Noticias

Cuál será el futuro de Roseland ahora que será incorporado a Santa Rosa

Kevin McCallum
Written by Kevin McCallum

Cuando Santa Rosa acordó en 2016 anexar a Roseland, lo hizo sabiendo que el vecindario fuertemente latino, con tierras no incorporadas del condado de Sonoma, iba a necesitar decenas de millones de dólares en inversiones públicas para cumplir con los estándares de la ciudad.

Tres semanas antes de que la anexión fuera hecha oficial, los incendios forestales más devastadores en la historia de los Estados Unidos arrasaron con grandes franjas de la ciudad.

Ahora, mientras la ciudad se prepara para dar la bienvenida oficial a 7,400 residentes de Roseland este sábado, no está claro qué impacto tendrán los incendios forestales en la promesa de la ciudad de invertir en caminos, aceras y parques, que son requeridos con urgencia para la comunidad históricamente marginada.

“No vamos a olvidar nuestras obligaciones posteriores a la anexión”, dijo el concejal John Sawyer.

“Creo que nuestros nuevos residentes de Santa Rosa deben sentirse seguros de que nuestra dedicación para ver mejoras en su calidad de vida no es vacilante, pero la línea de tiempo pudo haber cambiado“.

El compromiso de la ciudad de llevar a Roseland al mismo nivel de servicios públicos que disfrutan otras partes de la ciudad nunca fue acompañado por un plazo. Los funcionarios siempre han hablado, no de años, sino de décadas, un punto que Sawyer reiteró.

“No va a suceder de la noche a la mañana”, dijo Sawyer. “Tomarán décadas para que Roseland adquiera las cosas que más queremos”.

Ahora, dijo, con la imagen del presupuesto de la ciudad nublada y sus prioridades remodeladas dramáticamente, los residentes de Roseland tendrán que ser pacientes sobre la rapidez con la que la ciudad pueda ofrecer parte de la infraestructura y los servicios adicionales discutidos durante tanto tiempo.

“Tendremos suerte sólo para mantener nuestra cabeza afuera del agua“, dijo Sawyer, sobre la imagen del presupuesto actual.

El Concejo de la Ciudad se reúne el jueves y el viernes para discutir sus objetivos presupuestarios. El sábado será la celebración de bienvenida que había sido programada para el 4 de noviembre del año pasado. Del mediodía a las 4 pm, el evento en el sitio del futuro Roseland Plaza incluirá comida, música, juegos para niños, una entrega de libros y funcionarios de la ciudad que brindarán información sobre sus departamentos.

“Estamos entusiasmados de finalmente poder darles la bienvenida formal a todos y brindarles información sobre lo que significa ser residentes de Santa Rosa y qué servicios brinda la ciudad”, dijo Jessica Jones, una planificadora de la ciudad a cargo del esfuerzo de anexión.

Muchos de esos departamentos de la ciudad ya han estado trabajando en Roseland desde la fecha de anexión del 1 de noviembre. Los agentes de policía han estado patrullando las calles, respondiendo a 292 llamadas de servicio y haciendo 13 arrestos en noviembre de 2017.

Eso se compara con 10,800 llamadas totales por servicio en la ciudad y 292 arrestos en el mismo período de tiempo, un modesto aumento sobre una base porcentual en toda la ciudad, dijo el capitán Ray Navarro.

Los equipos de ingeniería de tráfico han estado instalando nuevos letreros, particularmente cerca de las escuelas, para garantizar que sean modernos y consistentes con los demás en la ciudad. Los equipos de obras públicas han estado eliminando el graffiti, limpiando los desagües pluviales y llenando baches.

Y los planificadores urbanos están avanzando diligentemente en proyectos de desarrollo a largo plazo, desde el proyecto Roseland Plaza en el sitio del antiguo supermercado Albertson’s en Sebastopol Road, hasta proyectos más pequeños como un nuevo restaurante, bar y sala de billar propuestos al otro lado de la calle.

“Creo que va a ser mejor para la comunidad en general”, dijo Jorge Mondragón, el arquitecto del proyecto del restaurante, tentativamente llamado Sebastopol Bar & Grill and Billiards.

Ahora que Roseland es parte de la ciudad, Mondragon está optimista de que el proyecto se desarrollará sin problemas, espera una apertura para el 5 de Mayo, con más inversiones a lo largo del corredor de Roseland Avenue.

Obtienes más atención, más servicios, si estás en la ciudad propiamente, en lugar de si estás en el condado”, dijo.

Sin embargo, hay indicios de demoras en el despliegue de los nuevos servicios de la ciudad. A pesar de que el Concejo de la Ciudad aprobó un presupuesto hace ocho meses para un nuevo sargento y cinco nuevos oficiales para Roseland, ninguno ha sido contratado, dijo Navarro.

Esas contrataciones están en proceso, y dónde finalmente serán asignados, no han sido determinadas, dijo.

También está por suceder un proyecto para repavimentar varias calles de Roseland y hacer que las aceras sean totalmente accesibles. La construcción comenzó en agosto y se suponía que la pavimentación tendría lugar principalmente a fines de octubre y principios de noviembre, hasta que los incendios pospusieran el proyecto hasta abril.

Sin embargo, en el restaurante mexicano Pepe’s, residentes larga data expresaron optimismo de que Roseland finalmente estaba recibiendo el respeto y la atención que merecía.

Mientras preparaba un burrito, Saul Solis, de 27 años y oriundo de Roseland, dijo que hay una clara diferencia entre la forma en que los agentes del alguacil y los agentes de policía interactúan con los residentes.

Los oficiales del condado, dijo, parecen predispuestos a suponer que las personas han hecho algo malo, mientras que la policía parece más interesada en ayudar a resolver las situaciones, dijo.

“Es un paso adelante”, dijo Solís sobre el cambio.

De hecho, qué organismo de aplicación de la ley sería responsable de Roseland ha sido un factor importante en el debate sobre la anexión por décadas.

Un impulso anterior de anexión se estancó en 2008 cuando, entre otras cosas, la ciudad y el condado no pudieron ponerse de acuerdo sobre el financiamiento de los costos de seguridad pública.

La muerte a tiros en 2013 de Andy Lopez, de 13 años, cometida por un oficial del alguacil en el barrio de Moorland, desincorporado e insuficientemente atendido, dio una renovada urgencia a los esfuerzos de anexión. López recibió varios disparos mientras llevaba una pistola de aire que se parecía mucho a un AK-47.

Algunos podrían preocuparse si Roseland podrá conservar su identidad como parte de la ciudad de Santa Rosa, dijo Carolina Padilla, de 22 años.

Pero ella no es una de ellas. Trabajando en la caja de Pepe’s, Padilla dijo que creció en Roseland, pasó por las escuelas locales y está a punto de graduarse de la Universidad Estatal de Sonoma con un título en psicología.

Supuso que ser oficialmente parte de la ciudad no cambiará mucho la identidad del vecindario. “Siento que no importa cómo lo llamen, creo que Roseland siempre será Roseland“, sostuvo.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma