Noticias

Cerco policial de ocho horas terminó con hombre arrestado en Santa Rosa

J.D. Morris
Written by J.D. Morris

Un asedio de un día entre la policía de Santa Rosa y un hombre escondido dentro de una casa de Roseland terminó pacíficamente el jueves por la noche cuando el sospechoso fue puesto bajo custodia alrededor de las 7:30 pm.

Más de siete horas después de responder a los informes de una persona posiblemente armada con rehenes, la policía detuvo a Adrián Aurelio Aldama, de 31 años, con una playera blanca en una casa localizada en la cuadra 1500 de Dutton Avenue, entre Cherie Way y Funston Drive. No había rehenes cuando el hombre fue detenido.

La mayoría de los caminos circundantes fueron reabiertos a los residentes alrededor de las 8 pm después de que se emitió una orden de cierre total en el lugar poco antes de las 2:10 pm. Los agentes dijeron que es sujeto parecía estar involucrado en el intento de robo a mano armada en Harry’s Market, en la calle West Ninth, a una milla y media de la casa donde ocurrió el asedio del jueves.

En ese intento de robo, un hombre enmascarado y armado disparó una escopeta cerca de la cabeza del empleado de la tienda, cuando no pudo abrir la caja bloqueada. El sospechoso huyó.

Los eventos del jueves comenzaron alrededor del mediodía cuando la policía de Santa Rosa recibió una llamada sobre una persona armada con posibles rehenes en una casa unifamiliar, en Dutton Avenue, dijo el sargento Summer Black. Alrededor de las 4 pm, la policía ya no creía que el hombre tuviera rehenes.

Los informes preliminares de la policía describieron un enfrentamiento con una persona armada con un arma de “largo alcance”. Black luego se negó a confirmar tales detalles.

El sospechoso no estaba armado cuando fue puesto bajo custodia, dijo Black, y no estaba claro el jueves por la noche si la policía encontró armas dentro de la casa.

Como los patrulleros de Santa Rosa y un equipo SWAT del departamento permanecieron estacionados afuera de la casa durante varias horas, la policía ordenó repetidas veces por medio de un altoparlante que saliera con las manos en alto. Unos minutos después de las 7:30 pm, después de numerosos comandos que incluyeron “manos en la parte superior de la cabeza” y “hacer lo que le dicen” y “caminar de regreso al sonido de mi voz”, más oficiales se movieron hacia el lado sur de la casa. Al sospechoso se le dijo que cayera de rodillas y luego fue esposado.

Fue puesto bajo custodia sin más incidentes. Antes de ser puesto bajo custodia, el sospechoso nunca respondió a las órdenes de la policía, según Black.

Durante el encuentro, a los residentes no se les permitió regresar a sus hogares dentro del perímetro policial.

Varios residentes locales, familiarizados con la propiedad rodeada por la policía, dijeron que ha habido muchos problemas con los residentes allí, incluyendo peleas nocturnas y tráfico peatonal sospechoso a todas horas.

Joseph Silny, que vive al otro lado de la calle de la casa, con su esposa Jamie Flynn, dijo que la policía a menudo ha sido llamada a la misma dirección, “pero nada como esto”.

Desde el patio trasero de Silny, el vehículo SWAT BearCat estacionado en el camino de entrada a la casa era visible, mientras los oficiales de la ley llamaban, identificándose como parte del Departamento de Policía de Santa Rosa y ordenando a quien estaba adentro: “Salga por la puerta principal con sus manos arriba”.

La orden fue dada por varias horas sin ninguna respuesta.

Los residentes locales observaron desde detrás de la cinta de la policía que miembros del SWAT fuertemente armados del Departamento de Policía de Santa Rosa entraban y salían de la propiedad, a menudo con las armas desenfundadas.

Sergio Trujillo, de 15 años, que vive frente a la casa donde se desarrollaron los eventos del jueves, dijo que a menudo escuchaba peleas nocturnas en la casa.

“Por la noche, a la una o las dos de la madrugada, escuchas un montón de gritos”, dijo Trujillo. “Es casi como una casa problemática”.

Las seis escuelas, con sus 2,800 estudiantes del Distrito Escolar Roseland, fueron puestas bajo custodia por la administración y los niños fueron entregados a sus familias, dijo la superintendente Amy Jones-Kerr. La acción de emergencia causó largas fulas de padres en autos que esperaban recoger a sus hijos en cada escuela.

The Press Democrat [English version]          

Reciba noticias semanales en su correo electrónico haciendo clic en esta línea.

Contacte al editor de La Prensa Sonoma, Ricardo Ibarra, en el teléfono: 707-526-8501. O en el correo electrónico: ricardo.ibarra@pressdemocrat.com. En Twitter @ricardibarra.

Click here for reuse options!
Copyright 2018 La Prensa Sonoma