegúrese de proteger la mesa con un salvamanteles o paño de cocina doblado) y esparza el cilantro sobre todo.

Para servir, cada invitado tome una o dos tortillas en una mano, unta queso sobre la superficie de una y agrega una albóndiga.

El chorizo, más familiar para los estadounidenses como salchicha, no es una sola cosa, sino una categoría de salchichas con condimentos distintivos, especialmente pimentón, comino, ajo y vino blanco o vinagre. Aunque el chorizo ​​se originó en la península ibérica, países de todo el mundo tienen versiones tradicionales. Muchos tipos son fermentados y añejados, algunos contienen
hierbas frescas y verduras de hojas verdes y algunos son simples mezclas a granel que se pueden usar para hacer deliciosas albóndigas al estilo mexicano.

Albóndigas de Chorizo

Para 4 a 6 porciones

Aceite de oliva

1 cebolla amarilla pequeña, cortada en cubos pequeños

5 dientes de ajo picados

1 o 2 serranos picados

Sal kosher

Pimienta negra en un molino

½ cucharadita de chipotle en polvo

¾ libra de chorizo ​​fresco a granel (vea la nota a continuación)

½ libra de carne de cerdo recién molida

½ taza de pan rallado fresco, casero, de preferencia

1 huevo batido

Harina para todo uso

Caliente el horno a 350 grados.

Vierta un poco de aceite de oliva en una sartén pequeño, agregue la cebolla y saltee hasta que esté blanda y fragante, aproximadamente de 10 a 12 minutos. Agregue los ajos y los serranos y sofríe 2 minutos más. Sazone con sal y varias vueltas de pimienta negra. Agregue el chipotle en polvo, retire del fuego y deje enfriar un poco.

Coloque el chorizo ​​y la carne de cerdo en un tazón mediano, agregue la mezcla de cebolla y el pan rallado y mezcle bien. Incorpore el huevo.

Use una pequeña cuchara porcionadora para nieves (o helados) para formar bolas con la mezcla; Coloque las bolas formadas en una hoja de papel encerado.

Vierta aproximadamente una taza de harina en un tazón ancho, sazone con sal y pimienta y cubra las albóndigas dejándolas caer, unas pocas a la vez, en la harina y agitando el tazón hasta que estén uniformemente cubiertas. Regrese las albóndigas enharinadas al papel encerado.

Ponga una sartén antiadherente a fuego medio y cuando esté caliente, dore las albóndigas por todas partes, trabajando por tandas. Transfiera las albóndigas doradas a una bandeja para hornear con borde.

Cuando todas las albóndigas se hayan dorado, transfiéralas al horno y cocine por 20 minutos. Retire del horno y mantenga caliente hasta que esté listo para servir.

Nota: No recomiendo usar chorizo ​​mexicano comercial, ya que casi siempre es demasiado grasoso.

Es bastante fácil encontrar chorizo ​​a granel en los mercados locales, como Pacific Market en Sebastopol y Santa Rosa y en Franco’s One World Sausages, que puede encontrar en los mercados Farmers Market en Healdsburg, Santa Rosa y Sebastopol.

Esta sopa está inspirada en los fideos de Barcelona, ​​un plato en el que se preparan fideos cortos de forma similar a la paella. Puede ser simple, con solo la pasta tostada a fuego lento en un caldo de pescado, o complejo, con una abundancia de pescado, carnes y verduras. Aquí la pasta se tuesta y luego se incorpora a una sopa picante con albóndigas picantes. La mayoría de los mercados latinos venden fideo en paquetes de 8 onzas. Generalmente se ofrece en una variedad de anchos; Recomiendo el más fino para esta sopa. Si no puede encontrarlo, puede usar pasta de cabello de ángel y partirla en trozos cortos.

Sopa de Fideo y Albóndigas

Sirve de 6 a 8

Chorizo ​​Albóndigas, (ver receta, arriba)

4 cucharadas de grasa de pollo o aceite de oliva

8 onzas de pasta fideo o cabello de ángel, cortada en trozos de 1 pulgada
1 cebolla amarilla, picada

2 a 3 serranos, sin semillas y picados

4 dientes de ajo picados

Sal kosher

Pimienta negra en un molino

1 lata de 28 onzas de tomates triturados

8 tazas de caldo de pollo casero

1 cucharada de cilantro fresco picado

Sirve de 6 a 8

2 cucharadas de perejil italiano fresco picado

Zumo de 1 lima

2 tazas (8 onzas) de queso Jack rallado

Tortillas de maíz calientes

Rodajas de limón

Haga las albóndigas y déjelas a un lado.

Calentar la grasa o el aceite de oliva en una sartén grande profundo o cacerola pesada a fuego medio-bajo, agregar la pasta y freír hasta que esté bien dorada, revolviendo continuamente y cuidando de no quemarla. Transfiera la pasta a un plato, dejando la mayor cantidad de grasa posible.

Agregue las cebollas al sartén y saltee hasta que estén suaves y fragantes, aproximadamente 10 minutos. Agregue los serranos y el ajo y cocine 2 minutos más. Condimentar con sal y pimienta.

Agregue los tomates y el caldo. Aumente el fuego y, tan pronto como el líquido llegue a hervir, reduzca el fuego a nivel bajo para que la sopa hierva a fuego lento. Cocine a fuego lento durante 15 minutos, agregue la pasta y cocine hasta que esté tierna, aproximadamente 3 minutos. Agregue el cilantro, el perejil y el jugo de limón. Probar y corregir el condimento.

Divida las albóndigas en platos hondos y vierta la sopa caliente sobre ellas. Espolvoree con queso y disfrute de inmediato, con tortillas y rodajas de limón al lado.

Michele Anna Jordan es autora de 24 libros hasta la fecha, incluyendo “Más que albóndigas”, del cual se adaptan estas recetas. Envíele un correo electrónico a michele@micheleannajordan.com.

Vea esta nota en inglés aquí.

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma