Entretenimiento

10 dulces mexicanos que llegaron hasta el norte de California

Ricardo Ibarra
Written by Ricardo Ibarra

[English below]

Hace unas semanas publicamos en La Prensa Sonoma dónde adquirir las mejores piñatas en el condado de Sonoma. Pero qué sentido tiene este accesorio festivo sin las golosinas. Fui a la Dulcería Las Tapatías en Santa Rosa para encontrar 10 dulces mexicanos que valgan la pena arrojarse al suelo a disputar una pelea azucarada en la fiesta infantil.

El dueño del lugar, Adrán Zepeda, mi paisano de Guadalajara, Jalisco, me ayudó a seleccionar entre una diversidad de formas, texturas, colores y sabores, hasta obtener un empalagoso abanico representativo de la confitería mexicana.

Desde mi infancia hasta mi juventud trabajé en la industria dulcera en México, así que puedo asegurar que esta selección bien podría definirse dentro de los 10 clásicos dulces mexicanos, claro, de los que logran cruzar la frontera y llegar hasta el norte de California.

Compartimos algunos de estos dulces con nuestros colegas de The Press Democrat, y algunos comentarios decían: “No entiendo por qué el chile cubre algo tan dulce. Igual no me desagrada. Pero tampoco me gusta. Lol”. O : “Salado, dulce y picante al final. ¡Me encanta!”.

Y es que a los mexicanos nos gusta el chile porque nos pone en el extremo de la vida y la muerte, es como esa prueba de valentía cuando muerdes tu primer chile jalapeño a los cuatro años de edad. Lo seguimos repitiendo en nuestra gastronomía, en nuestras botanas, y, por supuesto, nuestros dulces.

Si busca las piñatas que vienen desde Tijuana o los dulces mexicanos, Dulcería Las Tapatías está en 1630 Sebastopol Rd, de Santa Rosa. Abierto de lunes a viernes de 9 am a 7 pm. Sábados, 9-6. Domingos, 10-4. Teléfono:  (707) 536-9543.

Enseguida nuestra selección de dulces mexicanos que puede chupar, morder o masticar…

Cocadas conocidas como banderitas, por sus colores verde, blanco y rojo. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Banderitas. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Cocadas conocidas como banderitas, por sus colores verde, blanco y rojo. Tienen una textura suave. Es más popular en zonas costeras.

Coconut candy known as ‘flags’ for their green white and red color. They have a soft texture and are most popular in coastal zones.

Populares desde los años 80, esta paleta de caramelo macizo cubierto con chile en polvo era mejor cuando tenía una capa más gruesa de picante, ahora son muy light. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Vero Elotes. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Populares desde los años 80, esta paleta de caramelo macizo cubierta con chile en polvo era mejor cuando tenía una capa más gruesa de picante, ahora son muy light.

Popular since the 80’s, this hard caramel lollypop used to be better when the layer of chilly powder was thicker. Now they are too light.

QUiere mantener a un niño tranquilo, dele uno de estos borrachitos elaborados con dulce de leche y con un ligero toque de alcohol para mandarlo a dormir. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Borrachitos. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

¿Quiere mantener a un niño tranquilo?, dele uno de estos borrachitos elaborados con dulce de leche y con un ligero toque de alcohol etílico para mandarlo a dormir.

Want to keep a child calm?, give him one these ‘borrachitos’ made with milk candy and a soft touch of alcohol to put him to sleep.

Éste sí es un clásico. El dulce de cacahuate con estilo mazapán. Sabes que eres un dulcero profesional cuando logras desenvolver el papel celofán sin romper el mazapán. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Mazapán. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Éste sí es un clásico. El dulce de cacahuate con estilo mazapán. Sabes que eres un dulcero profesional cuando logras desenvolver el papel celofán sin romper el mazapán.

Without a doubt this is a classic. It is made with peanuts and inspired by the traditional marzipan style. You know you’re a professional when you are able to unwrap it without breaking it.

Esto es lo que podríamos nombrar un dulce tradicional. La oblea con cajeta de leche de cabra o de vaca remite a aquellos callejones de Guanajuato o las plazuelas de Michoacán o los mercados de Jalisco. Para chuparse los dedos. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Obleas con cajeta. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Esto es lo que podríamos nombrar un dulce tradicional. La oblea con cajeta de leche de cabra o de vaca remite a aquellos callejones de Guanajuato o las plazuelas de Michoacán o los mercados de Jalisco. Para chuparse los dedos.

This is what we can call a traditional candy. The ‘oblea’ made with cow or goat milk reaches every corner of every state of Mexico. It’s finger liking.

Aunque su relleno es el clásico dulce blando de tamarindo, lo novedoso de este producto de los 90 es el artefacto que permite extraer y chupar el contenido con divertidas ondulaciones en forma de un pelón con pelo rico. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Pelón Pelo Rico. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Aunque su relleno es el clásico dulce blando de tamarindo, lo novedoso de este producto de los 90 es el artefacto que permite extraer y chupar el contenido con divertidas ondulaciones en forma de un pelón con pelo rico.

Although the filling is the classic tamarind candy, the attention grabber of this 90’s product is the innovative way it allows you to extract and suck the contents.

Cuando no hay para echarse un buen taco de pollo, ahí están las paletas Pollito Asado rellenas de chile en polvo para entretener a la lombriz. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Pollito Asado. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Cuando no hay para echarse un buen taco de pollo, ahí están las paletas Pollito Asado rellenas de chile en polvo para entretener a la lombriz.

When there is no money for a chicken taco, we have Pollito Asado lollypops, filled with chilly powder to entertain the hunger.

Otro tradicional de Guanajuato, especialistas en la cajeta. Éste con un acento sabor a nuez; antes solía tener auténticas nueces... [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Glorias. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Otro tradicional de Guanajuato, especialistas en la cajeta. Éste con un acento sabor a nuez; antes solía tener auténticas nueces…

Another traditional from Guanajuato, specialists in ‘cajeta.’ It has a distinctive taste of nuts, and use to have authentic nuts in it.

Otro dulce de tamarindo con sal y chile. Está claro que es una pulpa azucarada con la fruta. Fácil de introducir en cualquier piñata sin riesgo de descalabrar a alguien. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Pulparindo. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma]

Otro dulce de tamarindo con sal y chile. Está claro que es una pulpa azucarada con fruta. Fácil de introducir en cualquier piñata sin riesgo de descalabrar a alguien.

Another candy made out of tamarind, salt and chilly. It can be categorized as a sweet fruit pulp candy. It can safely be place in a ‘piñata’ with out fear of hurting anyone.

Cucharitas. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma.

Cucharitas. [Ricardo Ibarra/La Prensa Sonoma.

 Con esto queda claro que a los mexicanos nos gustan los sabores dulces y picantes, otro dulce con base de tamarindo, chile y  sal, con la presentación original en cucharita.

This last one makes it clear that Mexican enjoy spicy candies, another one made out of tamarind, salt and chilly in the presentation of a spoon.


ENGLISH

10 Mexican candies that made it to Northern California

A few weeks ago we published an article indicating where to find quality ‘piñatas’ in Sonoma County. But what is the purpose of doing so if we don’t tell you about their complement, Mexican candy. We visited Dulceria Las Tapatias in Santa Rosa to find the 10 Mexican candies that are worth throwing yourself on the floor after the ‘piñata’ is broken at a children’s party.

The owner, Adrian Zepeda, who like is me is from Guadalajara, Jalisco, helped me select a variety of candies with different forms, textures, colors and taste. Together we reached a set representative of Mexican sweetness.

From my childhood to my teens I worked in the candy industry in Mexico, which is why I can assure our selection of candies can be very well defined as the 10 most classic, of course, those that were able to cross the border.

We shared some of these candies with our colleagues at The Press Democrat and obtained some interesting feedback: “I don’t understand why the spicy part is covering something so sweet. Either way I don’t dislike it. But I also don’t like it. Lol.” Or: “Salty, sweet, and spicy at the end. I love it!

Mexicans love spicy because it places us on the precipice of life and death, just like the proof of bravery when you bite your first jalapeno at four years old. The burning taste of spicy is present in our gastronomy, snacks, and of course, in our candy.

If you’re looking for ‘piñatas’ that come all the way from Tijuana or Mexican candy, Dulceria Las Tapatias is located on 1630 Sebastopol Rd, de Santa Rosa. Open Monday through Friday from 9 am to 7 pm. Saturday, 9-6. Sunday, 10-4. Phone number: (707) 536 9543.
Above our selection of candies that can be enjoyed licking, biting or chewing.

Reciba noticias semanales en su email haciendo clic en esta línea.


Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra

Click here for reuse options!
Copyright 2016 La Prensa Sonoma