Comunidad

Jornaleros regresaron a trabajar aunque desplazados por incendios

Bill Swindell
Written by Bill Swindell

Después de un retraso de dos días, algunos viticultores locales se preparaban para cosechar las uvas faltantes este miércoles, mientras que los equipos de bomberos todavía estaban luchando contra incendios forestales que han causa destrucción y muerte.

La mayoría de las salas de degustación de vino permanecieron cerradas, mientras los viñedos trabajaban con jornaleros desplazados por los incendios. Los turistas también parecían estar alejados debido al aire insalubre.

Honig Vineyard & Winery, en Rutherford, se estaba preparando para recoger uvas cabernet sauvignon y petit verdot de dos viñedos este miércoles, dijo Michael Honig, presidente y director ejecutivo.

“Estamos funcionando y operando, como la mayoría de viñedos en general”, dijo Honig, presidente de la junta directiva del grupo comercial de Napa Valley Vintners. “Queremos traer las uvas”.

Duff Bevill, fundador de Bevill Vineyard Management en Healdsburg, dijo que planeaba al menos una operación el miércoles, aunque estaba teniendo dificultades para llegar a las cosechas ya retrasadas desde el lunes. Planeó proporcionar a sus tripulaciones máscaras para mitigar el riesgo en la salud debido al aire contaminado por el humo de los incendios.

Jackson Family Wines, de Santa Rosa, suspendió sus selecciones con la excepción de uno en Lake County, un área no afectada por los incendios. Ninguna de sus propiedades había sufrido daños hasta el martes.

Jackson recolectó cerca de 75 por ciento de su cosecha en la Costa Norte, dijo la portavoz Caroline Shaw, agregando que la decisión de suspender la cosecha no era motivo de preocupación para sus trabajadores.

Los incendios estallaron al final de la cosecha de la uva, ya interrumpida por una ola de calor a principios de septiembre, seguido por las temperaturas inusualmente frías, que amenazó con la pudrición de la fruta.

Los jornaleros pueden ganar hasta 1,500 dólares por semana durante la cosecha, la cual termina normalmente en noviembre, dijo Bevill. Algunos trabajadores contactados en Facebook por La Prensa Sonoma expresaron su preocupación por trabajar en el aire nocivo, que fue señalado como “insalubre” el martes por el Distrito de Administración de Calidad del Aire de la Bahía.

“Los supervisores no nos han dicho nada sobre el uso de mascarillas, y que si los queríamos, teníamos que pagarlo de nuestro propio bolsillo”, dijo la trabajadora Sonia Rosas.

Sofía Ortiz dijo que ella y otros recolectores estaban recibiendo máscaras. “Nos han dicho que quien quiera trabajar puede hacerlo si las condiciones son correctas y que quien no quiera trabajar no tiene que venir”.

Las llamas han destruido algunos viñedos, en particular Paradise Ridge, en Santa Rosa, y Signorello Estate Winery a lo largo del Silverado Trail en el condado de Napa. Cal Fire dijo que hubo “daños extensos” a los viñedos en la región de Atlas Peak, en el condado de Napa.

Los equipos de Bomberos de Cal Fire fueron capaces de evitar daños significativos al viñedo Gundlach Bundschu, en Sonoma, por el incendio de Nunns, deteniendo el resplandor el martes cerca de la línea de la propiedad, aunque se quemaron algunos bloques de viñedos, dijo Katie Bundschu, vicepresidenta de mercadeo y ventas.

Haga clic en este enlace para acceder a importantes servicios de emergencia.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma