Comunidad

Más de 200 mil toneladas de escombros removidos de incendios en Santa Rosa

Paul Payne
Written by Paul Payne

Equipos pesados ​​recorrieron el devastado vecindario de Coffey Park en Santa Rosa el miércoles mientras una limpieza masiva era ejecutada tras los incendios forestales de octubre, que mataron a 24 personas en el condado de Sonoma y destruyeron más de 5,100 viviendas.

Contratistas privados que trabajaban 12 horas al día, siete días a la semana, ocupaban los lotes llenos de escombros, amontonando madera carbonizada, metal y concreto en camiones de volteo que iban y venían al vertedero del condado. El estruendo continuaba por la noche bajo el resplandor de reflectores gigantes.

En todo el condado, las cuadrillas de un puñado de compañías han eliminado 209,000 toneladas de escombros, de 595 propiedades, incluidas las de Fountaingrove, Larkfield-Wikiup y Coffey Park, el barrio noroeste de Santa Rosa, donde se perdieron más de 1,000 viviendas.

El objetivo es completar el trabajo a principios del próximo año, sentando las bases para la reconstrucción.

“Nos estamos moviendo a un ritmo bastante bueno”, dijo Patrick Bloodgood, vocero del Cuerpo de Ingenieros del Ejército (Army Corps), la agencia federal que supervisa el proyecto.

Pero aún hay mucho trabajo por hacer. 3,900 propiedades más esperan ser limpiadas en un proceso que toma alrededor de un día por lote.

Funcionarios de Santa Rosa dijeron que los propietarios de alrededor de 85 lotes no se han suscrito para la eliminación federal de escombros, que tenía como fecha límite el 13 de noviembre, ni presentaron planes para limpiar las propiedades ellos mismos. El Concejo de la Ciudad celebra una reunión especial este jueves a las 5 pm para discutir la declaración de esas propiedades como molestias públicas y establecer un proceso para asegurar que los desechos se eliminen de manera segura.

Paul Lowenthal, asistente del jefe de bomberos de Santa Rosa, dijo que la ciudad podría finalmente despejar la tierra y enviar la factura a los propietarios. Pero otros aspectos de la recuperación —desde tender nuevas líneas eléctricas hasta derribar cientos de árboles quemados— continúan según lo planeado, dijo.

“Es un esfuerzo masivo coordinado para ayudar a la comunidad a recuperarse lo más rápido posible“, dijo Lowenthal.

Los incendios forestales que estallaron el 8 de octubre fueron los más destructivos en la historia de los Estados Unidos, consumiendo 137 millas cuadradas sólo en el condado de Sonoma y creando un camino a través de densas áreas residenciales. El incendio más dañino, el incendio de Tubbs, rugió desde Calistoga hasta Santa Rosa, saltando por la autopista 101 y reduciendo hasta el suelo estructuras en el vecindario de Coffey Park. Los equipos de limpieza de una media docena de contratistas privados han descendido a los barrios, muchos trabajando 12 días seguidos con sólo un día libre, acumulando horas extras.

Jess Todd, un capataz de Ghilotti Construction Co., con sede en Santa Rosa, dijo que su empresa ha despejado unos 70 lotes en Coffey Park y Larkfield. Cada uno sigue un proceso prescrito que comienza con la eliminación de objetos carbonizados y termina con la nivelación de hasta medio pie de suelo para eliminar posibles contaminantes, dijo.

Cliff Hollenbeck, residente de Coffey Park, tenía 23 años cuando compró la casa de estilo rancho sin terminar. Treinta y un años más tarde, el hogar donde él y su esposa Ty criaron a una familia, fueron destruidos en el incendio de Tubbs. Esta semana, vio a los empleados de Ghilotti raspar los escombros, devolviendo el sitio a una zona plana de tierra.

Planea reconstruir: “Se ve mejor que cuando se quemó”, dijo Hollenbeck, mientras observaba una excavadora amarilla retumbar sobre su terreno aplanado. “Ahora puedo imaginar un hogar aquí”.

Con información del reportero de The Press Democrat, Kevin McCallum

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma