Noticias

Agencia sugiere cambios a Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma

Nashelly Chavez
Written by Nashelly Chavez

El organismo encargado de vigilar la aplicación de la ley, bajo la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma, dijo que el proceso del departamento para manejar las quejas por presuntas conductas indebidas de sus oficiales necesita una revisión importante para corregir lo que él llamó “deficiencias persistentes” en las investigaciones internas sobre las denuncias de uso excesivo de la fuerza y ​​fallas de conducta de los empleados.

Jerry Threet, director saliente de la Oficina Independiente de Revisión y Difusión de la Oficina de Cumplimiento de la Ley del condado (IOLERO, por sus siglas en inglés), dijo que los problemas con las investigaciones internas de presuntas irregularidades por parte de personal juramentado y civil van desde la repetida ausencia de testigos externos y evidencia de que los investigadores no registran las entrevistas con testigos en varias ocasiones, un paso recomendado por la misma política del departamento.

Los hallazgos, descritos en un informe publicado por la oficina de Threet a fines del mes pasado, fueron acompañados por 36 recomendaciones sobre cómo mejorar las investigaciones internas del departamento. Threet dijo que ya ha hecho muchas de las sugerencias al departamento, a veces más de una vez, en auditorías previas de investigaciones individuales. Muchos de los problemas son recurrentes, dijo.

El informe fue acompañado por una respuesta de la Oficina del Alguacil, que defendió sus investigaciones internas, así como una respuesta secundaria de Threet.

El informe, publicado el 25 de septiembre, es posiblemente el más crítico de la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma, desde que la oficina independiente comenzó a revisar las investigaciones del personal de la agencia hace dos años y medio. Ese período ha estado marcado tanto por la colaboración con la Oficina del Alguacil, un departamento que no está acostumbrado a esa supervisión gubernamental independiente, como por el combate público con algunos supervisores del condado, que han expresado su preocupación porque Threet iba más allá de la misión de su oficina. Fue creado a raíz del tiroteo mortal en 2013 de Andy López, de 13 años, para incrementar la transparencia y la responsabilidad dentro de la agencia de cumplimiento de la ley más grande del condado.

Threet dijo que está cumpliendo esa misión con su último informe. Sus recomendaciones incluyeron un llamado a los investigadores de asuntos internos para asegurarse de entrevistar al menos a un testigo externo no empleado por la oficina, cuando las quejas sean relacionadas con acusaciones graves, incluido el sesgo racial o la fuerza excesiva.

La política actual no requiere tales entrevistas externas, aunque la Oficina del Alguacil dijo que los investigadores hacen todo lo posible por llevar a cabo dichas entrevistas cuando sea prudente.

También propuso entrevistar a todos los oficiales y empleados nombrados en las quejas, lo que no se ha hecho en múltiples investigaciones previas, dijo Threet.

Una tercera recomendación insta a la Oficina del Alguacil a adoptar una política escrita que prohíba a los empleados del alguacil participar en investigaciones que involucren a familiares, cónyuges o cualquier otra persona en la que pueda surgir un conflicto de intereses, un cambio de política que la Oficina del Alguacil dijo que ya está en marcha.

Threet observó dos casos en los que los denunciantes reclamaron un conflicto de intereses, entre ellos uno relacionado con un agente del alguacil que investigó el informe de un delito en el que un miembro de su familia era considerado una víctima.

La Oficina del Alguacil defendió sus investigaciones internas y dijo que el departamento ya sigue varias de las recomendaciones de Threet.

“En lugar de este informe de recomendaciones de políticas, la Oficina del Alguacil y la comunidad en general se habrían atendido mejor con un oportuno Informe Anual del año fiscal 17/18. La misión principal de la Oficina del Alguacil, la seguridad pública, es muy intensiva en recursos y debe equilibrarse con las solicitudes del programa del auditor”, según la respuesta.

Uno de los principales puntos de discusión entre las dos oficinas fue qué tan amplio debían los investigadores de asuntos internos profundizar al investigar las denuncias por supuesta mala conducta, dijo el alguacil Rob Giordano.

Si bien Threet recomendó entrevistar a todos los testigos que probablemente tengan información importante sobre una queja, Giordano dijo que los investigadores solo necesitan entrevistar a algunos testigos para decidir si una queja tiene algún mérito. No todos los testigos están dispuestos a participar y los investigadores no pueden obligarlos a hablar.

“El problema es, ¿probaste o no el punto del caso?”, dijo Giordano. “Si tienes cinco personas que presenciaron lo que sucedió y si entrevistas a cuatro, ¿tienes que entrevistar al quinto?”.

Pero Threet dijo que múltiples investigaciones auditadas por su oficina desde 2016 carecían de entrevistas con testigos externos, y que en la mayoría de esos casos, había al menos una denuncia que la agencia de vigilancia consideraba que merecía atención adicional.

“Nunca se puede asumir que alguien le va a dar la misma información que otra persona”, dijo Threet.

Threet no se adentró en los detalles de ninguna investigación particular porque los detalles sustanciales se mantienen confidenciales, incluso cuando se detectan irregularidades de los oficiales.

En su respuesta, la Oficina del Alguacil dirigió su propia crítica a Threet y dijo que sus auditorías demoraron la finalización de algunas de sus investigaciones internas. La revisión se realiza al final de cada investigación y puede agregar semanas al proceso, dijo Giordano, lo que obligó a los reclamantes a esperar más tiempo para obtener un resultado.

El informe es el último de los tres publicados por la oficina desde su lanzamiento en abril de 2016.

En el primer informe de Threet, publicado en marzo de 2017, aconsejó a la Oficina del Alguacil limitar la cooperación con las autoridades federales de inmigración, notificándoles a las personas solo después de haber sido condenadas por delitos graves o violentos, como se describe en una ley estatal pendiente. Cinco meses después, la Oficina del Alguacil, que supervisa las cárceles del condado, anunció que cambiaría la política para limitar aún más la cooperación con las autoridades de inmigración.

Threet anunció en agosto que tenía la intención de retirarse de su cargo al final del año, citando preocupaciones de salud como la razón de su partida. El informe de la semana pasada fue planeado antes de que decidiera renunciar, dijo.

A finales de este otoño, Threet publicará un informe final que resume el trabajo de su oficina durante el año fiscal 2017-2018. La Junta de Supervisores del condado está preparada para revisar ese informe en su reunión del 4 de diciembre.

The Press Democrat [English version]

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma