Comunidad Noticias

Healdsburg reafirma su apoyo a comunidad inmigrante trabajadora

Clark Mason
Written by Clark Mason

The Press Democrat [English version]

Healdsburg se unió al creciente número de gobiernos locales y escuelas que reafirman su apoyo a los inmigrantes indocumentados presentes en el condado de Sonoma, asegurándoles que el departamento de policía no ayudará con redadas ni deportaciones.

Un grupo de más de 150 personas se reunió el 21 de febrero para pedir al ayuntamiento local que tomara medidas para proteger a los trabajadores inmigrantes, que constituyen la columna vertebral de la industria del vino, alimentos y hotelería, lo cual define a esta ciudad como destino turístico.

Las botellas de vino producidas en el área de Healdsburg bien podrían decir: “Cultivadas, producidas y embotelladas por inmigrantes”, dijo Megan Glaab, vitivinicultora y propietaria de Ryme Cellars. Dijo que Healdsburg se beneficia de su arduo trabajo y “merecen nuestro apoyo”.

Más de 20 personas, todas a favor de que el concejo adoptara una postura para resistir la represión federal en el tema de la inmigración, compartieron comentarios conmovedores sobre el miedo palpable en la comunidad latina, de que sus familias sean desgarradas por estas políticas.

“Mucha gente vive con miedo. Ellos necesitan saber que la gente se preocupa por ellos“, dijo Alex Armstrong, director ejecutivo de Alliance Medical Center, quien dijo que algunos de sus pacientes han cancelado citas médicas por temor a que sean recogidos por autoridades de inmigración.

En una votación de 5-0, el concejo aprobó una resolución “reconociendo y abrazando la diversidad de la comunidad, y expresando el compromiso de la ciudad a la no discriminación”.

El concejo también acordó trabajar con grupos sin fines de lucro para ayudar a educar a los inmigrantes sobre sus derechos y obtener representación legal. Fue destacada la nueva organización Corazon Healdsburg, una agencia que trabaja en estrecha colaboración con la comunidad latina para conectarlos con recursos y servicios existentes.

“Queremos reafirmar nuestro apoyo a todos los miembros de nuestra comunidad y valoramos a todos aquí, sin importar su estatus migratorio“, dijo el alcalde Shaun McCaffery. “Son miembros valiosos y contribuyentes a nuestra sociedad, y es importante dejar que esto sea conocido”.

Healdsburg tiene un porcentaje relativamente alto de residentes latinos —aproximadamente 33 por ciento— en comparación con 26 por ciento de la población latina en el condado de Sonoma.

El jefe de policía local, Kevin Burke, dijo a la audiencia que ha sido una práctica del departamento, por mucho tiempo, de no detener a las personas únicamente por su estatus migratorio.

“Eso no va a cambiar”, dijo. “No es nuestro trabajo”.

La discusión se produjo mientras la administración del presidente Donald Trump se prepara para reprimir la inmigración ilegal, al señalar su intención de expandir las deportaciones entre aquellos ilegalmente en el país, sin importar si han cometido crímenes graves.

Trump ha amenazado con cortar los fondos federales a las jurisdicciones que no cooperen.

Healdsburg ha recibido en los últimos años, desde $900,000, hasta $8.8 millones de dólares al año en fondos federales, principalmente para seguridad pública, proyectos de carreteras y rehabilitación del Memorial Beach Bridge.

Uno de los exponentes dijo al concejo que los caminos y puentes pueden ser reparados en cuatro años, pero “no así nuestros corazones y comunidades“.

Varias comunidades de California han expresado sus preocupaciones para proteger a la población inmigrante. Santa Rosa se declaró en enero una “ciudad indivisible”, en un esfuerzo por expresar su apoyo a los inmigrantes indocumentados, sin usar el polémico término “santuario”.

Una pieza clave de la resolución de Santa Rosa es que la policía no hará cumplir las leyes federales de inmigración civil, tampoco investigará o aprehenderá a las personas únicamente por una posible violación de la ley de inmigración.

Varios colegios y distritos escolares en todo el estado —incluyendo Santa Rosa City Schools— han adoptado posturas para apoyar a sus estudiantes indocumentados.

La junta directiva de Santa Rosa Junior College se declaró también un “refugio seguro” para sus cientos de estudiantes indocumentados, aprobando una medida que busca salvaguardar la información personal de los estudiantes.

Reciba noticias semanales en su email haciendo clic en esta línea.


Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2017 La Prensa Sonoma