Comunidad

Oficina del Alguacil tiene menos oficiales con habilidades en español que Policía de Santa Rosa

Nick Rahaim
Written by Nick Rahaim

El oficial del alguacil, José Acevedo, estaba haciendo visitas a un campamento para personas sin hogar a mediados de mayo, justo al norte de los límites de la ciudad de Santa Rosa, cuando llamó a un hombre adentro de una tienda de campaña. Después de que el hombre se vistió, abrió la puerta y salió, visiblemente alarmado por la presencia de oficiales con armas.

Respondió algunas de las preguntas de Acevedo, con un inglés deficiente, por lo que el oficial cambió al español. Mientras el hombre pudo ser arrestado por acampar en una propiedad privada, el miedo en su rostro disminuyó cuando tuvo la oportunidad de hablar en su lengua materna.

“Ser capaz de hablar con la gente en su propio idioma cambia toda la interacción, las personas se sienten más cómodas y más abiertas”, dijo Acevedo, uno de los 23 oficiales de habla hispana en la Oficina del Alguacil del Condado de Sonoma. “A veces soy el único oficial de habla hispana en turno, así que tengo que conducir por todo el condado para responder a las llamadas”.

A pesar de un esfuerzo de varios años por construir puentes con las comunidades de habla hispana e inmigrantes en el condado de Sonoma, la Oficina del Alguacil está atrasada, en comparación con el Departamento de Policía de Santa Rosa, en la contratación y capacitación de elementos hispanohablantes.

Alrededor de 10 por ciento de los 236 oficiales adscritos a la Oficina del Alguacil ganan un salario bilingüe por su habilidad con el español, mientras que en el Departamento de Policía de Santa Rosa, 43 por ciento de sus agentes reciben un pago adicional por sus habilidades lingüísticas. La principal diferencia es que los policías de Santa Rosa tienen una habilidad básica que los oficiales del alguacil carecen.

La fluidez y el alto nivel de sus habilidades lingüísticas son determinadas si un oficial del alguacil o un agente de la policía puede realizar investigaciones a profundidad en un segundo idioma, y si es capaz de leer, escribir y hablar con eficiencia en su gramática y vocabulario. Los oficiales y policías con dominio básico de un segundo idioma pueden responder a situaciones de emergencia, dar instrucciones y buscar información básica.

Alrededor de 11 por ciento de los oficiales de la policía de Santa Rosa son hablantes de un español fluido, frente a 9 por ciento en la Oficina del Alguacil.

“No hay duda de que la Oficina del Alguacil necesita un mejor trabajo de reclutamiento y capacitación de los oficiales que hablan español”, dijo Jerry Threet, director de la Oficina Independiente de Revisión y Extensión de la Aplicación de la Ley del condado de Sonoma (IOLERO, por sus siglas en inglés). “Es difícil conectar con comunidades latinas e inmigrantes cuando no puedes hablar su idioma”.

Threet, quien no habla español, ha notado que puede tardar mucho tiempo para que la gente se aproxime a él cuando aborda las inquietudes de seguridad pública de las comunidades inmigrantes a través de un intérprete. Pero cuando alguien se aproxima al grupo en español, “se rompe el hielo inmediatamente”, dijo.

En el condado de Sonoma, alrededor de 18 por ciento de la población con cinco años de edad o más —aproximadamente 86,000 personas— habla español en casa, según datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos. Otro 5 por ciento de los residentes, con cinco años de edad y más —alrededor de 24,000 personas— tienen poca o ninguna habilidad con el inglés.

Para que la Oficina del Alguacil interactúe con ese segmento de la población, sus pocos oficiales hispanohablantes manejan por todo el condado para apoyar con las llamadas. Acevedo, quien pasa la mayor parte de su tiempo en la zona norte del condado de Sonoma, responde por rutina a las llamadas en Petaluma y Roseland. También ayuda a traducir para el Departamento de Policía de Windsor, donde el único hablante de español en la corporación es el actual jefe y candidato al puesto de alguacil, Carlos Basurto.

“Sé que nuestros oficiales bilingües tienen una mayor carga de trabajo que otros”, dijo el vicepresidente Mike Vale, presidente de la Asociación de Alguaciles. “Me gustaría ver que les pagaran más”.

El Departamento de Policía de Santa Rosa tiene más hablantes de español que la Oficina del Alguacil. Los oficiales del alguacil ganan 90 centavos más por hora si son fluidos o tienen un alto nivel de competencia en un segundo idioma, y 45 centavos más por hora si tienen capacidad funcional.

El pago bilingüe en la Oficina del Alguacil no ha cambiado en casi tres décadas. Cuando Acevedo llegó en 1988, ganaba menos de $15 por hora, más el bono por hora de 90 centavos por su fluidez con el español. Ahora su sueldo base por hora es más de cuatro veces lo que era entonces, pero todavía gana la mismo el promedio por sus habilidades lingüísticas.

Los policías de Santa Rosa con fluidez en español reciben un pago adicional de 5 por ciento al pago base por hora, y los agentes con habilidades básicas reciben un pago adicional de 3 por ciento del salario base. Un nuevo agente fluido en español llegaría a la policía de Santa Rosa ganando por lo menos $2.09 por hora más de su salario base. Un recluta con habilidad básica ganaría $1.25 adicionales por hora, casi 40 por ciento más que un oficial del alguacil con una larga permanencia.

Sólo dos oficiales del alguacil reciben 45 centavos extra por hora, por sus habilidades básicas con el español, mientras que 76 de los 175 oficiales de policía de Santa Rosa cumplen con el mismo estándar bilingüe básico. Muchos policías de Santa Rosa no llegaron al trabajo con habilidades de español, pero estudiaron en el camino.

“Animamos a nuestros oficiales a aprender español”, dijo el capitán Rainer Navarro. “Proporcionamos materiales de instrucción, pero los oficiales aprenden en su propio tiempo”.

Encontrar reclutas calificados es difícil, en general, dijo Navarro, sin importar si hablan español. Esta es parte de la razón por la que la policía de Santa Rosa anima a los oficiales a aprender español. En la Oficina del Alguacil no ha habido el mismo empuje para los oficiales.

Para Acevedo, quien está a punto de terminar sus más de 30 años de carrera en la aplicación de la ley, una mejor paga bilingüe no le afectaría mucho.

Pero mirando hacia el futuro, espera que la Oficina del Alguacil ofrezca un salario más competitivo para atraer más oficiales de habla hispana a la corporación.

“Creo que el salario tiene algo que ver con que no podamos contratar a más hablantes de español”, dijo Acevedo. “Si usted es un hispanohablante bilingüe y ve que hay dinero extra en otros departamentos, no tienes que pensarle mucho”.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma