Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Noticias

Administración de Trump termina con permiso de residencia para miles de salvadoreños

Ricardo Ibarra
Written by Ricardo Ibarra

El gobierno estadounidense determinó este lunes poner fecha de caducidad al permiso especial que tienen casi 200,000 salvadoreños para vivir y trabajar de manera legal en el país por medio del Estatus de Protección Temporal o TPS, conocido así por sus siglas en inglés.

Con esto, la administración de Trump ha decidido que todas las salvadoreñas y salvadoreños con TPS deberán salir del país a partir del 9 de septiembre de 2019, según confirmó la abogada Liliana Gallelli, de la barra de abogados Kerosky Purves & Bogue, con instalaciones en Santa Rosa.

“La designación culmina el 9 de septiembre de 2019, para todos. EL USCIS ha declarado que nadie haga una renovación hasta que liberen nuevas formas, con la nueva fecha de terminación”, explicó Galleli.

“Tengo el presentimiento de que será igual que DACA, en el cual sólo gente con ciertas fechas de terminación podrá aplicar a la renovación”; comentó la abogada.

Para el abogado del Comité VIDAS, Richard Coshnear, ésta es una clara decisión de la administración federal de “desmembrar poco a poco” a las comunidades inmigrantes en los Estados Unidos “estén aquí por vías legales o no”.

Han ido por la comunidad haitiana, nicaragüense, ahora los salvadoreños. Están tomando pequeñas poblaciones, poco a poco. Pero si estamos juntos y unidos, les haremos la situación más difícil”, dijo el abogado de inmigración.

Coshnear comentó que varias organizaciones planean una marcha extensa en Santa Rosa para el 5 de febrero, con la intención de demandar una solución migratoria permanente para todos los que han perdido permisos de residencia y laborales bajo la administración de Trump, como son también los jóvenes con DACA.

“Tenemos que persuadir al Congreso de que es crítico para mucha gente. Pero si la gente se mantiene callada, hay pocas probabilidades de cambiar la situación”, acentuó Coshnear.

Según su perspectiva, otros beneficiarios del programa, como los hondureños, también están en riesgo de perder sus beneficios de una extensión temporal.

El Salvador, una nación con 6 millones de habitantes, se encuentra entre los lugares más violentos del mundo. Una guerra civil de 1979 a 1992, que Estados Unidos ayudó a financiar con miles de millones en ayuda militar, debilitó el sistema de justicia penal del país, permitiendo la proliferación de pandillas.

El programa TPS fue promulgado por el Congreso en 1990 para proteger a los extranjeros, particularmente a los centroamericanos, huyendo de guerras, desastres naturales o catástrofes.

En el condado de Sonoma no hay un cálculo exacto de la comunidad afectada por estas políticas, en específico de la comunidad salvadoreña, que está más extendida en ciudades como San Francisco o Los Ángeles, dijo Gallelli.

Apuntó que hay al menos tres vías para que salvadoreños beneficiarios del TPS, encuentren alternativas de residencia. “Hay formas rápidas de alivio migratorio, pero tienen que moverse rápido”, señaló Gallelli.

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma