Traído a usted en asociación con Press Democrat y Comcast
Comunidad Noticias

12 empleados del centro médico de Healdsburg resultan positivos de COVID-19

Martin Espinoza
Written by Martin Espinoza

Pero ningún paciente fue infectado.

Doce empleados del Hospital del Distrito de Healdsburg resultaron positivos de coronavirus, lo que suscitó la prueba de casi todos los 320 trabajadores del centro médico, dijeron el martes funcionarios de salud pública.

Es el segundo centro médico del Condado que se ve afectado por el virus que a la vez infecta a un grupo de empleados. En agosto, el Hospital Santa Rosa Memorial, el centro médico más grande del Condado, tuvo que enfrentar una situación que afectó a 26 trabajadores y a un puñado de pacientes.

Jim Schuessler, Director Ejecutivo del centro médico de Healdsburg, dijo que los contagios por coronavirus entre los empleados son una advertencia de que el Condado de Sonoma está experimentando una alta tasa de infección y que se deben tomar precauciones adicionales.

De hecho, el martes, los funcionarios estatales de salud pública tomaron la decisión que el Condado permanecerá en el nivel que estado desde fines de agosto: en la etapa más restrictiva del régimen de reapertura comunitaria de cuatro etapas del estado. Tal nivel inferior, que Sonoma comparte con solo ocho de los 58 condados del estado, representa a las comunidades que más luchan con la transmisión generalizada de COVID-19.

La Doctora Sundari Mase, Oficial de Salud del Condado, dijo que las pruebas capaces realizadas el lunes a los trabajadores del hospital de Healdsburg, así como el rastreo constante de los contactos de los que ya están infectados, arrojarán una luz crítica sobre la situación.

Al final de la semana, debería quedar claro si las infecciones de los trabajadores individuales no están relacionadas o si el hospital tiene un brote en sus manos en el que los empleados se transmiten el virus entre sí, dijo Schuessler.

Los funcionarios del centro médico dijeron el martes que ponderaban que la docena de trabajadores infectados contrajeron COVID-19 entre el 10 y el 24 de octubre, fuera del trabajo en la comunidad. Ningún paciente ha sido infectado, dijeron los funcionarios del hospital, y señalaron que a todos los pacientes ingresados ​​se les hace una prueba del virus.

Todavía no queda en claro si alguno de los 12 empleados infectados vive o conduce con otros para ir al trabajo juntos, dijo Gina Fabiano, portavoz del hospital.

Mase dijo que miembros del equipo de Salud Pública del Condado están ayudando a los esfuerzos del hospital para dar los contactos cercanos que los trabajadores infectados pudieron haber expuesto y ofrecen orientación y asistencia técnica. Los funcionarios de Salud Pública recomendaron al hospital que pruebe a todo su equipo de empleados, y hasta el martes 287 de ellos fueron examinados.

El centro médico dijo que las infecciones iniciales se descubrieron a través de sus propios exámenes de salud pública, como controles de temperatura.

Luego que las pruebas confirmaron el virus, esos empleados fueron enviados a casa inmediatamente a cuarentena, dijeron funcionarios del hospital. Los 12 empleados trabajaban en varios departamentos diferentes, dijo Fabiano.

Los casos entre el personal del centro médico no han obligado a cancelar las citas de ningún paciente, dijo; no obstante, los trabajadores de departamentos con menos personal podrían tener dificultads para cubrir un turno que quedó abierto debido al aislamiento de un empleado infectado en su casa.

Refiriéndose a la transmisión continua y extensa del virus en el Condado, Mase dijo que los residentes deben hacer su parte por unirse a un distanciamiento social prudente y usar cubiertas faciales, mientras los expertos en salud del Condado redoblan su batalla contra la enfermedad pandémica que surgió a mediados de marzo.

La semana pasada, el Condado lanzó un esfuerzo de salud pública intensificado a largo plazo de $16 millones para tratar de controlar la transmisión del virus.

Con una tasa de transmisión diaria ajustada promedio de 10,2 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, el Condado se encuentra muy por debajo de los 7 casos por cada 100.000 necesarios para avanzar a una etapa menos restrictiva para las empresas y los lugares públicos, de acuerdo al plan de reapertura del estado.

Mase dijo que todos los días los residentes locales le envían fotos de personas reunidas en los parques del área y otros lugares sin máscaras.

“Sé que hay bastante frustración y estamos haciendo todo lo posible”, dijo. “Mucha gente está haciendo lo correcto, pero inclusive si el 10 o el 20% de la gente no lo hace, realmente nos hará retroceder”.

Mientras tanto, Schuessler, director ejecutivo del hospital de Healdsburg, dijo que el centro médico sigue siendo un “ambiente extremadamente seguro” para el personal y los pacientes durante la pandemia.

No obstante, no podemos controlar las acciones de las personas una vez que abandonan nuestras instalaciones, colocando la carga de la responsabilidad directamente sobre los hombros de cada persona para garantizar su propia protección”, dijo Schuessler.

Puede comunicarse con el redactor Martin Espinoza al 707-521-5213 o martin.espinoza@pressdemocrat.com. En Twitter @pressreno.

 

Click here for reuse options!
Copyright 2020 La Prensa Sonoma