Comunidad

Adónde van los millones de dólares recaudados para víctimas de incendios en Norte de California

Decenas de millones de dólares han sido donados en las últimas semanas para ayudar a los residentes afectados por los mortíferos incendios forestales de octubre en el Norte de la Bahía, pero las grandes donaciones han dejado a algunos sobrevivientes del desastre buscando mayor claridad sobre cómo será distribuido el dinero de la ayuda.

Jil Child buscó ayuda luego de que el incendio de Tubbs destruyera su casa de Fountaingrove en el desarrollo de Vintage Woods, detrás del restaurante Sweet T’s. Mencionó que recibió $1,000 del North Bay Fire Relief Fund, encabezado por Redwood Credit Union, el senador estatal Mike McGuire y The Press Democrat. Aunque era el doble de lo que recibió de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Child, de 54 años, dijo que estaba lejos de cubrir el costo de reemplazar ropa, muebles y otras necesidades que perdió en el incendio, lo que la obligó a agotar aún más sus ahorros. Muchos de sus amigos han tenido que hacer lo mismo después de perder sus hogares.

“Hemos visto muy poco del dinero que está circulando”, dijo Child. “1,500 dólares ni siquiera ayuda a reemplazar una computadora”.

Intentó buscar apoyo adicional después de enterarse de los $17 millones recaudados a través del concierto Band Together Bay Area a principios de noviembre en el AT&T Park de San Francisco. Finalmente, fue remitida al North Bay Fire Relief Fund, que recibió menos del un millón de dólares de los ingresos del concierto, pero no permite que las víctimas soliciten asistencia más de una vez.

Es frustrante no saber adónde están yendo las grandes donaciones para diversas agencias y grupos o cómo acceder a ellas, dijo Child.

“Simplemente nos enferma escuchar que han recaudado más fondos, cuando hemos visto tan poco”, dijo.

La supervisora ​​del Condado de Sonoma, Susan Gorin, dijo que ha escuchado frustraciones similares de los residentes en redes sociales. Si bien no existe un guardián que supervise todas las donaciones, dijo que las organizaciones sin fines de lucro están comenzando a unirse para tener una idea más clara de cuánto dinero está llegando y cómo se ha distribuido.

“La rendición de cuentas y la transparencia serán importantes”, dijo Gorin, quien junto con la supervisora ​​Lynda Hopkins fue asignada para trabajar con la ciudad de Santa Rosa para rastrear el destino de los fondos. “Queremos asegurarnos de que la gente que tiene derecho a la asistencia y necesita la asistencia, reciba la asistencia”.

Community Foundation Sonoma County celebró una reunión el martes con importantes recaudadores de fondos para hablar sobre las donaciones recibidas y estrategias sobre cómo y cuándo distribuir el dinero, dijo Elizabeth Brown, presidenta y directora ejecutiva de la organización. También discutieron las necesidades futuras de la comunidad.

Su fundación hasta ahora ha recaudado $8 millones para las víctimas de incendios, pero está planeando usar el dinero para atender necesidades a largo plazo, en lugar de proporcionar un alivio inmediato en efectivo. Brown dijo que el dinero será distribuido entre las organizaciones sin fines de lucro que ya atienden a las víctimas de los incendios.

“Nos damos algo de tiempo para escuchar, aprender y aprovechar nuestro fondo para que podamos maximizar cada dólar entregado“, dijo.

El North Bay Fire Relief Fund es considerado el fondo más grande dedicado a la asistencia inmediata de las víctimas de incendios. Casi $14 millones, o 60 por ciento de los $23 millones recaudados, ya fueron comprometidos para ayudar a miles de víctimas de incendios en los condados de Sonoma, Napa, Mendocino y Lake.

Suena como una gran cantidad de dinero, hasta que se divide en cuatro condados”, dijo Brett Martínez, director ejecutivo y presidente de Redwood Credit Union.

Dijo que la necesidad es extraordinaria. Aún reciben solicitudes de personas que perdieron sus hogares, trabajos y salarios durante los incendios. Sólo en el condado de Sonoma, los incendios destruyeron 5,100 hogares y mataron a 23 personas.

A medida que las aplicaciones comiencen a disminuir, Martínez dijo que verán si pueden volver y ofrecer a las víctimas de incendios dinero adicional.

Hasta ahora, $7 millones han pasado en forma de cheques de $1,000 a las víctimas que perdieron sus hogares, sin importar si eran propietarios o arrendatarios. Más de $1 millón fue destinado a cientos de niños para reemplazar útiles escolares, libros y ropa perdida en los incendios.

El North Bay Fire Relief Fund también se asoció con organizaciones sin fines de lucro, como California Human Development, para proporcionar más de $3 millones a personas que perdieron sus empleos o salarios durante los incendios. Parte de ese dinero también fue destinado al UndocuFund, un esfuerzo lanzado por Graton Day Labor Center, North Bay Organizing Project y North Bay Jobs with Justice para proporcionar asistencia financiera a familias indocumentadas impactadas por los incendios.

“Nuestro fondo está ayudando a mucha gente”, dijo Martínez. “Nuestro objetivo es sacar esos dólares rápido”.

Dijo que los residentes que aún no han solicitado alivio tienen hasta el jueves 30 de noviembre para hacerlo, a través de North Coast Opportunities y United Way of the Wine Country, que están manejando las solicitudes para el fondo. Los residentes del Valle de Sonoma tienen hasta el 15 de diciembre para postularse a través del Centro La Luz, mientras que los residentes de Napa tienen hasta el 8 de diciembre para postularse a través del Center for Volunteer and Nonprofit Leadership.

El North Bay Fire Relief Fund recibió $750,000 de la organización con sede en San Francisco, Tipping Point, beneficiaria inicial del concierto Band Together. La organización de concesión de subvenciones recaudó un total de $23 millones, incluidos los ingresos del concierto, para residentes de bajos ingresos y vulnerables afectados por los incendios. No distribuirá el dinero directamente a las víctimas, sino que lo distribuirá a grupos que ya están ayudando a los sobrevivientes del desastre. Hasta el momento, han dirigido un total de $2 millones a ocho organizaciones, incluyendo Community Foundation Sonoma County, Jewish Family and Children’s Services y Catholic Charities de Santa Rosa.

“Tipping Point ha estado trabajando durante más de una década para encontrar y financiar a los grupos más efectivos que combaten la pobreza en el Área de la Bahía. Estamos aprovechando esta experiencia para asociarnos con las organizaciones del Norte de la Bahía que prestan servicios a las comunidades de bajos ingresos más afectadas por los incendios”, dijo Daniel Lurie, fundador y director ejecutivo de la organización sin fines de lucro.

Jennielynn Holmes, directora de vivienda en Caridades Católicas, dijo que la agencia ha visto a unas 1,000 personas buscando vivienda y otras asistencias desde los incendios. Algunos perdieron casas de alquiler en el fuego, mientras que otros fueron expulsados ​​de las unidades por propietarios que perdieron sus hogares en los incendios. Muchos nunca antes habían solicitado ayuda de Caridades Católicas, que ha confiado en donaciones como la de Tipping Point para ayudar a estas familias, dijo.

“Como organización sin fines de lucro, ya habíamos agotado nuestros recursos y exprimimos hasta el último centavo“, dijo Holmes. “Sin estos dólares adicionales, no podríamos satisfacer las nuevas necesidades que enfrenta nuestra comunidad”.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma