Comunidad

Tienda de ropa femenina Bow N Arrow busca expandirse a Santa Rosa

Bill Swindell
Written by Bill Swindell

Las tiendas minoristas enfrentan un entorno brutal, entre el dominio de Amazon en el mercado digital y las tendencias cambiantes de los consumidores, notable en la lucha de los centros comerciales en todo Estados Unidos. En el condado de Sonoma, Mercedes Hernández, dueña y fundadora de Bow N Arrow en Cotati, ha logrado subsistir gracias a una fórmula: ofrecer servicios especiales y productos únicos.

Apenas en abril, la oficina de Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos en California la nombró joven empresaria del año. Hernández se enfrenta al desafío de competir en un mercado de ropa cambiante contra los minoristas en línea, que han sacado del mercado a tiendas reconocidas como Bebe, American Apparel y The Limited.

La estrategia de la joven de 23 años ha sido ofrecer ropa boutique a un precio asequible para su clientela mayoritariamente milenial, aunque algunos de sus clientes son de la llamada generación x. Por ejemplo, la mayoría de sus clientes no pueden comprar una camiseta de moda a $50. Si compran algo tan caro, inmediatamente se sienten culpables, dijo Hernández.

En cambio, muchos de sus artículos de ropa van de $18 a $ 32. Lo que la tienda sacrifica en los precios lo compensa con clientes frecuentes, algunas de las cuales han ido a trabajar para ella, dijo. Muchas de sus clientes son estudiantes de Sonoma State University, con presupuestos limitados.

“Simplemente no pongo los precios tan altos”, dijo. “Yo misma era una estudiante universitaria antes de comenzar con mi tienda”.

También trabaja con vendedores en Los Ángeles para adelantarse a los últimos estilos y tendencias, que luego pueden aparecer en tiendas más grandes como Forever 21 meses después. “Recibimos nuevos estilos cada semana”, dijo.

Un préstamo de Working Solutions fue fundamental para Bow N Arrow Clothing, porque le permitió a la tienda comprar su inventario inicial de ropa, con una inversión de $12,000, dijo Hernández.

“Algunos bancos me lo negaron”, añadió.

Recientemente, Hernández experimentó un revés cuando cerró un local de San Rafael, cinco meses después de operarlo, que pensó que funcionaría porque estaba cerca de Dominican University of California. ¿Su lección? Quedarse cerca de la tienda original y enfocarse en clientes híper locales que ya conocen su negocio.

“Éramos nuevos en Marín”, dijo. “Cuando piensas en ir de compras, no piensas en San Rafael”.

Sin embargo, no ha renunciado a la expansión, y está buscando una nueva ubicación en Santa Rosa. Un representante de Santa Rosa Plaza la llamó recientemente, sugiriéndole que explore algunos espacios vacíos en el centro comercial.

Hernández declinó, buscando algo menos tradicional en el centro de la ciudad.

The Press Democrat [English version]        

Noticias y eventos desde la región vinícola del norte de California para la comunidad latina.

Posted by La Prensa Sonoma on Wednesday, February 7, 2018

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma